Las razones de la inusual protesta de los futbolistas de Tolima y Cali en la final, contra la Dimayor

Los futbolistas se pararon al inicio del partido de ida de la final y luego publicaron un comunicado, a través de Acolfutpro, en el que dicen que “es inadmisible que no seamos tenidos en cuenta en la toma de decisiones que afectan nuestra actividad profesional”.

Apenas el árbitro Wilmar Roldán dio el pitazo inicial para el partido de ida entre Tolima y Deportivo Cali, en el Estadio Palmaseca, los jugadores de ambos equipos se quedaron quietos en la cancha, por varios segundos.

La acción, que pudieron ver en vivo y en directo millones de personas, era una protesta directa contra la Dimayor y los dirigentes de los clubes profesionales, por las decisiones que tomaron en la asamblea del viernes pasado, en la que definieron el calendario de torneos y competencias para 2022.

Puede interesarle: Estas son las serias denuncias por las que el fútbol colombiano sería considerado un cartel

Unas horas después, la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) publicó un comunicado en el que explicaba las razones de la protesta y decían que con ese acto simbólico, estaban representados todos los futbolistas profesionales del país

Es inadmisible que no seamos tenidos en cuenta en la toma de decisiones que afectan nuestra actividad profesional y que, anteponiendo intereses económicos, los directivos hayan aprobado un calendario de competiciones con un excesivo número de partidos, que afectan nuestros periodos de descanso mínimo entre juegos, lo que al final afectará nuestra salud y por lo tanto nuestro rendimiento de élite“, dice el comunicado.

En general, los jugadores protestan porque el pasado viernes, trascendió en los medios que la Asamblea de la Dimayor había aprobado jugar dos campeonatos al año, con fecha de clásicos incluida y con cuadrangulares como los de esta edición.

Además, la información publicada decía que habían decidido que el periodo de descanso entre ambos torneos iba a ser solo de 15 días. Algo excesivo para los futbolistas, si se tiene en cuenta la cantidad de compromisos internacionales de 2022.

Le puede interesar: El poder ‘intocable’ del fútbol colombiano

“El Mundial de Catar, la Copa América Femenina en Colombia y tres fines de semana de elecciones, deben ser las razones para implementar unos sistemas de juego más cortos, pensando en la calidad del espectáculo y no en la cantidad de partidos, y además gestionar nuestra carga de trabajo ya que somos los actores más importantes”, explican.

Para ellos, “es increíble que no tengan en cuenta que hay futbolistas que, debido a las participaciones con sus clubes en competiciones internacionales, llegan a disputar cerca de 70 partidos en la temporada, por lo que una vez más serían castigados con un calendario tan cargado”.

Además de ese calendario “excesivo“, según los futbolistas, la Dimayor también redujo el número de sustituciones de cinco a tres (como venía funcionando antes de la pandemia) y decidió que no podrían haber más de cinco jugadores en el banco de suplentes, una medida que podría llevar a los clubes a recortar los planteles en detrimento de los futbolistas.

No se entiende la razón por la que, en medio de esta saturada carga de partidos, decidieron disminuir a tres el número de sustituciones, pese a que sigue vigente la reglamentación de la Fifa para hacer cinco cambios y a que aún estamos en emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19, dice el comunicado a ese respecto.

Le puede llamar la atención: El fútbol femenino necesita más que 3.000 millones de pesos del Ministerio del Deporte

Por otro lado, los futbolistas también protestaron por las decisiones respecto a la liga de fútbol femenina: “Consideramos además que el anuncio de hacer un solo torneo (…) entre febrero y mayo, sigue siendo insuficiente para que nuestras compañeras puedan desarrollar su actividad profesional y no corresponde a lo que se había anunciado sobre la posibilidad de que tuvieran competencias durante la mayor parte del año”.

Ningún dirigente ha respondido al comunicado ni a la protesta de los futbolistas, quienes volvieron a pedir una negociación colectiva de las condiciones de sus contratos.

“Seguiremos apoyando a Acolfutpro como nuestro representante en esa labor que realizan por alcanzar una negociación colectiva con la FCF y la Dimayor, con la mediación del Ministerio del Trabajo, con la que podamos concertar unas condiciones laborales justas tanto por la salud de nosotros, como por el bien del juego en sí”, dice el comunicado.

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio