Bielorrusia: el ‘protegido’ de Putin, a puertas de duras sanciones de la Unión Europea

La tensión entre la Unión Europea y el tándem entre Rusia y Bielorrusia ha alcanzado su mayor nivel desde agosto de 2020, a raíz de que el gobierno bielorruso forzó a un avión de pasajeros a aterrizar en Minsk para detener al opositor Román Protasévich. La crisis internacional podría tener serias consecuencias.

Cronología del incidente

El avión de la compañía Ryanair que viajaba de Grecia a Lituania fue forzado a efectuar un aterrizaje de emergencia debido a una supuesta amenaza de bomba. La presidencia precisa que el presidente Alexander Lukashenko ordenó que el avión fuera obligado a aterrizar en el aeropuerto de Minsk escoltado por un caza Mig-29.

Protasévich, refugiado en Lituania, cumplió un importante papel en la ola de protestas consecutivas a la reelección a la presidencia de Lukashenko, acusado por la oposición de fraude.

Francia e Irlanda denunciaron una acción “inaceptable”, mientras que Polonia acusó a Bielorrusia de “terrorismo de Estado“. Altos funcionarios de la Unión Europea (UE) han advertido a Bielorrusia que es responsable de todos los pasajeros. Estados Unidos ha exigido la liberación inmediata del opositor.

Bielorrusia afirma que reaccionó legalmente ante una amenaza de bomba del grupo palestino Hamás y rechaza “acusaciones infundadas“. Pero varios mandatarios, entre ellos la canciller alemana Angela Merkel, han dicho que la explicación es “completamente inverosímil“.

Rusia, aliada de Bielorrusia, dice que está “sorprendida de que Occidente califique el incidente de ‘sorprendente’“. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió una investigación independiente sobre el aterrizaje forzoso, que la UE y la OTAN apoyan.

A última hora del lunes, Protasévich apareció en la televisión estatal bielorrusa donde dijo que “confesó” su papel en la “organización de disturbios masivos“. Aseguró que gozaba de buena salud, pero los medios opositores señalan marcas oscuras en la frente, signo de posibles malos tratos. Su padre declaró que se trata de “una puesta en escena” realizada bajo presión.

Los líderes de la UE decidieron cerrar el espacio aéreo del bloque a las compañías aéreas bielorrusas e instaron a las aerolíneas a evitar el espacio aéreo bielorruso. Los líderes de los países de la UE prometieron que adoptarán nuevas sanciones contra los responsables bielorrusos.

Avión interceptado en Bielorrusia
El avión interceptado en el espacio aéreo bielorruso llevaba a bordo al opositor Román Protasévich. Fotos: AFP

Bielorrusia invitó a los expertos de las organizaciones internacionales, incluidos representantes de las autoridades de Estados Unidos y la Unión Europea, a investigar las circunstancias del desvío del avión. Mientras tanto, la ONU ha exigido la liberación inmediata de Protasévich y de su novia y ha pedido garantías de que no están siendo maltratados ni torturados.

A pesar de las presiones, el presidente Lukashenko afirmó que actuó “legalmente para proteger a la gente” y criticó los “ataques” occidentales que traspasaban las “líneas rojas“.

El dirigente aseguró que acusar a su gobierno de haber enviado un caza MiG-29 para forzar el aterrizaje del vuelo Ryanair era una “mentira absoluta“.

Según él, su misión “era establecer la comunicación, acompañar el aterrizaje del avión de pasajeros en caso de urgencia“.

No hemos tomado la decisión. Según las reglas, las instrucciones, la decisión es tomada por el comandante“, añadió, y afirmó que, excepto Minsk, “nadie quiso acoger el avión“.

Investigación en vilo

Los miembros europeos del Consejo de Seguridad de la ONU más Estados Unidos pidieron en un comunicado conjunto “que la Organización Internacional de Aviación Civil investigue con urgencia” el desvío del avión de Ryanair el domingo en Bielorrusia, tras una sesión del máximo cuerpo del organismo.

La reunión del Consejo de Seguridad, realizada de forma virtual y a puerta cerrada, fue convocada con urgencia por tres miembros europeos: Estonia, Irlanda y Francia.

Puede leer: ¿Es Duque el presidente más impopular de América Latina?

Además de esos tres países, esta declaración está firmada por Noruega, Reino Unido y Estados Unidos, junto con dos exmiembros del Consejo de Seguridad, Alemania y Bélgica.

El requisito de que el avión aterrice, “por motivos falsos“, “puso en peligro la seguridad de la aviación“, según el comunicado. “Estos actos constituyen un flagrante ataque a la seguridad de la aviación civil internacional y en contra de la seguridad europea y demuestran un flagrante desprecio por el derecho internacional“, agregó el texto.

Según diplomáticos, los impulsores de la reunión del Consejo de Seguridad ni siquiera intentaron tener una declaración conjunta del organismo, a lo que probablemente Rusia se habría opuesto.

¿Habrá sanciones?

Como parte de las sanciones, la UE cerró el lunes su espacio aéreo a los aviones bielorrusos -Polonia lo oficializó este miércoles-. La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) recomendó evitar el espacio aéreo de Bielorrusia.

El Gobierno de Lukashenko acusó a Francia de “piratería aérea” por haber negado su espacio a un avión bielorruso que cubría la ruta entre Minsk y Barcelona, obligándolo a dar la vuelta. “Es un hecho absolutamente escandaloso y un acto inmoral. Honestamente, es prácticamente piratería aérea“, afirmó el portavoz de la diplomacia bielorrusa, Anatoli Glaz.

En medio de este aumento de tensiones entre Bielorrusia y Occidente, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebra una reunión oficiosa de emergencia a puerta cerrada sobre el tema.

Puede leer: Por qué la comunidad científica vuelve a tener dudas sobre el origen de la pandemia

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, denunció la actitud “absolutamente inaceptable” de Minsk y un “ataque” contra los derechos fundamentales y la libertad de prensa.

La transcripción de los diálogos entre los controladores y el piloto muestran que las autoridades insistieron para que el avión aterrizara en Bielorrusia y no en un país vecino.

En todo caso, la presión sobre Bielorrusia es fuerte, y en medio de la situación solo ha contado con el apoyo del Kremlin. En los próximos días, Lukashenko se reunirá con Vladímir Putin, que en su momento ya lo ayudó a desescalar la crisis social de agosto del año pasado. Pero un bloqueo económico por parte de la Unión Europea es una de las posibilidades barajadas.

*Con información de AFP

0 Comentarios