“Es una cacería”: así han cubierto los medios internacionales el primer mes de protestas en Colombia

Los ojos del mundo han estado puestos sobre Colombia en las últimas semanas. Las manifestaciones y el paro nacional han durado un mes, y la situación ha escalado de tal manera que Colombia tuvo su espacio en la primera plana y los principales portales de medios en el planeta. Desde afuera se ha cubierto la realidad nacional poniendo especial énfasis, principalmente, en la violencia y las denuncias de abuso policial.

Intensa cobertura en el ‘Times’

El diario neoyorquino The New York Times abrió su edición impresa en inglés del 6 de mayo con un artículo titulado ‘Una mezcla combustible en Colombia‘, acompañado de una fotografía de las calles en llamas de Bogotá, junto con la silueta de dos miembros del Esmad.

El mismo artículo fue titulado en su portal web en español como ‘La policía de Colombia responde a las protestas con balas y hay más muertos‘. Allí, el medio estadounidense reconstruyó el estallido social en Colombia. Y con testimonios recreó la alarmante situación en el país.

La portada en The New York Times fue una gran muestra de de las repercusiones que la crisis en Colombia ha tenido en el mundo.

En el Times también se publicó la columna de del periodista Sinar Alvarado titulada ‘Los colombianos no quieren ser tratados como espectadores. Presidente Duque, salga del estudio’. Allí, Alvarado denuncia el distanciamiento del presidente Iván Duque de la  realidad, materializado en su forma de ver los problemas del país en su programa televisivo de todas las noches.

En su texto, Alvarado advirtió sobre los paralelismos de la estrategia comunicativa del presidente con los programas institucionales del régimen venezolano, ya que “Duque empobrece el debate público, limita la libertad de expresión, erosiona la democracia y lo hace con fondos que pertenecen a todos los colombianos”.

El diario neoyorquino también publicó denuncias en artículos como ‘La fuerza policial de Colombia, hecha para la guerra, encuentra un nuevo frente de batalla en las calles’. En donde registran cómo se ha recrudecido la violencia a medida que el paro cuenta más días.

Puede leer: ¿Es Duque el presidente más impopular de América Latina?

El artículo sentencia que la fuerza pública “ha golpeado, detenido y matado a manifestantes en los últimos días y en ocasiones han abierto fuego contra manifestaciones pacíficas y lanzado latas de gas lacrimógeno desde vehículos blindados, según más de una decena de entrevistas realizadas por ‘The New York Times’ con testigos y familiares de los fallecidos y heridos”.

Esta semana, el Times también publicó un artículo en donde recoge varios videos que dan cuenta de cómo la policía emplea la fuerza de manera indiscriminada y atroz.

Denuncias de abusos policiales

Sin duda, el asunto que más tiene preocupada a la comunidad internacional es el uso excesivo de la fuerza por parte de la fuerza pública para detener las protestas, que ha dejado más de 40 muertos en medio de las movilizaciones.

En los primeros días del estallido en Colombia, el medio británico The Guardian abrió un canal de WhatsApp que puede ser alimentado por los colombianos con videos y otros registros para denunciar los excesos de la Policía y el Esmad en las manifestaciones.

The Guardian también denunció la insensibilidad de cierto sector ante las agresiones de los policías, citando a la senadora del Centro Democrático Paola Holguín al pedir que “dejen de llorar por un ojo”, en alusión a las heridas oculares que al menos 43 manifestantes han tenido por agresiones durante las marchas.

The Washington Post hizo lo propio al realizar una investigación forense de varios videos de las manifestaciones que daban cuenta de cómo  la fuerza pública es responsable de al menos ocho muertes de manifestantes en Colombia.

Acoso y desigualdad

La otra arista que ha cobrado especial interés es la búsqueda de las causas de la crisis social en Colombia. Así como sucedió con el estallido en Chile, cuyas raíces se encontraban en el modelo social heredado de la era de Augusto Pinochet, desde afuera intentan comprender en dónde está la grieta colombiana.

BBC, en su portal en español, publicó esta semana un artículo titulado ‘Qué son los estratos, el sistema “solidario” que terminó profundizando el clasismo y la desigualdad’. Allí, el medio británico señala que “Los estratos en Colombia son mucho más que una jerarquización socioeconómica: son una manera de identificar el perfil cultural, estético y, en estos días, político de una persona”.

Y agrega que “lo que inició como un término burocrático en los años 80 hoy sirve para todo y, en el contexto de las protestas, establecer quién es lo que algunos colombianos consideran como la ‘gente de bien’”.

Por su parte, El País, de España, señaló en un artículo que abrió su edición diaria titulado ‘La represión de las protestas sella el divorcio de Duque con los jóvenes’,  que “el 74 por ciento de los consultados entre 18 y 25 años tenía una imagen desfavorable del mandatario en una reciente medición de la firma Cifras y Conceptos”.

Esto, a pesar de que “a sus 44 años, Duque es el presidente más joven en la historia reciente de Colombia y, aunque llegó al poder con 42 años recién cumplidos, siempre ha exhibido, desde la propia campaña, sus credenciales conservadoras”. 

El País concluye que “esa paradoja ha planeado durante todo su mandato, y lo ha hecho, una vez más, durante esta semana de zozobra”. Por eso la “movilización no amaina, y los jóvenes son un componente central del cóctel de descontento que cerca al Ejecutivo del Centro Democrático, el partido de Gobierno fundado por Álvaro Uribe”.

Puede leer: Por qué la comunidad científica vuelve a tener dudas sobre el origen de la pandemia

El medio español también ha denunciado el acoso contra las mujeres en las protestas. En un artículo titulado ‘El acoso policial a las mujeres que protestan en Colombia: “Si así son las marchantes, qué rico echarles gases”’, se denuncia que “la mayoría de hechos de abuso policial contra las mujeres ha ocurrido de noche y cerca de estaciones de la policía, que en Colombia se conocen como CAI. Comisarías que deberían brindar protección, pero que se han convertido en lugares a los que ninguna mujer quiere entrar”.

También, medios como DW y el propio Times han solicitado la intervención del presidente Joe Biden en la crisis, pidiéndole principalmente que detenga el apoyo de suministro de armas a la fuerza pública colombiana, replicando peticiones de la Cámara estadounidense y de Amnistía Internacional.

2 Comentarios

  1. Manuel Santiago Muñoz

    Es la realidad de lo que está ocurriendo en Colombia ,desprecio total por los derechos humanos en nuestro país y una represión exagerada de la fuerza pública ,con nuestro pueblo .