Independientes y minorías, ganadores de los comicios en Chile

Tuvimos las elecciones más hermosas que podríamos esperar”. Así definió Andrea Campos Parra, escritora, editora, activista cultural y candidata independiente, las elecciones del fin de semana en Chile, que buscaban a los representantes para redactar la nueva Constitución de aquel país. A pesar de que Campos no fue elegida en la región de Biobío, el movimiento independiente, que recogía la mayoría del movimiento que protagonizó el estallido social de 2019, logró una gran representatividad en los comicios allí y en el resto del país. Sobre todo, el movimiento social gestado en Chile celebra que la derecha quedó rezagada, por lo que no podrá contener los cambios estructurales que los chilenos esperan tener en su nueva Carta Magna.

Los independientes dominarán la Convención Constituyente que redactará una nueva Constitución de Chile tras imponerse con más del 46 por ciento de los votos, superando a los partidos tradicionales. El resultado no estuvo exento de sorpresa. Como le señaló Campos Parra a Diario Criterio, “teníamos optimismo, pero también miedo. el gobierno ha puesto trabas para conocer esta realidad”. Pero todo indica que el estallido de 2019 no habrá sido en vano. “Este es el cierre de una etapa dolorosa y sangrienta en Chile”, agrega la candidata.

Puede leer: La crisis migratoria en la frontera con Marruecos de la que España no se quiere hacer cargo

Solo 43,35 por ciento de las personas habilitadas votó el fin de semana, un hecho que se atribuye en buena parte a la pandemia. También estaban en juego alcaldías, concejales y gobernadores regionales. La participación fue menor a la que alcanzó el plebiscito del 25 de octubre de 2020, con un 51 por ciento, cuando una rotunda mayoría aprobó cambiar la Constitución y elegir una Convención Constituyente paritaria con 155 escaños, 17 de ellos reservados a los pueblos originarios.

Las listas que aglutinaban a los partidos tradicionales no podrán controlar la convención que redactará las nuevas reglas del juego de un Chile que busca mayor equidad, con un Estado fuerte en asuntos sociales y una mayor regulación de su patrimonio natural.

Las dos listas de izquierda, Lista del Apruebo y Apruebo Dignidad, cosecharon 33,20 por ciento de los votos, y es probable que ayuden a catapultar las reformas sociales que piden los independientes y las minorías étnicas. Vamos por Chile, que reunió a la derecha, apenas obtuvo 20,56 por ciento.

Castigo a la derecha

La votación fue un castigo al gobierno de derecha del presidente Sebastián Piñera, cuya coalición perdió en manos de candidatos de izquierda y de centro alcaldías clave y concejales, en tanto no logró gobernaciones regionales, estas últimas creadas por primera vez en la historia de Chile.

Y la ciudadanía castigó también a los principales partidos políticos de centroizquierda y derecha, que se turnaron en el poder desde la restauración de la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet, por no haber sido capaces de canalizar las demandas sociales que reivindicaron en las calles desde el 18 de octubre de 2019.

La candidata del Partido Comunista Iraci Hassler ganó en la comuna de Santiago.
En las elecciones regionales, la candidata del Partido Comunista Iraci Hassler ganó en la comuna de Santiago. Foto: Marcelo Hernández

Los electores encontraron eco en una serie de candidatos independientes, entre los que hay activistas sociales, profesionales, docentes, escritores, periodistas o abogados constitucionalistas que en un plazo máximo de un año deben proponer una nueva Carta Fundamental.

La Convención Constituyente debe instalarse dentro de un mes, fecha en que anunciará la presidencia. Ahora viene lo más difícil, y se espera que ningún tema quede fuera de la discusión. Como señala Campos Parra, “desde las asambleas populares acompañaremos a las candidaturas que entraron a la elección. También esperamos fortalecer los cabildos, que la convención se haga a puertas abiertas, que podamos participar en lo posible. También se habla de plebiscitar los puntos en los que no se llegue a un consenso”.

Sin duda, uno de los mayores golpes para la derecha fue el inesperado triunfo en la comuna de Santiago de la candidata del Partido Comunista Iraci Hassler sobre el derechista Felipe Alessandri. Nunca antes, ni con Salvador Allende en el poder, el PCh había ganado la alcaldía de la capital.

Puede leer: 46 millones de personas no están dentro de ningún plan de vacunación en el mundo

En estas elecciones, la ciudadanía nos ha enviado un claro y fuerte mensaje al gobierno y también a todas las fuerzas políticas tradicionales: no estamos sintonizando adecuadamente con las demandas y los anhelos de la ciudadanía y estamos siendo interpelados por nuevas expresiones y por nuevos liderazgos“, dijo Piñera.

Para la aprobación de los artículos de la nueva Carta Magna serán necesarios los votos a favor de dos terceras partes de la Convención, algo que se decidió en noviembre de 2019 cuando casi todo el espectro político acordó un plebiscito para cambiar la Constitución heredada de la dictadura de Pinochet como salida democrática a las protestas.
Mientras tanto, el movimiento social no se detendrá. Se redactará la Constitución “sin soltar la calle, como una manera de proteger lo que ganamos el 15 y 16 de mayo”.

*Con información de AFP

2 Comentarios