¿Es Duque el presidente más impopular de América Latina?

Los resultados de la reciente encuesta Invamer Poll, correspondiente a los meses de abril y mayo de este año, señalan que la desaprobación al mandato del presidente Iván Duque es actualmente de un 76 por ciento. Además, Duque cuenta con un 18 por ciento de aprobación, el número más bajo desde que comenzó su mandato.

Con la pandemia, la satisfacción ciudadana con el manejo de sus mandatarios ha descendido considerablemente en América Latina, pero la coyuntura que atraviesa Colombia ha ocasionado que Duque se encuentre ahora ante mínimos históricos de impopularidad. ¿Cómo están los índices de aprobación los demás mandatarios de la región?

Popularidad presidentes América Latina
La popularidad de los mandatarios en la región ha sido golpeada por la pandemia y los estallidos sociales.

Jair Bolsonaro (Brasil)

En los dos últimos meses la imagen del presidente brasileño ha mejorado ligeramente. Una encuesta de la consultora Atlas señala que el 40 por ciento de la población aprueba el mandato del presidente de ultraderecha, 5 por ciento más que hace dos meses.

La desaprobación a Bolsonaro también bajó, del 60 al 57 por ciento. La mejora estaría relacionada con la ayuda económica durante la pandemia, que volvió a establecer Bolsonaro. Los números, en todo caso, no le darían para ganar en una hipotética segunda vuelta a su rival de izquierda, Luiz Inácio Lula da Silva.

Puede leer: A un año de la muerte de George Floyd, Estados Unidos aún espera una reforma contra la violencia policial

La aprobación a Bolsonaro tocó fondo en enero, cuando, tras dos años de mandato y con la segunda ola de la pandemia haciendo estragos, sólo alcanzaba el 31 por ciento, según estimaciones del Instituto Datafolha.

Andrés Manuel López Obrador (México)

A comienzos de mayo, una encuesta de El Financiero situó la aprobación hacia el trabajo del presidente mexicano en un 57 por ciento. La desaprobación se encuentra en un 41 por ciento, cinco puntos más que en abril.

La encuesta también señala que, a un mes de las elecciones regionales en aquel país, el 27 por ciento de los mexicanos es optimista con el futuro del país, mientras que el 42 por ciento cree que va por mal camino. Los temas que más preocupan a los mexicanos son, en ese orden, la inseguridad, la economía, el desempleo y el coronavirus.

Los peores números de popularidad de López Obrador datan de junio de 2020, que coincidió con la lenta reacción del gobierno mexicano ante la pandemia. En aquel momento, la aprobación se encontraba en 56 por ciento, y la desaprobación en 42 por ciento.

Sebastián Piñera (Chile)

El mandatario chileno es probablemente el más impopular de América Latina. En enero, la aprobación al mandato de Piñera alcanzó un mínimo histórico de 9 por ciento, pero hay estimaciones que indican que este número sigue a la baja.

Piñera enfrenta disputas con el Tribunal Constitucional para evitar el retiro de fondos privados para enfrentar la crisis de la pandemia, una propuesta de la oposición. A esto se suma el clima de cambio tras las elecciones para escoger a los representantes que redactarán la nueva Constitución.

Puede leer: Independientes y minorías, ganadores de los comicios en Chile

Las encuestadoras CEP y Cadem siguen estimando el apoyo a Piñera en un 9 por ciento. Pero desde Data Influye señalan que la aprobación al presidente sería del 7 por ciento, y su desaprobación del 74 por ciento.

Alberto Fernández (Argentina)

El presidente argentino comenzó su mandato con una imagen positiva. Sin embargo, y como regla general en la región, la pandemia le ha pasado factura a su imagen.

La imagen positiva de Fernández está en 40,1 por ciento y la negativa en 59,9 por ciento, según una encuesta de este mes de Acierto Consultora.

Cuando el Gobierno argentino impuso el primer confinamiento hace un año, los índices de aprobación de Fernández se encontraban en un 80 por ciento.

Lenín Moreno (Ecuador)

A tan solo días de terminar su mandato, el presidente ecuatoriano tiene una imagen rotundamente desfavorable. El alza de la gasolina y sus negociaciones con fondos internacionales desataron las protestas en 2019, y la pandemia no hizo más que profundizar la crisis que ya atravesaba aquel país.

Con ello, Moreno no solo se ganó el rechazo de sus opositores, sino que su gestión condenó a la izquierda a una derrota histórica para el correísmo.

Las encuestadoras locales calculan la popularidad de Moreno por debajo del 10 por ciento. Según un sondeo de Cedatos Gallup, 82,1 por ciento de los ecuatorianos desaprueba su gestión, mientras que solo 8,5 por ciento la aprueba. Pero el mandatario desmiente esos cálculos, asegurando que “en las encuestas no hay que creer mucho. Mi popularidad en este momento va entre 25 y 30 por ciento”.

Luis Arce (Bolivia)

Tras seis meses de mandato, el delfín de Evo Morales tiene una credibilidad del 52 por ciento, según una encuesta del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG).

Según esta organización, los bolivianos son optimistas ante la gestión económica del mandatario, ya que al menos la mitad de los ciudadanos cree que el país se recuperará de la crisis económica en 2021.

Francisco Sagasti (Perú)

El mandatario peruano está de salida, y a la espera del resultado de las elecciones en aquel país este fin de semana. Tras haber sido investido de emergencia en noviembre del año pasado, Sagasti cosecha un 28 por ciento de popularidad, según la encuestadora Datum. La aprobación a Sagasti se ha mantenido estable en los últimos meses.

¿Y en Venezuela?

De acuerdo con un sondeo de la firma Datanálisis, el 62 por ciento de los venezolanos no respalda ni a Nicolás Maduro ni a Juan Guaidó.

En los últimos meses, la popularidad del opositor venezolano ha caído estrepitosamente. En 2019, Guaidó contaba con una aprobación del 61 por ciento. Ahora, la cifra es de apenas el 15 por ciento. La aprobación de Maduro es de un 11 por ciento.

Duque y sus predecesores

Los números de Duque, de un 18 por ciento de aprobación y 76 de desaprobación según Invamer Polls, serían los peores de un presidente desde hace más de 30 años, cuando la encuestadora comenzó a realizar estos cálculos. Durante su vinculación con el Proceso 8000, la desaprobación de Ernesto Samper fue del 58 por ciento. La de Andrés Pastrana alcanzó a ser del 74 por ciento.

Puede leer: El polémico anuncio en ‘The New York Times’ que denuncia un “segundo Holocausto” promocionado por celebridades

Por su parte, Juan Manuel Santos tuvo su mayor desaprobación entre diciembre de 2017 y febrero de 2018, con un 73 por ciento.

Los índices actuales de desaprobación de Álvaro Uribe Vélez, del 73 por ciento, son incluso mayores que los que alcanzó en cualquier momento de su presidencia.

7 Comentarios