Entre Estados Unidos y China: la encrucijada de Macron, Merkel y la Unión Europea

Desde hace varios años, la Unión Europea (UE) quedó en medio de las tensiones entre Estados Unidos y China. Pero ahora, intentando estrechar relaciones con Estados Unidos tras el mandato de Donal Trump, la UE se encuentra en una encrucijada.

Puede leer: Arde Canadá: ola de calor, incendios forestales e iglesias en llamas azotan al país

Hace apenas semanas, los líderes europeos se reunieron en el G7 con el presidente Joe Biden. El mandatario estadounidense les recalcaba la importancia de hacer frente a su “enemigo común” asiático. Este lunes, el presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel mantuvieron conversaciones por videoconferencia con el presidente chino, Xi Jinping. La UE no ha tomado una decisión final en esta disputa.

¿De qué hablaron?

Los mandatarios hablaron sobre temas que van desde el cambio climático hasta el comercio y los derechos humanos. Según el Palacio del Elíseo, las discusiones se celebraron con antelación para calibrar las posiciones antes de varias reuniones mundiales. Los próximos encuentros incluyen la cumbre COP26 sobre la lucha contra el calentamiento global que acogerá Reino Unido en Glasgow.

Pero la reunión acentúa la sensación de que la UE no está del todo convencida de cerrar una alianza absoluta con Estados Unidos. Por una parte, están de acuerdo con el gobierno Biden en desconfiar de las maniobras chinas y denunciar los abusos contra los derechos humanos en aquel país. Por otra parte, ven con buenos ojos un acercamiento en materia económica y tecnológica con el gigante asiático.

El plan de Xi

Macron y Merkel abordaron con Xi la importancia de poner fin a la financiación de las centrales eléctricas de carbón. En cuanto al comercio, los líderes de Francia y Alemania reafirmaron “las expectativas europeas sobre el acceso al mercado chino y las condiciones de competencia justa”.

Según la agencia de noticias estatal china Xinhua, Xi dijo que “lo que más anhela China es desarrollarse a sí misma en lugar de sustituir a otros”. Esta declaración abierta de intenciones es lo que más preocupa a la Casa Blanca. Las intenciones de Xi apuntan a consolidar un bloque de cooperación entre la Unión Europea, Rusia y sus aliados en Asia y África, dejando al margen al continente americano.

Las negociaciones van en serio. Como señalan Macarena Vidal Liy y Marc Bassets en el diario El País, de España, “Xi propuso la creación de una plataforma a cuatro bandas —China, Alemania, Francia y África— para desarrollar el continente africano, donde la pujanza china erosiona la influencia europea”. Ante la propuesta, “Macron instó al líder chino a plantearse mayores condonaciones de la deuda a los países de esa región”. Por su parte, “Merkel indicó que Alemania consideraría seriamente la propuesta china”.

Temas sobre la mesa

Sobre los enlaces aéreos, afectados debido a la pandemia de covid-19, los líderes europeos afirmaron que tomando en cuenta el éxito de las campañas de vacunación, éstos “deberían reanudarse lo antes posible, respetando el principio de reciprocidad”.

Puede leer: Vacunas cubanas, entre la esperanza y el bloqueo de la comunidad internacional

También reiteraron “su grave preocupación por la situación de los derechos humanos en China y reiteraron sus exigencias para combatir el trabajo forzado”. Aquí la UE coincide con el reclamo de Estados Unidos frente a China. Pero las advertencias indican que la UE está muy lejos de decretar las sanciones que se exigen desde Washington. Entre los reclamos están los campos de concentración de uigures y la ley de seguridad impuesta en Hong Kong.

El presidente chino dijo que Europa y China deberían “ver las diferencias de cada uno de manera correcta, manejar racionalmente las divergencias y asegurar que los lazos entre ambas partes avancen”.

5 Comentarios