Cambio climático: ola de calor en el oeste de Estados Unidos vaticina un verano con temperaturas récord

Casi todo el oeste de los Estados Unidos fue puesto esta semana en alerta debido a una ola de calor temprana con temperaturas que podrían llegar a los 50ºC en algunos lugares. “Se está produciendo una ola de calor prolongada y potencialmente récord en el oeste de Estados Unidos” que afecta a un total de 50 millones de personas, advirtió el Servicio Nacional de Meteorología.

Los picos de temperatura varían según la zona, “pero la tendencia está muy por encima de lo normal, incluso extremadamente alta“, en tanto el fenómeno durará al menos hasta el fin de semana, añadió.

Las temperaturas son en promedio unos 11°C más elevadas que la media estacional y es especialmente en las zonas áridas y desérticas de Arizona y Nevada donde podrían batirse récords de calor.

Por ejemplo, la ciudad de Phoenix registró el lunes una temperatura de 46°C y el mercurio podría acercarse a los 48°C al final de la semana, mientras que las mínimas se mantendrán por encima de los 30ºC en las noches, según las últimas previsiones. Tales condiciones son “raras, peligrosas y mortales“, advirtieron los expertos.

La reserva Nicasio, en California, se encuentra seca debido a la ola de calor. Hay restricciones en el estado para lavar carros en casa, llenar piscinas y regar el césped más de una vez por semana. Foto: Justin Sullivan / Getty Images / AFP

En el vecino estado de Nevada, la ciudad de Las Vegas ha batido el récord de calor registrado en 1940, con más de 46,5°C el miércoles. Una ola de calor tan extrema y prolongada no se registraba en esta región desde principios de 2013, de acuerdo con medios locales.

Puede leer: Expertos advierten sobre riesgo de burbuja inmobiliaria como la de 2008

Las autoridades instalaron “estaciones de refresco” en diferentes puntos de la ciudad y organizaron una campaña para concienciar sobre los peligros que corren las mascotas y sus dueños durante la ola de calor.

El récord mundial de temperatura se registró oficialmente el 10 de julio de 1913 no lejos de Las Vegas, en la parte californiana del Valle de la Muerte: 56,7°C. Las autoridades temen asimismo las consecuencias del calor extremo para los incendios forestales, particularmente tempranos e intensos este año y agravados por la sequía que azota el oeste estadounidense.

Según los últimos registros oficiales, el 88% de la región está afectada por la sequía, incluyendo los estados de California, Oregon, Utah y Nevada. Los suelos áridos y la vegetación reseca crean a su vez las condiciones para un aumento de la temperatura, creando un círculo vicioso devastador.

*Con información de AFP

0 Comentarios