El final de la novela: Parlamento Europeo aprueba acuerdo del Brexit con amplia mayoría

Europa entra de lleno a un nuevo capítulo. Con una votación de 660 a favor y 32 abstenciones y 5 en contra, el Parlamento Europeo respaldó finalmente el acuerdo de comercio y seguridad del Brexit, que estaba provisionalmente en vigor desde enero. El acuerdo ha sido recibido con optimismo, señalado como una oportunidad para limar asperezas luego de cuatro años de feroces negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE).

El largo camino había comenzado con el referendo del 23 de junio de 2016, un camino en el que dos primeros ministros británicos han quedado en el camino. Al respecto, el actual mandatario británico, Boris Johnson, celebró que “esta semana marca el final de un largo camino, dándole estabilidad a nuestra nueva relación con la Unión Europea como compañeros vitales en materia comercial, aliados cercanos e igualmente soberanos“.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, fue menos eufórica tras la consolidación del acuerdo. Von der Leyen recordó que el denominado Acuerdo de Comercio y Cooperación (ACC) entre la UE y Reino Unido contiene “un mecanismo vinculante de solución de disputas y la posibilidad de aplicar medidas correctivas unilaterales cuando sea necesario”. Durante su comparecencia en la Asamblea General del Parlamente Europeo en Bruselas, von der Leyen manifestó que “no queremos tener que usar estas herramientas, pero no dudaremos en utilizarlas si es necesario”.

Puede leer: Cómo le fue a Biden en sus primeros 100 días en la Casa Blanca (y qué le espera en los próximos 100)

La presidente de la Comisión explicó que el ACC “protege a los ciudadanos europeos y sus derechos, ayuda a evitar interrupciones importantes para los trabajadores y viajeros, desde la comunidad pesquera hasta la comunidad empresarial”.

También dijo que “protege los intereses europeos y preserva la integridad de nuestro mercado único, garantiza la igualdad de condiciones, así como altos niveles de protección en todo, desde los derechos sociales y laborales hasta la protección del medio ambiente, la transparencia fiscal y las ayudas estatales”.

Preocupaciones en la UE

Von der Leyen dijo estar al tanto de las reticencias en diferentes círculos de la Asamblea, principalmente desde Francia, “sobre si es correcto ratificar este acuerdo cuando los compromisos existentes no están siendo respetados por una de las partes”, en referencia clara al Reino Unido.

En este sentido, Von der Leyen afirmó estar “de acuerdo con que el acuerdo sobre papel es tan bueno como su implementación y cumplimiento en la práctica” y dijo compartir “las preocupaciones sobre las acciones unilaterales de Reino Unido desde que el acuerdo entró en aplicación provisional“.

Puede leer: ¿Está Internet preparada para el regreso de Trump a las redes sociales?

En este sentido, el secretario de Estado de Asuntos Europeos francés, Clément Beaune, indicó que Reino Unido esperaba una serie de autorizaciones de servicios financieros de Europa que no se otorgarán hasta que no respete los compromisos y brinde garantías sobre la pesca.

Beaune aseguró estar satisfecho sobre el acuerdo pesquero, pero advirtió en entrevista con BFM Business News que “si Reino Unido no lo hace cumplir, responderemos con medidas de represalia. Un buen trato solo es bueno si se aplica bien”.

Reino Unido esperaba una serie de autorizaciones de servicios financieros de Europa que no se otorgarán hasta que no respete los compromisos y brinde garantías sobre la pesca y otros temas. “Es algo de dar y recibir. Todos deben respetar sus compromisos. De lo contrario, seremos tan brutales y difíciles como socios como sea necesario”, aseveró Beaune.

Francia ha afirmado, a pesar del acuerdo provisional, que Reino Unido había bloqueado el acceso de los pescadores franceses para pescar entre seis y doce millas náuticas de la costa británica. Actuando en contra del acuerdo, Reino Unido ha otorgado licencias a solo 22 de los 120 barcos franceses.

Puede leer: 35 años de Chernóbil: las lecciones del desastre nuclear más grande de la historia

Beaune y la ministra de Asuntos Marítimos, Annick Girardin, aseguraron a la comunidad que la situación se resolverá rápidamente con pleno acceso a las licencias en aguas británicas. El lunes, los dos ministros mantuvieron conversaciones con la comunidad pesquera de Boulogne y anunciaron una ayuda de 100 millones de euros como parte de un plan de apoyo a la industria pesquera post-Brexit, una suma aprobada por la UE.

En un tuit, Beaune afirmó que el Gobierno francés está comprometido a garantizar la plena implementación del acuerdo posterior al brexit y escribió: “No lo dejaremos ir“.

Con información de Agencia Anadolu

1 Comentarios