“La policía habría cruzado una línea mortal”: con videos, ‘The Washington Post’ denuncia asesinatos en las protestas en Colombia

El diario estadounidense The Washington Post abre su página con un artículo titulado “Asesinados por la policía en Colombia“, una investigación forense de cuatro videos de presuntos ataques de la fuerza pública durante las protestas de las últimas semanas.

El diario recoge los videos relacionados con la muerte de cuatro jóvenes durante las protestas en la ciudad de Cali y en el municipio de Madrid, que, según el Post, “han desatado la ira contra la violencia policial en medio de las protestos contra la reforma tributaria“. Los videos también son piezas clave para determinar los culpables de la muerte de los cuatro manifestantes: Joan Nicolás García Guerrero, Marcelo Agredo Inchima, Santiago Andrés Murillo Meneses y Brayan Fernando Niño Araque.

Según el diario estadounidense, “el análisis del ‘Post’ del material audiovisual, incluyendo imágenes que no han circulado públicamente, ilustran cómo la policía habría sobrepasado sus reglas de enfrentamiento“. También apunta que “los oficiales del Gobierno colombiano han culpado de parte de la violencia a las guerrillas y criminales que, según ellos, se han infiltrado entre los manifestantes“.

Los videos son reveladores. Policías disparando sin discreción desde vehículos blindados contra manifestantes huyendo, y ataques no provocados por las víctimas. El medio precisa que “tres de las muertes incluyen disparos, un nivel de fuerza que la policía colombiana solo tiene permitido usar cuando enfrenta una ‘inminente amenaza de muerte o de graves lesiones, o para prevenir un crimen de seria gravedad que involucre una importante amenaza a la vida’“.

El artículo señala que “la avalancha de videos demuestra el poder de las imágenes virales para llevar a que los agentes policiales rindan cuentas. Las autoridades colombianas, bajo la creciente presión internacional, han detenido y acusado a policías en tres de los cuatro casos que el ‘Post’ examinó“.

Puede leer: ¿Tiene solución el conflicto entre Palestina e Israel?

Y también indica que “en una declaración conjunta, fiscales colombianos y los defensores de derechos humanos señalaron que 42 muertes han ocurrido desde que comenzaron las protestas, 15 de ellas directamente relacionadas con las manifestaciones. También señalaron que 134 personas han desaparecido“.

Más impacto internacional

Por su parte, el diario The New York Times publicó un artículo titulado “¿Por qué las marchas se convierten en manifestaciones masivas? La violencia policial es una de las razones“, escrito por Amanda Taub. En él, la autora señala que “Cuando se escriba la historia de este momento global, será necesario que se haga un capítulo completo sobre los espectaculares errores que las fuerzas policiales han cometido en vez de convertirse en fuerzas del cambio“.

Puede leer: Independientes y minorías, ganadores de los comicios en Chile

El artículo agrega que “en todo el mundo, la policía ha tomado medidas enérgicas contra las protestas, solo para descubrir que sus ataques, captados en cámara y compartidos en los medios sociales y convencionales, han sido el catalizador que ayudó a convertir las manifestaciones temáticas en movimientos de masas“, citando varios casos de movilizaciones en el resto del mundo.

Para, Taub, la conclusión es clara: “En Colombia, la violencia contra los manifestantes y la fuerte militarización de las calles en ciudades como Bogotá, ha enviado el mensaje de que el proyecto democrático del país no solo está inconcluso, sino que quizás corre peligro“.

0 Comentarios