Los congresistas que apoyarán a Gustavo Petro y los que le harán oposición

Si Gustavo Petro quiere ver su programa de gobierno aprobado, tendrá que hacer alianzas y ceder ante otras fuerzas políticas en el Congreso. Además, deberá ‘torear’ una férrea oposición política que ya tiene varias figura notables.

Los primeros meses del gobierno de Petro, que iniciará oficialmente el 7 de agosto, estarán marcados por una palabra clave: gobernabilidad. Ese será uno de los primeros retos del ganador de las elecciones presidenciales, lograr alianzas y consensos para que el Congreso apruebe sus reformas.

Petro ha dado a conocer un ambicioso programa de gobierno que toca temas sensibles como la reforma pensional, la transición energética, el cambio de modelo económico, entre otros. Para llevar a buen término estas iniciativas, necesitará un respaldo masivo de las distintas fuerzas políticas del Legislativo.

Sobre el papel, Petro cuenta con una bancada de gobierno de 20 senadores y 32 representantes a la Cámara. Estas son las fuerzas del Pacto Histórico que, aunque se consolidó como uno de los movimientos más fuertes del Legislativo –junto con la bancada del Partido Liberal– no será suficiente para garantizar gobernabilidad.

Lea también: Las claves del discurso de Gustavo Petro tras ser elegido presidente de Colombia

Cabe resaltar que a estos 45 congresistas se sumarán la mayoría de integrantes de la Alianza Verde o la Coalición Centro Esperanza, así como un sector del Partido Liberal, que se apartó de las decisiones de César Gaviria. También entran en la lista los representantes del Partido Comunes, que tienen cinco curules en cada cámara, y algunos de los ganadores de la curules de paz.

Sin embargo, en la otra orilla Petro tendrá en contra a la mayoría de congresistas del Partido Conservador, el Centro Democrático, Cambio Radical, el Partido de la U y la coalición de partidos cristianos, conformada por Mira y Colombia Justa Libres. Tan solo en el Senado estas fuerzas pueden sumar más de 60 de las 108 curules disponibles.

La clave para que Petro cambie ese panorama podría estar en las conversaciones que entable con los partidos que no se la jugaron completamente por Rodolfo Hernández, como la U, Cambio Radical y el Partido Liberal. Sin embargo, es claro que estos movimientos pedirán algo a cambio de su apoyo, como transformaciones al programa de gobierno o simplemente cuotas de poder.

Candidatos al Senado del Pacto Histórico
Los primeros diez senadores del Pacto Histórico

Un punto a favor de Petro es que conoce de cerca cómo funciona el Congreso y cómo se logran los acuerdos para tramitar cualquier tipo de ley. Cabe recordar que el ahora presidente fue representante a la Cámara por 12 años y senador en dos ocasiones. Además, tendrá congresistas que saben muy bien cómo se mueve el poder legislativo, como Roy Barreras, Iván Cepeda o Alexánder López.

Por otra parte, en la última etapa de la campaña presidencial Gustavo Petro mostró sus capacidades para pactar alianzas con otras fuerzas políticas tradicionales y con figuras del centro. Justamente, estos apoyos habrían sido fundamentales para asegurar la victoria en segunda vuelta, especialmente en regiones como el Caribe y Bogotá.

Así las cosas, Petro tendrá, además de sus congresistas del Pacto Histórico, a importantes figuras que le podrían ayudar a aprobar sus reformas y acercarse a otros sectores. En esta lista se destacan Humberto de la Calle, Angélica Lozano, Andrés Calle, Juan Diego Echavarría, entre otros.

Recomendado: Gustavo Petro, presidente electo de Colombia

¿Rodolfo Hernández o el uribismo, quién liderará la oposición a Gustavo Petro?

Tras conocerse los resultados de la segunda vuelta, Petro recibió el primer aviso de dos fuertes opositores que tendrá en los próximos cuatro años. Se trata de los congresistas más votados en las pasadas elecciones legislativas: Miguel Uribe Turbay (223.167) y María Fernanda Cabal (196.865).

La senadora Cabal ha publicado varios mensajes con la frase “Soy opositor” y aseguró que “una etapa difícil de la vida nacional está por empezar y debemos prepararnos para enfrentarla, con el tesón que demanda la defensa de nuestros principios y valores. No es momento para el conformismo, es momento de luchar por nuestra libertad”.

Uribe Turbay dijo que desde el Senado defenderá “la democracia, la libertad y la actividad económica”. Además, arrancó su papel criticando el discurso de Gustavo Petro por la mención al fiscal general y a la procuradora, lo que considero una falta a la separación de poderes. Por último, aseguró que su oposición será sensata y no obstinada.

Aunque el uribismo y el Centro Democrático sufrieron un duro descalabro electoral en las legislativas y presidenciales, las figuras de Uribe Turbay y Cabal podrían convertirse en las fichas más fuertes de ese sector, sin duda una piedra en el zapato para Petro. Junto con ellos están otros congresistas como Paloma Valencia, Alirio Uribe y Óscar Darío Pérez.

Puede leer: La ‘rodolfoneta’ se quedó sin gasolina: ¿qué le faltó a Hernández para ganar la Presidencia?

Por ahora, el expresidente Álvaro Uribe ha dicho que respeta los resultados que dan como ganador a Petro. Se espera que en las próximas semanas la bancada del Centro Democrático se reúna y tome decisiones sobre su papel de oposición, pero ya tienen dos alfiles fuertes en ese frente.

No obstante, en este escenario también aparecen otras fuerzas y aún no es claro si lograrán armar un grupo de oposición sólido o actuarán por separado, lo que a la larga beneficiará al nuevo presidente. Por una parte, hay que tener en cuenta la figura de Federico Gutiérrez, el candidato que en primera vuelta logró aglutinar a una buena parte de la derecha colombiana.

Gutiérrez manifestó este domingo sus preocupaciones con Petro y le pidió que no se quede más de cuatro años en el poder, que respete la propiedad privada, la libertad de prensa, el empresariado, el ahorro pensional y a la oposición. “Espero que su gobierno no sea el reflejo de campaña”, agregó.

Gustavo Petro, ¿Cómo le irá con el Congreso?

La otra incógnita es Rodolfo Hernández, quien este domingo demostró representar un país que no está de acuerdo con el programa o la trayectoria de Gustavo Petro. A él lo respaldan más de 10,5 millones de votos, que por el Estatuto de Oposición le dan derecho a tomar un asiento en el Senado y su fórmula, Marelen Castillo, en la Cámara de Representantes.

Hace cuatro años el que estaba en ese lugar era Petro, quien supo aprovecharlo para consolidarse como líder de la oposición, armar un partido y hacer campaña presidencial. Aunque Hernández no ha dicho nada al respecto, su estratega Ángel Beccassino afirma que aceptaría el puesto.

Sin embargo, antes de tener una decisión oficial, Hernández seguramente tendrá en cuenta su situación judicial por el proceso de corrupción que la Fiscalía lleva en su contra. Si asume como senador, la Corte Suprema de Justicia podría asumir la competencia de ese y otros procesos.

La duda podría resolverse en los próximos días, pues este 21 de julio arrancará el juicio por el caso Vitalogic. Por ahora, lo único claro es que Gustavo Petro tendrá que trabajar en el aumento y consolidación de su bancada, así como en el manejo adecuado de la oposición, pues es claro que no tendrá un buen gobierno si va en contravía de lo que opinan más de 10 millones de colombianos.

Siga con: Los importantes cargos que el Congreso quiere dejar ‘amarrados’ antes de que termine el periodo legislativo

7 Comentarios

  1. La clave segun la nota periodistica es seguir dando mermelada. Osea los mismos corruptos de siempre chantajeando al nuevo presidente elegido para que todo siga igual. No quieren soltar la teta estos congresistas disfrazados ahora dizque del cambio

Deja un comentario

Diario Criterio