Petro pensó irse pa’l monte y coger las armas en 1990

En una entrevista a Diario Criterio, Gustavo Petro reconoció que en 1990 pensó en irse para el monte y rearmar el movimiento M-19 tras la muerte de Carlos Pizarro Leongómez, asesinado en un avión comercial en plena campaña presidencial, la más sangrienta de la que se tenga noticia en la historia contemporánea de Colombia.

Petro, quien lanzó su autobiografía Una vida, muchas vidas, le confesó a Diario Criterio que al otro día del magnicidio, ocurrido el 26 de abril de 1990, alcanzaron a discutir sobre la posibilidad de volver a las armas. “Tuvimos una reunión en una pequeña sede en Bogotá, que era como nuestro espacio y donde estábamos en el proceso de desmovilización, y hablamos de volver a Santo Domingo (Cauca) y rearmarnos… En Colombia hacer una guerrilla es muy fácil, casi que silvestre, se da porque la cultura agraria rural lo permite. Entonces la idea de volver sí estuvo“, aseguró.

El actual candidato del Pacto Histórico a la Presidencia reconoció que el papel de Antonio Navarro Wolff, otro de los excomandantes desmovilizados de esa guerrilla, fue clave para disuadirlos. Navarro Wolff se enfrentó a los que estaban hablando de volver a las armas y los llamó a la calma. “Él es el que nos detiene, examina la situación un poco a sangre fría, porque siempre ha tenido sangre fría, muy alemana le digo yo, y tomó la decisión de persistir” en la paz, a pesar de que “la muerte de Pizarro era un golpe muy duro”.

Antonio Navarro Wolff
Antonio Navarro Wolff

En la entrevista, Petro también habló de otros secretos de su vida personal y política, de las causas reales de la violencia en Colombia, de la necesidad de derrotar al uribismo y crear un nuevo pacto social que cree una verdadera paz en Colombia, entre otros puntos.

Carlos Pizarro Leongómez fue el tercero de los candidatos a la Casa de Nariño asesinados entre 1989 y 1990. Primero había sido Luis Carlos Galán, del Nuevo Liberalismo, en agosto de 1989. Le siguió Bernardo Jaramillo Ossa, representante de la Unión Patriótica, en marzo de 1990 en el aeropuerto de Bogotá.

Pizarro, quien tenía una creciente aceptación y popularidad, fue asesinado en un vuelo Bogotá-Barranquilla por un sicario contratado por paramilitares, en abril de 1990.

1 Comentarios

Deja un comentario