El informe de la Comisión de la Verdad, la obra más importante de 2022 en Colombia

Un total de 11 tomos en 24 volúmenes conforman el ‘Informe Final de la Comisión de la Verdad’, la impresionante empresa narrativa a la que editores, académicos y expertos se dedicaron durante años para dilucidar y dar cuenta de lo que ocurrió en el conflicto armado colombiano en las últimas seis décadas. 

Por: Karim Ganem Maloof*

La Comisión de la Verdad de Colombia fue creada tras el acuerdo de Paz entre el Estado y la exguerrilla de las Farc, y recibió el encargo de esclarecer un conflicto armado de más de seis décadas y brindar recomendaciones para la no continuación y la convivencia. Durante cuatro años, la Comisión hizo una investigación en la que recaudó alrededor de 30.000 testimonios, 1.000 informes de otras organizaciones y miles de bases de datos y documentos de todo tipo, que se decantaron en un Informe Final.

La columna vertebral de este Informe, lo que lo distingue de otros intentos, es que las víctimas son el centro del relato; ellas se apropiaron de la historia. Su voz conduele hasta el oído más sordo, destempla los dientes. Pero también mueve al asombro, a maravillarse por las múltiples formas que adquiere la resistencia al conflicto y el sobreponerse a sus daños. A encontrar maneras de seguir siendo un cuerpo pese a la herida que nos intenta fragmentar.

Puede leer: La Biblioteca de Escritoras Colombianas, el gran proyecto editorial del 2022

Los investigadores de la Comisión reflexionaron sobre los hallazgos y dieron su interpretación sobre los hechos, encontraron patrones de la violencia en la multiplicidad de relatos. El recuento de lo que pasó busca aportar la verdad para dignificar a las víctimas, señalar las responsabilidades colectivas, brindar horizontes para salir del conflicto y proponer acciones concretas.

Quizás el Informe sea la mayor obra de no ficción acometida en Colombia. Al menos debe ser de las más largas: 11 tomos en 24 volúmenes que tocan todos los temas imaginables del conflicto. Sin embargo, estos libros están hechos para que puedan ser visitados de forma individual, como un archipiélago de islas conectadas por puentes. Como lector, el secreto es no dejarse abrumar: leer, así sea unas pocas páginas, da una idea sobre lo que hemos vivido como país.

Comisión de la verdad
Foto: Comisión de la verdad.

A manera de carta de navegación, aconsejo aventurarse sin tantos miramientos y entrar en cualquiera de estos libros, así nos consideremos turistas ingenuos o avezados náufragos de nuestro doloroso conflicto.

Ya sea que caigamos en No matarás, el tomo que contiene una narración histórica de esta guerra de tantas décadas, contada con la maestría de un guion cinematográfico; o la Convocatoria a la paz grande, el conmovedor llamado con el que Francisco de Roux, presidente de la Comisión, sintetizó los descubrimientos de la entidad y entregó el Informe al país; o los Hallazgos y recomendaciones que el presidente Gustavo Petro ha enarbolado diciendo que llevará a la acción. O los tomos dedicados a la manera en que vivieron el conflicto los niños, los exiliados, las mujeres, las personas LGBTIQ+, las comunidades étnicas.

Uno de los tomos del Informe ha sido especialmente popular, por su manera de dejar que las voces de los entrevistados cuenten los entresijos de la guerra con una inesperada belleza que nos deja perplejos. Cuando los pájaros no cantaban está conformado por cientos de microrrelatos de no ficción en la voz de quienes vivieron en carne propia el horror del conflicto, relatos que pueden abarcar unas pocas páginas o llegar a ser tan cortos y punzantes como un haikú. Para la muestra, este titulado Guindar: Pudo haber más muertes porque ellos lanzaron granadas que no estallaron y se quedaron agarradas de los árboles.

Le puede interesar: Diario Criterio presenta los mejores 50 libros de 2022 en Colombia

Como este es un especial sobre literatura, permítanme plantear una comparación con Las mil y unas noches. A mí me maravilla que las voces se entrelacen como en ese relato interminable, con una aproximación que se distancia de la opaca solemnidad con la que ya tanto se ha hablado sobre nuestra larga guerra. Sus páginas recompensan al lector por lo agradable de la lectura pese a lo doloroso del tema.

También, como aquel libro que es patrimonio universal, el informe nos pertenece a todos, es de libre circulación y está disponible en la página web.

Informe Comisión de la Verdad
Foto: Comisión de la Verdad.

Los libros pueden ser consultados digitalmente, descargados, incluso impresos y vendidos de manera comercial, porque su licencia es libre. En los primeros días después de su entrega, nos asombró agradablemente ver personas que habían impreso y empastado los libros para distribuirlos en combo con tamales y gaseosas. Uno de los logros de la Comisión es haber creado una obra que sobrevivirá a la entidad y a las personas que la pusimos a circular, y que ojalá contribuya a la reconciliación de este país.

* Editor general del Informe Final de la Comisión de la verdad.

3 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio