“Sexismo, machismo y racismo”, esto opinan las mujeres sobre ‘Perra’ de J Balvin

Hace unos días, J Balvin presentó ‘Perra’, una canción que no solo generó polémica por sus letras, sino también por su video. Mujeres de distintas organizaciones manifiestan su rechazo. Otras explican que no se debe repudiar a todo el género por contenidos como estos. Estas son sus posturas.

Recientemente, el cantante de música urbana J Balvin lanzó su quinto álbum de estudio titulado José. Trabajo descrito por el artista como una obra muy personal en la que experimenta con diferentes sonidos, distribuidos en 24 canciones. 

La divulgación de este álbum, sin embargo, se vio opacada por una canción y su video correspondiente. Se trata de Perra, un tema que ha sido descrito como una completa falta de respeto hacia la mujer. 

“Ey, eres una perra en calor, que está buscando un perro pa’ quedarte pegada” y “una mala en calor es lo que yo ando buscando” son algunas de las frases de la canción. Estas partes fueron acompañadas con tomas de video en las que se pueden apreciar diferentes personas, jóvenes y adultas, con máscaras de caninos. En un momento, además, se puede ver al artista sosteniendo a dos mujeres con cadenas como si fueran mascotas. Ellas caminan a cuatro patas y usan también las máscaras, imágenes que se repiten en el clip. 

Le puede interesar: Ante la ineficacia del sistema judicial, las mujeres prefieren acudir a los ‘escraches’

Las reacciones no se hicieron esperar y las redes sociales, sobre todo Twitter, se convirtieron en el escenario para manifestar la indignación y el rechazo. Muchas personas escribieron mensajes como “Esa canción de perra de J Balvin me sonó igual a esas asquerosas del (año) 2000 que también denigraban a la mujer”, “¿Balvin será que le canta esa canción de perra a su hermana, a su novia y a su mamá? Terrible” y “grotesca, decadente, bellaca la canción ‘Perra’, absolutamente miserable”. 

El rechazo también provino desde el Gobierno, pues la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez calificó la canción de “machista y misógina”. 

Un video problemático

Para muchos de los usuarios en redes, el video es “especialmente denigrante”. Esto se debe a que, según manifiestan, además del machismo y el racismo, hace una clara referencia a la esclavitud. Este punto es compartido por Yamileth Jaramillo, integrante del movimiento Mujeres que Inspiran. Para ella, “en el video hay un claro símbolo de esclavitud. Él está agarrando a dos esclavas. La sociedad ha avanzado mucho para dejar atrás ese concepto. Esto es un retroceso”, dijo a Diario Criterio. 

Para Luz Marina Hurtado, de la Fundación Arcoiris, el video denigra a la mujer y, sobre todo, a las mujeres afro. “Las mujeres están siendo comparadas con un animal. Allí no hay respeto. Y es muy grave porque es un tipo de música que se ha esparcido por todo el mundo”, manifestó. 

Danny Shirley Hidalgo, concejal del municipio de Bajo Baudó (Chocó), por su parte, considera que el video bordea la violencia de género, por lo que los mensajes que se transmiten deberían tomarse con seriedad. “Muchas veces estas expresiones parecen un chiste, en otras ocasiones se ven como algo natural. Lo cierto es que el contenido es bastante diciente y daña a nuestras niñas y mujeres”, expresó a Diario Criterio. 

La discusión está en el mensaje

Por la enorme difusión que tiene esta música, para Mirla Rosa Herrera, representante legal de la Asociación Apoyo a la Mujer, el debate debería centrarse en las personas que están consumiéndola, puesto que podrían quedarse con ideas que no son correctas. “A los jóvenes les atrae este género. Aquí es donde entra la parte educativa. En esta canción en particular hay muchos elementos que están en detrimento de la dignidad de la mujer. Dice “una perra en calor”, uno se ofende con esa palabra, más que con cualquier cosa. Lo que se les está transmitiendo no es correcto”, dijo a Diario Criterio. 

Para Jaramillo y otras integrantes del movimiento Mujeres que Inspiran, este tipo de contenidos estarían llegando incluso a niños y jóvenes que hasta ahora están construyendo su propio criterio. “Hay un impacto en esta población, independientemente de si la canción podría ser o no una metáfora. Esto nos recuerda nuevamente conceptos y realidades como lo son la equidad de género y las nuevas masculinidades”, expresaron. 

Puede leer: ¿Por qué la liga de fútbol femenina recibe menos atención que la masculina en Colombia?

¿Tiene el artista alguna responsabilidad?

Waldistrudis Hurtado, también del colectivo Mujeres que Inspiran, indicó que cuando se dan este tipo de expresiones, se habla tanto de una responsabilidad colectiva como de una individual. En este sentido, manifestó que los artistas son un referente y como tal tienen “una responsabilidad en la construcción de una sociedad más justa, pues deberían trabajar sobre bases de respeto y de dignidad. No podemos seguir afianzando estas prácticas”, aseguró a Diario Criterio.

Esta responsabilidad debería transmitirse a la sociedad en general, de acuerdo con Dinelly Ramírez, quien hace parte de la comisión de género de la Alianza Verde en Antioquia. “El problema no es el arte, el problema está en una sociedad que nos ve así, pues es una sociedad patriarcal que no respeta a las mujeres. Tenemos que hacer una revisión de qué es lo que tenemos que transformar”, manifestó. 

Por el contrario, la académica Luisa Fernanda Espinal, una doctorante que adelanta una investigación sobre el reguetón, dice que las producciones y manifestaciones artísticas no deberían tener la obligación de educar a la sociedad. De ser así, muchas mujeres no habrían podido hacer arte. Exigirle al género que eduque es pedirle más de lo que puede hacer. Lo que hay que promover es que no sea escuchada, que no reemplace la música para niños”, dijo Espinal a Diario Criterio. 

¿Esta es la representación general de la mujer en el reguetón?

La puesta en escena de este género musical es llamativa. Sus letras y sus ritmos resultan particularmente pegajosos. Sus artistas se han robado la atención en espectáculos mundiales. Sin embargo, la popularidad que ha alcanzado debido a la mezcla de estos factores ha estado empañada, en varias ocasiones, por algunas de sus letras y expresiones.

En un artículo de la Revista Iberoamericana de Comunicación se publicó un estudio sobre la imagen de la mujer que se muestra en algunas letras de las canciones de este género. A partir del análisis crítico del discurso, los autores concluyeron que parte del reguetón se constituye como un “retransmisor de una ideología sexista y machista”, puesto que se observa “cierto grado de dominación por parte del hombre”, “se difunde una creencia o un ideal de mujer (estereotipo)” y “se habla de un hombre con dos únicos aspectos principales: el poder de brindar sexo y dinero a las mujeres”.

A pesar de esas afirmaciones, no se pueden hacer generalizaciones sobre lo que transmite el reguetón. Para Espinal, “este género presenta un escenario de fantasía y de sexualidad que permite que exista una metáfora incluso con los animales, pues sirve de fantasía frente a lo erótico y afectivo”. 

Sin desconocer “la cosificación que hay particularmente en la pieza” J Balvin, oriundo de Medellín, Espinal explicó que “la metáfora del perro y la perra es tradicional en el género, pues se habla del perreo. El reguetón es un género que es muy estigmatizado por su particularidad, porque es vulgar, porque habla como habla la gente”, dijo. 

La postura de Espinal es compartida también por varias personas que señalan que este tipo de contenido sexista no es exclusivo del reguetón y que, sin embargo, este es el que “más palo” recibe. 

Sílvia Martínez, profesora de la Escola Superior de Música (Esmuc) y de la Universidad Autónoma de Barcelona, manifestó al medio La Vanguardia que el lenguaje sexista puede ser hallado en distintas composiciones que quizá pasaron más desapercibidas. Un caso es, de acuerdo con la experta, el de Blurred lines, del estadounidense Robin Thicke, con apartados como: “intento domesticarte, pero tú eres un animal”, “tenía una zor** pero no era tan mala como tú”. 

Otro caso es de la canción ‘It’s So Easy‘, del álbum ‘Appetite for Destruction’ (1987), de Guns N’ Roses, que dice: “Turn around, bitch, I got use for you. Besides, you ain’t got nothin’ better to do and I’m bored” (Voltéate, perra, que te voy a usar. Además, no tienes nada mejor que hacer y estoy aburrido).

Incluso se puede ir más atrás, hacia The Beatles, con su ‘Run For Your Life’ (1965): “Well, I’d rather see you dead, little girl, than to be with another man (…) You better run for your life if you can, little girl. Hide your head in the sand, little girl. Catch you with another man, that’s the end, little girl” (Bueno, preferiría verte muerta a que estuvieras con otro hombre, niña. Es mejor que corras por tu vida si puedes, niña. Esconde tu cabeza en la arena, niña. Si te pillo con otro hombre, es el fin, niña).

Recomendado: “La vida es la gran oportunidad que tengo para poder cumplir con la misión de mi alma”, Luz Lizarazo

El empoderamiento en el reguetón

Otra de las aristas a la que quizá no se le ha prestado mucha atención es el papel que este género ha tenido en el empoderamiento de las mujeres, poniendo sobre la mesa el hecho de que ellas tienen el derecho de explorar su sexualidad como gusten. Artistas como Ivy Queen, Karol G y Farina han puesto en escena un reguetón que algunas consideran feminista, en el que las mujeres tienen el control y dejan claro, por ejemplo, que un “bailoteo” no se traduce en otro tipo de acciones. “Eso no quiere decir que pa’ la cama voy”, decía Ivy Queen, hace unos años, en una de sus canciones.

Karol G ya ha hablado del tema. “Mi música normalmente suele despertar ciertas críticas a las que estoy acostumbrada. Como mujer en la industria, y más en la música urbana, canto de todo y hablo de mujeres que sentimos, que tenemos intimidad, que nos gustan muchas cosas. Desde un punto de vista bien hablado, sin ser vulgar”, dijo en una entrevista.

Karol G
Karol G es un ejemplo de mujeres que se han empoderado en el reguetón.

Sobre este punto, a partir de su investigación, Espinal explicó que es importante también centrar la atención en esta temática. “¿Por qué no hablamos de las mujeres del reguetón que destacan? Ellas también han triunfado. Por ejemplo, Karol G fue galardonada y reconocida por una revista como la reina del género”, manifestó.

Para todas, crear espacios que permitan entablar conversaciones sobre la voz y el rol de la mujer en distintos escenarios resulta importante para seguir construyendo una sociedad más justa, segura y equitativa.

9 Comentarios

  1. Que triste que dañen la musica con esas letras horribles que insulten y maltraten a las mujeres sobretodo ,lo peor es que a muchas personas les gusta
    (Muchas mujeres y jóvenes )

Deja un comentario

Diario Criterio