Caso Jineth Bedoya: Estado colombiano, culpable de secuestro, tortura y violencia sexual

La sentencia que acaba de emitir la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) en el caso Jineth Bedoya Lima contra el Estado Colombiano tiene varios elementos impactantes y dolorosos.

El primero de ellos es que la sentencia reconoce que la periodista Jineth Bedoya fue sometida a varios delitos como secuestro, tortura y hasta violencia sexual y que todas esas agresiones están relacionadas con su actividad profesional.

El segundo, y quizás el más grave, es que en el texto de la sentencia se advierte que esa “torturas física, sexual y psicológica contra Jineth no pudieron llevarse a cabo sin la colaboración del Estado”.

Como se sabe, la periodista sufrió esas agresiones el 25 de mayo del año 2000 cuando investigaba la guerra entre paramilitares, guerrilleros y grupos delincuenciales presos en la cárcel La Modelo de Bogotá.

Para entonces, Jineth Bedoya trabajaba como reportera en el diario El Espectador y desde que sufrió la agresión inició una batalla jurídica y mediática para llegar al fondo y llevar a los estrados a todos los responsables que, según ella, siguen impunes.

La demanda ante la Corte IDH se presentó en septiembre de 2019 y 20 años después de ocurridos los hechos surge esta sentencia que confirma lo que Jineth Bedoya Lima siempre aseguró: que detrás de las agresiones que sufrió había agentes del Estado, algo que la justicia colombiana siempre ignoró.

Puede leer: La turbulenta historia de Luis Horacio Escobar, fundador de una Convivir, cuyo asesinato lamentó Uribe

4 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio