La escritora estadounidense Joan Didion falleció a sus 87 años

Periodista, escritora y la gran cronista del movimiento ‘hippie’ y la contracultura de los años sesenta, Didion deja un legado lleno de novelas, libros de no ficción, ensayos y guiones.

Joan Didion, una de las grandes exponentes del llamado nuevo periodismo y la escritora de libros como El año del pensamiento mágico, Según venga el juego y Una liturgia común falleció este jueves 23 de diciembre a los 87 años en su casa de Nueva York.

La noticia la dio a conocer el New York Times, que recibió un comunicado escrito por Paul Bogaards, editor de la escritora estadounidense, en el que informaba que la causa de su muerte era la enfermedad de Parkinson.

Puede leer: “Las Escribidoras es un espacio de escritura desobediente”, Matilde de los Milagros

Reconocida, al inicio de su carrera, por los reportajes y crónicas mordaces (para la revista Life y The Saturday Evening Post) en las que describía a la California de los años sesenta, con todo el movimiento de la contracultura y los hippies, Joan Didion pronto se convirtió en una voz distintiva dentro de la literatura y el periodismo norteamericano.

Escribió artículos de prensa, ensayos, libros de no ficción, novelas, guiones para películas y hasta adaptó uno de sus textos a una obra de teatro. Por esa vasta obra, la calidad de sus textos y su forma de escribir, muchos la consideraban una de las escritoras estadounidenses más importantes del siglo XX.

Desde los 5 años

Nacida en Sacramento, la capital de Florida, en 1934, comenzó a escribir a los 5 años, cuando, según contaba, su mamá le entregó un cuaderno “para que dejara de quejarme y aprendiera a entretenerme escribiendo mis pensamientos”.

Y aunque no se identificó a sí misma como una escritora sino hasta muchos años más tarde, desde entonces tuvo una genuina curiosidad por la escritura y la literatura. No solo leía todo lo que llegaba a sus manos, sino que llegó al extremo de escribir algunos fragmentos de las obras de Ernest Hemingway para aprender sobre su forma de escribir.

Ya en su juventud, y luego de graduarse como licenciada en lengua de la Universidad de California, Berkeley, y de ganar un concurso de ensayos, consiguió trabajo en la revista Vogue, de Nueva York, en donde arrancó su carrera periodística. Pasó de redactora a editora en menos de siete años y luego volvió a California, ya casada con el también escritor John Gregory Dunne.

Puede interesarle: ‘Sensorium’: las historias ‘bogóticas’ de G Jaramillo Rojas

De vuelta a su casa, Joan Didion pronto se dio a conocer como una de las exponentes del periodismo narrativo, o el nuevo periodismo.

Ella, de hecho, era de las pocas mujeres que destacaban en un universo poblado por hombres como Gay Talese o Tom Wolfe, entre otros. Pero ninguno, como ella, supo describir de forma crítica a la California de los años sesenta, llena de ese espíritu optimista y abierto que representaron la contracultura y los hippies.

De esa misma década viene su primera novela, Run, River (1963), así como su primera colección de ensayos, Slouching Toward Bethlehem (1968), que el New York Times describió como la reunión de “algunos de los mejores artículos de revista publicados en este país en los últimos años”.

Entre el periodismo y la literatura

En los años setenta entró con toda al mundo de la literatura. Sus novelas (Según venga el juego y Una liturgia común) la convirtieron, según el Times, en “una voz dura, concisa y distintiva dentro de la novelística estadounidense”.

A partir de ahí mezcló ambas pasiones: el periodismo y la literatura. Escribió ensayos como Salvador (1983), sobre su viaje al país centroamericano, o Miami (1987), que seguía a los exiliados cubanos en Florida, pero también publicó novelas como Democracia (1984), en la que contaba una historia de amor entre la heredera de una gran fortuna y un oficial de la CIA en medio de los años confusos del final de la guerra de Vietnam.

Puede interesarle: Que entre el Diablo y escoja

Ya más adelante, en la década de 2000, volvió a tener reconocimiento mundial por El año del pensamiento mágico (2005), en el que hablaba de forma directa y conmovedora del duelo por la pérdida de su esposo y de su hija, Quintana Roo, quien había sufrido de una larga enfermedad.

Ese libro fue muy popular en los países de habla hispana, como Colombia, y ayudó a que se reeditara en español el resto de su obra. De hecho, aún se consigue bajo el sello de Literatura Random House. También lo fue en Estados Unidos: ganó el National Book Award, fue finalista del Pulitzer y fue adaptada (por la propia Didion) a una obra en Broadway.

En sus últimos años, además, fue un ícono de la moda. Su look característico, con gafas oscuras, la convirtió en protagonista de una campaña publicitaria de Celine. Y en 2017, Netflix estrenó el documental Joan Didion: el centro cede, en el que ella misma reflexiona sobre su carrera y sus conflictos.

Foto de Joan Didion: JASON KEMPIN / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio