Johnson & Johnson tendrá que pagar 2.100 millones de dólares por vender talco cancerígeno

El Tribunal Supremo de Estados Unidos se negó a estudiar un recurso de la empresa farmacéutica estadounidense, en cambio, confirmó su condena a pagar 2.100 millones de dólares por daños y perjuicios derivados de la venta de polvos de talco fabricados con productos cancerígenos, lo que habría causado la enfermedad a más de 20 mujeres.

El más alto tribunal del país no explicó su decisión que pone fin a años de litigios y podría tener repercusiones en otras demandas colectivas. Johnson & Johnson recibió miles de denuncias en los últimos años de personas que lo acusaron de vender talco que contenía amianto y provocaba cáncer de ovarios; pero siempre negó las acusaciones.

Los antecedentes

En 2018, un jurado condenó a la empresa a pagar 4.700 millones de dólares a 22 demandantes por daños y perjuicios. En junio de 2020, un tribunal de apelación de Misuri redujo esta cantidad al considerar que algunos demandantes, al no tener vínculos con el Estado, no debieron ser incluidos en el juicio.

Sin embargo, determinó que el grupo había “vendido a sabiendas productos que contenían amianto a los consumidores”, lo que causó “gran angustia física, mental y emocional”. La compañía que representaba a las demandantes, expresó que la empresa supo durante décadas que sus talcos tenían asbesto y que pudo proteger a los consumidores pasando del producto a un derivado del maíz, como se propuso en 1973, pero no lo hicieron por costos.

Puede leer: Iceberg que duplica el tamaño de Bogotá se separó de la Antártida

Johnson & Johnson presentó un recurso ante el Tribunal Supremo de Misuri, que se negó a estudiar el caso, y luego al más alto tribunal del país, que hizo lo mismo esta semana.

El grupo argumentó que la demanda colectiva, que incluía a demandantes de otros estados, violaba sus derechos y cuestionaba el importe punitivo de la indemnización. Para la compañía, la decisión del Tribunal Supremo no tiene nada que ver con “la seguridad del producto”, y criticó además que “deja en el aire importantes cuestiones legales que los tribunales estatales y federales seguirán enfrentando” sobre temas procesales y de competencias.

La empresa ha enfrentado más de 9.000 demandas en Estados Unidos y aunque dice que su producto es seguro; la entidad que supervisa la seguridad de los alimentos en ese país, dijo en 2018 que tras un estudio detectó presencia de esta fibra cancerígena.

Por: Con información de AFP 

0 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio