Kentaro Miura, el dibujante japonés que deja un manga inacabado y millones de fanáticos desolados

El autor del reconocido manga ‘Berserk’, que fue llevado al cine y a un par de series de televisión, falleció a los 54 años por una disección aórtica aguda.

Los fanáticos del manga no salen de su asombro: Kentaro Miura, uno de los dibujantes japoneses más famosos, falleció a sus 54 años. Sucedió el pasado 6 de mayo, pero la noticia solo se supo este jueves, cuando la cuenta oficial en Twitter de la editorial Hakusensha -en donde publicaba- lo anunció oficialmente. 

El mangaka (dibujante de manga) era reconocido, sobre todo, por haber creado Berserk, la aclamada historia de Guts, un mercenario huérfano que debe recorrer una Europa medieval plagada de seres demoníacos y criaturas mágicas en busca de venganza. La publicó desde 1989 y se convirtió en un fenómeno con dos series de anime, un libro, videojuegos y un par de películas.  

Puede leer: Warner y Discovery se fusionarán para crear un gigante del streaming que compita con Netflix y Disney +

De hecho, Berserk no había terminado aún y con su muerte queda inacabada, a la espera de si la editorial decide hacer algo para continuarla. 

El legado del manga, sin embargo, es inmenso. Muchos destacan la narración visual y dicen que es toda una obra de arte. Además combinó muy bien el mundo de la fantasía y la aventura, de muchos otros mangas, con un toque oscuro muy bien delineado. Algunos llaman a ese estilo la ‘fantasía oscura’, que influenció muchas otras creaciones. 

“(Berserk) fue un pionero, influyó en innumerables animes, pero el más notable para mí fue un juego llamado Dark Souls”, le dijo a la BBC Koroush Khaneghah, un empresario de criptomonedas que creció con el manga de Miura.

Sus dibujos eran considerados obras de arte. Este es de Berserk

Pero Berserk no fue la única creación del japonés, nacido en 1966 en la prefectura de Chiba, al occidente de Tokio. Entre sus creaciones también se cuentan King of Wolves, Ourou Den, Gigantomakhia y Futatabi, el primero de todos, que publicó en 1985 en una revista japonesa llamada Weekly Shonen.

Desde ese momento hasta hace unos días, duró 36 años en la industria. Hasta que una disección aórtica aguda acabó con su vida. Lo que más le duele ahora a sus millones de fanáticos es que aún estaba muy joven y tenía mucho por dibujar. Su legado, sin embargo, queda para el mundo.

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio