“La Iglesia católica quería lavarle el cerebro a los pueblos nativos”: representante indígena de Canadá

Cadmus Delorme, jefe de las Primeras Naciones de Cowessess, habló sobre las más de 1.400 tumbas de niños que han sido descubiertas en las últimas semanas en escuelas residenciales indígenas de Canadá.

La Iglesia tenía “un propósito” y era “lavar el cerebro de mi linaje para asegurarse de que dejáramos de orar a quién era nuestra espiritualidad para solo seguir la fe de la Iglesia católica romana”, denuncia el jefe de las Primeras Naciones de Cowessess, Cadmus Delorme.

Puede leer: Arde Canadá: ola de calor, incendios forestales e iglesias en llamas azotan al país

“Hoy tenemos un trauma intergeneracional, tenemos colonización y estamos tratando de descolonizar”, asegura Delorme. En 1885, agrega, la Iglesia católica romana llegó a Cowessess y empezó a construir un templo, pero comenzaron a supervisar una tumba: “Era la tumba de la misma Iglesia católica romana”.

Según el representante, en 1898 Canadá construyó e invirtió en una escuela residencial y pidió a la Iglesia que la supervisara. De 1885 a 1972, cualquiera que fuera a la Iglesia católica y muriera mientras se encontraba en la escuela residencial era enterrado en el lugar.

“Este no es un sitio de fosa común. Estas son tumbas sin nombre”, agrega el líder nativo. Señala que había lápidas en las tumbas y culpó a un sacerdote de la época por no proteger esas lápidas que luego fueron retiradas.

Estas historias “incluso eran cuestionadas entre nosotros”, pero los sobrevivientes tienen diferentes perspectivas sobre lo que sucedió. El representante nativo asevera que algunos ancianos tienen una fe católica romana “muy fuerte”, mientras que otros “tienen ira, odio y están muy molestos con la forma en que la iglesia los trató”.

También le puede interesar: Vacunas cubanas, entre la esperanza y el bloqueo de la comunidad internacional

Delorme dice que la tasa de mortalidad infantil en las escuelas residenciales era de entre el 40 y el 60 por ciento. En ellas había “muchas pandemias”, incluidas la viruela y la tuberculosis. Ahora su objetivo es identificar y marcar con nombres esas tumbas para asegurarse de que “tengan un verdadero descanso en paz”.

“Queremos una disculpa del papa (Francisco)”, enfatiza Delorme y asegura que también hay otros lugares para buscar tumbas.

Las Primeras Naciones se refiere a las 600 tribus indígenas que habitaban Canadá antes de que llegaran los colonos europeos. A mediados de junio, la Primera Nación de Cowessess en Saskatchewan descubrió 751 tumbas anónimas en la antigua escuela residencial de Maryville.

Hasta la fecha, se han encontrado 1.148 fosas sin marcar en tres antiguas escuelas residenciales indígenas en el país norteamericano.

Se estima que antes del cierre de la última escuela en 1996, al menos 4.000 niños murieron y, en ocasiones, fueron enterrados sin ceremonias.

Cerca de 150.000 niños nativos asistieron a las escuelas, cuyo objetivo era inculcar la cultura blanca europea en los niños y niñas. Se dice que muchos de ellos sufrieron abusos físicos, mentales y sexuales.

El ministro canadiense de Servicios Indígenas, Marc Miller, dijo que ha llegado el momento de obtener una disculpa oficial del jefe de la Iglesia Católica.

Por: Agencia Anadolu 

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio