Los detalles de la pelea de Atlético Nacional con Cortuluá y la Dimayor que podría costarle más de 5 millones de dólares

La Dimayor le impidió al equipo antioqueño inscribir jugadores para la liga por una supuesta deuda con el cuadro vallecaucano. De fondo hay un caso enredado y complejo que llegó hasta los tribunales de Suiza.

Una pelea jurídica entre dos clubes del fútbol profesional colombiano, en la que está involucrada la Dimayor, tiene en ascuas el inicio de la liga local, planeado para este fin de semana. 

Es más, Atlético Nacional, uno de los involucrados, ya le solicitó formalmente al ente que maneja el fútbol profesional en Colombia que aplace su partido contra Envigado hasta que no se aclare lo sucedido. 

Puede leer: Con un golazo de Luis Díaz Colombia vence a Perú y consigue el tercer lugar de la Copa América

El problema estalló porque la Dimayor no ha dejado que Nacional inscriba los jugadores nuevos para este semestre. La razón: una supuesta deuda de los verdolagas con Cortuluá por el traspaso de Fernando Uribe a Millonarios, en 2015. 

Un tema que llegó hasta el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés), la máxima instancia de la FIFA para resolver disputas, y a los tribunales de la justicia ordinaria en Suiza. 

La pelea de Nacional con Cortuluá

El comienzo de la historia

Todo comenzó hace siete años cuando Nacional decidió prestar a Uribe (cuyo 50 por ciento del pase pertenecía al Cortuluá) a Millonarios. El problema fue que el equipo antioqueño y el bogotano dejaron vencer el contrato del delantero, quien quedó como agente libre y se fue con el Toluca, de México. 

Cortuluá, que no recibió dinero por la transacción, acudió ante la Federación Colombiana de Fútbol y exigió del cuadro verde una indemnización por 5 millones de dólares (más intereses), porque consideraba que su patrimonio se había visto afectado por un descuido. 

Puede interesarle: ¿El cartel del fútbol?: vetos y listas negras en el mercado colombiano

El monto salió de la cláusula del contrato que estipulaba la venta del jugador por 10 millones de dólares.

Al inicio, el Estatuto del Jugador de la Federación Colombiana de Fútbol le dio la razón al cuadro del Valle del Cauca, y estipuló que Nacional no podría contratar nuevos jugadores hasta que no pagara la deuda. 

Pero los verdolagas, alegando que esa instancia no tenía jurisdicción, llevaron el caso al TAS. 

Del TAS al Tribunal Federal Suizo 

Este tribunal de la FIFA también le dio la razón al Cortuluá, pero condenó a Nacional a pagar solo 150.000 dólares, más el 6 por ciento de intereses por cada año del reclamo.

Además dejó sin efectos la prohibición a inscribir jugadores y le puso el límite de un año, que vencía el 21 de marzo de 2021. Los verdes cancelaron la cifra estipulada.

Puede leer también: Rigo, mucho más que un bacán del ciclismo

Pero en Cortuluá consideraban la cifra irrisoria y apelaron ante la justicia ordinaria, en este caso ante el Tribunal Federal Suizo, debido a que el TAS tiene sede en este país. En junio pasado, este tribunal anuló el fallo del TAS debido a que, supuestamente, no tenía jurisdicción ni competencia en el caso de Colombia.

Cortuluá considera que con esa decisión Nacional vuelve a contraer la deuda de 5 millones de dólares (más intereses) y la prohibición de inscribir jugadores que había interpuesto la FedeFútbol. 

En el cuadro verde, en cambio, creen que el máximo tribunal en materia deportiva reconocido por la FIFA, la Conmebol y la Dimayor es el TAS, y que ellos ya cumplieron con sus obligaciones al pagar la cifra que este estipuló. 

Además dicen que nadie con jurisdicción (es decir, a través de un juez de la república o un laudo arbitral) ha fallado en contra del equipo, ya que para ellos el Estatuto del Jugador de la federación no tiene competencia.

También alegan que como Fernando Uribe nunca fue vendido, sino que se marchó como agente libre, las pretensiones de Cortuluá son exageradas y no tienen sentido.

Algunos incluso creen que pagando la cifra estipulada, el club quedaría en serios problemas financieros. 

La tutela de uno de los jugadores afectados

Pero la Dimayor, por ahora, le da la razón a Cortuluá. Por eso, no le ha permitido a los verdes inscribir a Dorlan Pabón, Andrés Felipe Aguilar, Yeison Guzmán, Rugery Blanco y Nelson Daniel Palacio, quienes fueron contratados por el equipo para esta temporada. 

El tema tiene otra arista. Rugery Blanco, uno de los jugadores afectados, instauró una acción de tutela ante los jueces de Rionegro.

Puede leer también: “Son una vergüenza”: La violencia y el racismo manchan al fútbol inglés

Él considera que con esa decisión le están violando varios derechos fundamentales como el de la libertad de elegir profesión u oficio, el del libre desarrollo de la personalidad, el de la dignidad humana y el del debido proceso. 

La discusión parece enredada y difícil de resolver. Por ahora, la Dimayor debe decidir si acepta aplazar el partido de Atlético Nacional vs. Envigado mientras llegan a un acuerdo provisional sobre la posibilidad de inscribir o no los jugadores.

Lo único cierto es que el debate de fondo va para largo y podría tener implicaciones graves para uno de los clubes más importantes del fútbol colombiano. 

3 Comentarios

  1. Según tengo entendido es que esa cifra de 10 millones de dólares la colocó fue Nacional y solo en caso de venta además el tas no condenó a nacional solo que había una ganancia de trescientos mil dólares en el negocio con millonarios entonces había que partirla con cortulua por eso obligó a Nacional a cancelar 150.000 dólares ciento cincuenta mil dólares además el tribunal suizo tampoco condenó a Nacional lo que dijo era que el tas no podía actuar por que Nacional ya había agotado 2 dos instancias

Deja un comentario

Diario Criterio