La pelea desatada por el ataque a misiones médicas

El secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, denunció este domingo en sus redes sociales los ataques a ambulancias que prestaban sus servicios cerca del Portal Américas, en el sur de la capital.

Gómez aseguró que fueron 16 los vehículos médicos afectados y que las agresiones se habrían producido tras la difusión de información falsa por parte de algunos sectores políticos. 

Las acusaciones del funcionario iban dirigidas a una persona en particular, Heidy Sánchez Barreto, concejala de Bogotá por la coalición Colombia Humana. Sánchez dijo a través de su cuenta de Twitter que tenía información sobre denuncias en las que presuntamente las ambulancias entregaban los heridos a los policías del Puesto de Mando Unificado del portal de Transmilenio. 

La respuesta de Gómez fue enfática: “concejala, su irresponsabilidad difundiendo información falsa puso ayer en peligro a la misión médica y ha generado que manifestantes paren ambulancias y les impidan pasar a atender heridos. Ayer la ambulancia que entró al portal estaba evacuando a un policía herido”

Las críticas a la concejala no se quedaron ahí. El alcalde encargado de Bogotá, Alejandro Gómez, afirmó que denunciará nacional e internacionalmente los ataques a la misión médica que -según sus declaraciones- fueron desencadenadas por “desinformación malintencionada” difundida en redes sociales. 

Puede leer: Las UCI de Bogotá están en alerta roja: hay menos de 100 camas disponibles

“Esta es una actividad metódica y perversa para atacar a médicos y enfermeras que tratan de salvarle la vida a las personas”, manifestó.

Gómez argumentó que difundir “mensajes mentirosos” es un delito e hizo un llamado a quienes participan en las jornadas de protesta a permitir la movilidad de la misión médica, el personal de salud y el transporte de elementos esenciales para la prestación de estos servicios, aún más en medio del tercer pico de la pandemia. 

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, también se refirió a las denuncias de Luis Ernesto Gómez. “Cual es el sentido de destruir las ambulancias que la propia ciudadanía necesita para la atención en salud. El derecho a la protesta no puede incluir estas acciones y la sociedad debe deslegitimar a quienes las promueven”, dijo el funcionario. 

Hasta el momento, Heidy Sánchez ha defendido su posición asegurando que si se va a hablar de ataques a las misiones médicas, la Administración Distrital debe tener en cuenta que también han existido agresiones por parte de la Policía y el Esmad.

En medios de comunicación, Sánchez argumentó que no ha incitado a la violencia contra las misiones médicas, sino que ha trasmitido una denuncia de interés público.

El fin de semana, la muerte de una bebé recién nacida en una ambulancia que se transportaba de Buenaventura a Cali encendió el debate. Mientras algunos aseguran que los bloqueos en el marco de las protestas impidieron el paso, otros sectores denuncian que fueron los gases lacrimógenos.

Organizaciones piden respeto a las misiones médicas

En conversación con Diario Criterio, Francisco Moreno, director ejecutivo nacional de la Cruz Roja Colombiana, manifestó preocupación por los ataques, además, solicitó respeto a las ambulancias y al personal médico. 

“Rechazamos el impacto que en la vida y la salud, hemos identificado que no se permite el paso de medicamentos, vehículos con oxígeno y con líquidos de diálisis. También pedimos que no se instrumentalice la misión médica ni se use para fines diferentes y así poder garantizar la atención de los pacientes”, dijo. 

Puede leer: “Debe terminar”: OPS alerta por más de 140 incidentes contra misiones médicas en Colombia

Moreno destaca que, sin importar de dónde vengan los ataques, el punto de la discusión es que los pacientes se están viendo afectados. La Cruz Roja ha acompañado 55 caravanas para llevar insumos, se han beneficiado 37 hospitales en 28 ciudades.

Cabe resaltar que organismos como la OMS alertaron los ataques a misiones médicas en medio del paro nacional. La institución señaló que desde el inicio de las manifestaciones, se han reportado más de 140 incidentes contra misiones médicas, la mayoría en los puntos focales de las congregaciones.

Esto abarca -según datos de entidades públicas y privadas- amenazas, hostilidades y ataques contra trabajadores de la salud, así como vandalismo y saqueo de ambulancias y vehículos que transportan personal médico, medicinas y otros suministros esenciales en medio de la pandemia.

“Esto debe terminar. Esos ataques son incompatibles con nuestro derecho a la salud y ponen en peligro la integridad, la misión y el propósito mismo de la salud y la ayuda humanitaria”, dijo hace algunos días la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Recomendado: Las UCI de Bogotá están en alerta roja: hay menos de 100 camas disponibles

0 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio