Larry Harlow, adiós a un ícono de la salsa

El neoyorquino, miembro de la Fania All-Stars, falleció este viernes a los 82 años. 

A Larry Harlow le decían ‘El judío maravilloso’ y en los años sesenta y setenta fue uno de los miembros estelares de la agrupación más conocida de la salsa: las estrellas de la Fania. En esa época llenaba escenarios junto con Héctor Lavoe, Celia Cruz, Johnny Pacheco, Cheo Feliciano, Ray Barreto y muchas otras leyendas.

Por eso, la noticia de su muerte a los 82 años llenó de luto a todos los fanáticos de la salsa. Especialmente a los que lo recuerdan con su pelo largo y su bigote, parado o sentado frente al piano, mientras interpretaba La cartera o Abran paso.

Puede leer: Laura Bozzo: de estrella de ‘Laura en América’ a prófuga de la justicia

Harlow, realmente llamado Lawrence Ira Kahn, nació en Brooklyn, Nueva York, en 1939, en una familia de músicos de ascendencia judía. Su mamá era cantante de ópera y su papá, tocaba en las orquestas del Barrio Latino bajo el nombre de Buddy Harlow.

Dice que se enamoró de la salsa cuando vio tocar a Tito Puente en vivo en Nueva York, y decidió irse a estudiar a Cuba. Allí se enamoró de la música afro-cubana y del jazz, lo que definió su estilo característico. Sin embargo, nunca pudo terminar sus estudios porque la Revolución cubana, de 1959, lo obligó a dejar la isla.

De vuelta a su país fundó la orquesta Harlow, en donde tocaba son cubano, son montuno, jazz, mambo, guaracha, chachachá y salsa. Y no tardó mucho en firmar con Fania Récords.

Allí desarrolló su otra faceta: la de productor. De hecho, produjo unos 106 álbumes, algunos realmente innovadores, como Hommey, una ópera salsera en la que participaron Cheo Feliciano, Adalberto Santiago y Celia Cruz.

Le puede interesar: Siete artistas colombianos reflexionan sobre el legado de la expedición botánica

Muchos dicen que fue él, de hecho, quien llevó a Celia a Nueva York para convertirla en la reina de la salsa.

Ahora, con su muerte, Larry Harlow se suma al selecto grupo de salseros que pasaron a la inmortalidad, en donde están Lavoe, Feliciano, Barreto y la propia Celia Cruz.

Su muerte, según su familia, se produjo a la una de la mañana, hora de Nueva York, por problemas renales.

5 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio