Las decepcionantes cifras de empleo golpean los planes económicos de Biden en Estados Unidos

Todos esperaban las mejores noticias, y no sobraban razones para ser optimistas. Desde enero, el gobierno del presidente Joe Biden ha puesto en marcha un ambicioso plan económico para contrarrestar los estragos que dejó en 2020 la pandemia. En el Congreso, el mandatario demócrata logró la aprobación de un masivo plan de estímulo por 1,9 billones de dólares para la recuperación, que incluyó transferencias directas a las familias y una extensión de los subsidios por desempleo.

Puede leer: Cinco lecciones para Colombia del discurso de Joe Biden ante el Congreso

Además, las cifras de vacunación también son favorables, a pesar de un retroceso en el número de vacunados en las últimas semanas. Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, a mediados de abril, se administraban unas 3,38 millones de dosis al día. Ahora, la media es de 2,19 dosis diarias. Sin embargo, Biden espera que al menos el 70 por ciento de los adultos hayan recibido una dosis antes del 4 de julio. La vacunación masiva es clave para retomar la normalidad laboral en todo el país.

Todo esto le había dado un empujón a la economía estadounidense. Sobre todo en materia de desempleo. Las cifras de nuevos empleos subieron exponencialmente desde el 21 de enero, y las proyecciones de los expertos indicaban que en abril estarían cerca del millón de puestos de trabajo.

Pero el informe resultó ser bastante decepcionante. La economía de Estados Unidos sumó solamente 266.000 empleos en abril y la tasa de desempleo subió levemente (0,1 puntos). expectativas del mercado de una masiva ola de contrataciones a medida que la pandemia del covid languidece en el país.

Puede leer: “Presidente, salga del estudio”: la dura columna en The New York Times contra Iván Duque

Pese a que los datos mostraron contrataciones en el sector del ocio y los bares y restaurantes, cuyos trabajadores fueron los primeros en ser despedidos cuando la pandemia obligó a cerrar los locales, estos nuevos puestos no compensaron las pérdidas de empleos de mensajería y entre los trabajadores temporales.

Además, la tasa de desempleo se situó en 6,1% frente un nivel del 6 % en marzo, pese a que los analistas proyectaban una caída al 5,8 %.

Las cifras son, en definitiva, un golpe bajo. Como señaló en Twitter el profesor de economía de la Universidad de Michigan, Justin Wolfers, “nos equivocamos y las cifras cambian cómo proyectamos la recuperación”.

Miedo al covid

El informe de abril representa un inesperado retroceso para el gobierno de Joe Biden. Tras su plan aprobado en el Congreso, la mayoría de observadores fueron optimistas. Y lo siguen siendo, pero está por verse si el gobierno del demócrata logra alcanzar las expectativas de regresar a la normalidad económica de antes de la pandemia.

Hay quienes ven en los propios estímulos ofrecidos en el plan contra la pandemia la razón del freno en el alza de empleos. El paquete incluyó transferencias directas a las familias y una extensión de los subsidios por desempleo, que según algunos expertos podrían disuadir a algunos trabajadores de buscar ocuparse mientras persiste el miedo al coronavirus.

Como señaló Patricia Cohen en ‘The New York Times‘, “millones de estadounidenses tienen preocupaciones en materia de salud y en el cuidado de sus hijos, debido a que muchos colegios y guarderías no han retomado las operaciones con normalidad. Esto los ha disuadido de volver al trabajo”. Y agrega que “otros millones no están buscando trabajo activamente, esperando a ser contratados de vuelta por sus antiguos empleadores de nuevo cuando las empresas reabran por completo”.

Puede leer: Redes sociales y protestas: cómo internet cambió los movimientos sociales para siempre

De acuerdo con los economistas de Pantheon Macro, “es posible que el miedo al covid pueda estar marginando a algunas personas del mercado laboral, pero eso debería disiparse con el tiempo”. Esta consultora considera que la demanda de empleo subirá en los próximos meses con la continua reapertura. Y agregaron: “Los datos de un mes no prueban nada, las nóminas podrían repuntar masivamente en mayo”.

La tesis de que el país se encamina a registrar una fuerte creación de empleo de cara al verano boreal, mostró así que no sigue un camino lineal, y el Departamento de Trabajo indicó que había revisado los datos de marzo a la baja. Según las cifras oficiales, en marzo se crearon 770.000 empleos, 146.000 menos de lo reportado en un comienzo, pero las cifras de febrero fueron revisadas al alza.

El golpe de la pandemia hizo que la tasa de desempleo en Estados Unidos pasara en dos meses de un mínimo en 50 años en febrero del año pasado, cuando era de 3,5 %, a un máximo desde la Gran Depresión de los años 30 cuando llegó a 14,8 % en abril.

Según las últimas previsiones de la Reserva Federal (Fed) publicadas en marzo, la tasa de desempleo debería ceder hacia finales de año y estacionarse en un nivel de 4,5 %

Razones para la esperanza

Al momento de presentar las pobres cifras de abril, Biden señaló que “está claro que tenemos un largo camino que recorrer”, dijo el mandatario en la Casa Blanca. Y recordó que el país tiene 8 millones de empleos menos que antes de la pandemia. “Todavía estamos saliendo del derrumbe económico”, añadió.

El mandatario demócrata defiende que se necesita invertir casi 4 billones de dólares en la próxima década para crear empleo, especialmente para los trabajadores menos calificados, y principalmente en el sector de infraestructura.
Pero la oposición republicana se opone a este plan, y ahora ven en las nuevas cifras de desempleo una muestra del “fracaso” de la política del presidente. Pero esta conclusión es considerada apresurada por los expertos.

Puede leer: Coronavirus: Colombia no está tan lejos de la catástrofe sanitaria en India

En todo caso, las cifras de abril representan un traspié, más que un balance rotundo del plan económico de Biden. Solo basta recordar que la economía norteamericana creció a una tasa interanual del 6,4 por ciento en el primer trimestre de 2021, según Oficina de Análisis Económico (BEA). Además, las solicitudes de subsidios por desempleo bajaron un 33 por ciento en abril, y el Banco Central proyecta un crecimiento económico del 4,2 por ciento en 2021, y una disminución de la tasa de desempleo de alrededor del 6.3 por ciento.

El gobierno Biden es optimista a pesar de los resultados en materia de desempleo, e incluso si los republicanos logran bloquear en el Congreso su paquete de ayudas federales.

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio