Las incógnitas que plantea el caso de Memo Fantasma

Tras las revelaciones de su presunto actuar criminal, hechas hace un año por el portal InSight Crime, las autoridades capturaron a Guillermo León Acevedo, conocido como Memo Fantasma. Ahora tiene que afrontar un juicio por delitos cometidos desde la década de los 90.

Este caso es importante porque podría revelar, entre otras cosas cómo era la manera en que las autodefensas y las denominadas Bacrim lavaban sus activos. Pero todavía sigue siendo un completo misterio la estrategia llevada a cabo por León Acevedo para evadir la justicia durante casi tres décadas, lavar dinero y codearse con parte de la elite colombiana.

Diligencia de captura. Foto: tomado de video de la Policía Nacional.

Tras su captura el viernes pasado, este lunes 28 de junio la Fiscalía le imputó cargos a Guillermo León Acevedo, alias Memo Fantasma, por enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir.

La diligencia en la que el presunto paramilitar del Bloque Central Bolívar negó los cargos y se imputó a su madre y abuela por lavado de activos, continuó este martes. Desde las nueve de la mañana, el delegado de la Fiscalía siguió mostrando la evidencia para soportar la medida de aseguramiento en una cárcel.

De acuerdo con el ente acusador, Memo Fantasma habría lavado cerca de 54.000 millones de pesos y aumentado su patrimonio en 5.247 millones sin justificación alguna. Además, fueron presentados testimonios que probarían la pertenencia del acusado al Bloque Central Bolívar. Entre los delatores se encuentra Rodrigo Pérez Álzate, alias Julián Bolívar; Freddy Rendón Herrera, alias el Alemán y Juan Carlos Sierra, alias el Tuso Sierra. Bolívar lo vinculó con Pablo Escobar, Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, Vicente Castaño y Salvatore Mancuso, mientras que el Tuso lo vinculó con Diego Fernando Murillo, alias Don Berna

Un largo historial delictivo

A inicios de la década de los 90, Memo Orozco comenzó su actuar criminal con el Cartel de Medellín. Luego, según el portal InSight Crime, participó en la creación del Bloque Central Bolívar (BCB) y se identificó con el alias de Sebastián Colmenares. “La división del trabajo en el BCB era clara. Macaco dirigía las operaciones militares. Memo, el dinero y el narcotráfico”, cuenta el medio investigador.

A medida que el BCB se expandía y León Acevedo se encargaba de incrementar los ingresos de la organización mediante el narcotráfico y de montar una sofisticada operación de lavado de activos, entre 1997 y 2001 – afirma InSight Crime – “Macaco y Memo produjeron por lo menos 100 toneladas de cocaína”.

Durante la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia, Acevedo, que para esa época se conocía como Sebastián Colmenares, desapareció y no se volvió a saber de él. Desde esa época se dedicó a borrar su historial con los paramilitares, pero continuó con su actuar criminal. Siguió trabajando con Macaco y empezó a eliminar algunas personas que lo pudieran relacionar con sus delitos pasados.

Atrápame si puedes

De acuerdo con la investigación del portal, en la década de 2010, Memo Fantasma posiblemente habría dejado el narcotráfico para dedicarse a negocios legales. Es en esta época en que se convirtió en un exitoso pero poco conocido inversionista en finca raíz y fijó su residencia en Madrid.

Cuenta InSight Crime que “la vida de Acevedo en la sombra salió a relucir por primera vez luego de un artículo publicado en ‘El Espectador’ en 2015 y posteriormente tras una investigación más exhaustiva, de dos años de duración, publicada en seis partes en marzo de 2020”.

Al revelarse la investigación, Acevedo demandó por difamación a Jeremy McDermott, codirector de InSight Crime. Desde ese momento la defensa del presunto narcotraficante ha sostenido que las identidades de Memo Fantasma o Colmenares no corresponden a la de su cliente. Sin embargo, la Fiscalía abrió una investigación que confirmó la identidad y que finalizó en su captura e incautación de muchas de sus propiedades.

Las preguntas que deja el caso

Si no hubiera sido para la labor de los periodistas de InSight Crime, Acevedo continuaría haciendo su vida de manera tranquila y sin llamar la atención. Esta situación genera las siguientes preguntas: ¿Cómo uno de los presuntos jefes más importantes del paramilitarismo pudo mantenerse en las sombras? ¿Cómo pudo volverse un exitoso empresario de finca raíz? ¿Cómo estableció negocios con miembros de la elite política colombiana?

Una parte de la respuesta la da la misma investigación del portal. En su accionar delincuencial Acevedo fue meticuloso en revelar su identidad inclusive a sus compañeros. Y después de la desmovilización de las AUC, se dedicó a borrar de manera meticulosa su pasado. Sin embargo, la parte del rompecabezas que no cuadra es cómo logra relacionarse con importantes sectores empresariales y económicos sin que nadie sospeche nada.

Notificación de captura. Foto: tomado de video de la Policía Nacional.

De acuerdo con las investigaciones, diversos testimonios coinciden en que Memo Fantasma tiene conexiones con la alta política y la policía. También tenía el poder para desaparecer expedientes y mandar al sueño de los muertos los casos. ¿Quiénes eran esas importantes personas que se relacionaban con él? ¿Quiénes lo ayudaron a borrar su pasado? Esas preguntas se podrían esclarecer en juicio. Y de paso podrían dar una luz de la relación entre el paramilitarismo y los sectores empresariales y políticos.

2 Comentarios

  1. Ahora solo falta que hagan lo que muy bien saben hacer nuestros prohombres que dirigen el estado, extraditarlo y todos contentos, ese hombre sabe mucho y de muchos….aquí no lo van a querer, así funciona la platanera

Deja un comentario

Diario Criterio