Lo bueno, lo malo y lo vergonzoso de la moción contra Molano en el Senado

El ministro de Defensa, Diego Molano, tuvo este lunes la primera de dos citas ante el Congreso para responder por su presunta responsabilidad en los abusos de la fuerza pública durante el paro nacional. 

Durante casi ocho horas, el recinto parlamentario fue el escenario de un duro debate entre el Gobierno y la oposición por la suerte del ministro Molano, quien solo lleva cuatro meses en el cargo y enfrenta una de las crisis más graves en materia de orden público y confianza en las fuerzas militares.

La discusión dejó varios momentos particulares, especialmente en torno a la participación de los senadores. Aquí lo bueno, lo malo y lo feo de la jornada.

Puede leer: Errores en Defensa: las salidas en falso de Molano, Trujillo y Botero y el fantasma de la moción

Lo bueno

Lo positivo de la moción de censura, citada por los senadores Wilson Arias Castillo, Iván Cepeda Castro, Antonio Sanguino Páez, entre otros, estuvo en la participación de varias víctimas de la presunta violencia policial que tuvieron la oportunidad de contar sus experiencias.  

Entre los invitados estaban las hermanas del estudiante Lucas Villa, asesinado en Pereira por desconocidos. Asimismo, participaron la madre de Santiago Murillo, el joven asesinado en Ibagué y algunos de los jóvenes que resultaron heridos en sus ojos.

Aunque varios senadores intentaron limitar la participación, finalmente una votación extraordinaria le dio la razón a Iván Cepeda, quien había invitado a las víctimas.

Entre las intervenciones de los senadores, se destacaron las de Iván Cepeda o Wilson Arias, quienes se encargaron de llevar el debate por medio de pruebas y testimonios para abrir una discusión sobre el papel del ministro.

El senador indígena Feliciano Valencia también jugó un papel protagónico al hablar de la violencia contra la minga en Cali.  Por otra parte, Rodrigo Lara presentó un discurso en el que justificó en varios puntos la moción de censura. “Este Gobierno no trazó una línea roja desde un principio para decir sí a la protesta y no a los bloqueos (…) Este Gobierno merece una moción de censura por el fracaso de su política diplomática”, dijo el senador.  

Lo malo 

Este primer debate de moción de censura también dejó algunas conclusiones negativas, especialmente frente a la participación de varios parlamentarios. Muchos fueron criticados en redes sociales por una aparente improvisación en sus discursos, los cuales estuvieron cargados de acusaciones y palabras, pero no de cifras y evidencias contundentes en contra o a favor del ministro.

Entre los cuestionados hay congresistas de parte y parte. Por el lado de quienes defendían la gestión de Diego Molano, uno de los primeros en ser señalado fue Gabriel Velasco, del Centro Democrático. Velasco realizó una intervención de tres minutos, en los cuales nunca mencionó al ministro ni respaldó su trabajo, pues se centró en lo que llamó “doble moral” de algunos de los convocantes del debate.  

“Yo aquí no vi un grupo de senadores decir absolutamente nada, ni pararse del lado de los ciudadanos y especialmente de los vallecaucanos, que nos tiene secuestrados”, dijo Velasco. Los críticos del senador aseguraron que su discurso estuvo lleno de “lugares comunes”.

Otro de los senadores que no salió bien librado fue Jonatan Tamayo, conocido como Manguito. Su discurso fue objeto de burlas por una de las frases que pronunció al inicio. “Doctor Diego Molano, ministro de Defensa, muy importante su presencia”, dijo Tamayo. De inmediato, usuarios en redes sociales aprovecharon la oportunidad para criticarlo.

Los senadores de la oposición tampoco se salvaron, muchos se mostraron poco concretos y terminaron hablando de diversos temas sin mencionar argumentos para aprobar la moción de censura.

Por último, otro de los lunares del debate se vio en la reducción de la discusión a las peleas entre bancadas y senadores. Tras la presentación de las pruebas no se dio un debate sobre estas y se tocó en pocas ocasiones la postura de las víctimas.

Lo vergonzoso 

Uno de los momentos más molestos de la jornada se vivió cuando el senador Iván Cepeda citó a varias víctimas de la presunta violencia policial para que hicieran su declaración en la plenaria.

En ese momento, el senador Ernesto Macías solicitó una moción de orden para sugerir una sesión de la plenaria para escuchar a las víctimas, pero que no se llevara a cabo en medio de la moción de censura contra el ministro.

Recomendado: Los ministros más breves de la historia reciente de Colombia

El presidente del Senado, Arturo Char, aceptó la proposición de realizar una votación sobre la sesión informal para escuchar a los invitados. Varios senadores, en su mayoría del Centro Democrático, intentaron detener la participación de las presuntas víctimas y votaron negativamente la propuesta. Incluso, algunos no hicieron parte de la votación.

Finalmente, la votación confirmó la intención de la mayoría de querer escuchar los testimonios de las presuntas víctimas.

La votación de la censura fue programada por la mesa directiva del Congreso para el próximo jueves 27 de mayo a las 11:00 de la mañana. Hasta el momento, el ajedrez de los partidos políticos parece darle una ventaja a Molano de cara a la decisión.

Le puede interesar: Las pequeñas peticiones que agrandan el paro nacional

0 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio