Los mejores libros de cuentos de 2021

Relatos de ciencia ficción latinoamericana, voces de mujeres que gritan sin temor e historias de la Colombia profunda transformada por el conflicto, de esto hablan los mejores libros de cuentos de 2021.

El tercer mundo después del sol

Rodrigo Bastidas Pérez (compilador)
Minotauro
256 páginas

Rodrigo Bastidas. Foto cortesía editorial Planeta. Cuentos.
Rodrigo Bastidas. Foto cortesía editorial Planeta.

No son cuentos latinoamericanos de ciencia ficción. Son cuentos de ciencia ficción latinoamericana. Entender esta distinción es clave: no se trata de unos latinoamericanos que están escribiendo una versión local de la ciencia ficción europea o estadounidense, sino una ciencia ficción que subvierte la idea de que los saberes ancestrales son subdesarrollados, que no son verdadera ciencia. Los cuentos de este libro dialogan con el método científico, pero no para asumirlo como el único que puede generar conocimiento, sino para evidenciar la imposibilidad de dictaminar qué es cierto y qué es falso. Para mostrarnos que las formas científicas que se usan a la hora de explicar el mundo siempre cambian. Para alejar esa otra idea de que la literatura latinoamericana sólo se puede asumir con exotismo. Porque la marca de la ciencia ficción latinoamericana es “la transformación constante, la adaptación, una metamorfosis que siempre logra hibridarse”, como lo dice el académico Rodrigo Bastidas, a quien no le interesa tallar una definición rígida de este fenómeno literario, sino exponerlo en toda su diversidad, como bien lo demuestran los cuentos de esta antología.

Gustavo Gómez Martínez

Puede leer también: Los mejores libros de poesía de 2021

Las voladoras

Mónica Ojeda
Páginas de Espuma
128 páginas

“Caninos”, “Sangre Coagulada”, “Slasher” son algunos de los cuentos de este libro en los que se alza la voz, en los que las mujeres y sus voces narradoras dicen sin temor, sin murmullos, sin parar, sin cansarse de nombrar hasta ser escuchadas. La potencia de Las voladoras, todo lo que logran sus vibraciones, no solo está ahí: en sus formas decibles por separado, sino cuando las voces, en conjunto, se multiplican para hacer de los relatos un coro de mujeres; ruidosas, rabiosas, violentadas, furiosas, rebeldes, bárbaras, estruendosas, esplendidas. De modo que, este libro, hecho de texturas, es una frecuencia de sonidos, sabores, olores y colores, que salpican de belleza lo narrado a la vez que van perfilando cómo el mal, el dolor, lo aterrador están cerca; que toda amenaza que puede estar afuera, también lo puede estar adentro, que el mal es uno y son los otros, y que puede estar además en el paisaje y en esos lugares que están revestidos de exotismo: las montañas, la tierra, los volcanes.

Mario Cárdenas

Puede interesarle también: Los mejores libros académicos de 2021

Sofoco

Laura Ortiz Gómez
Laguna Libros
119 páginas

 Laura Ortiz Gómez. Foto cortesía Laguna Libros. Cuentos.
Laura Ortiz Gómez. Foto cortesía Laguna Libros.

Sofoco puede sobresalir por varias razones. Por la originalidad de las tramas. O por los títulos de cada relato. Inclusive la portada es un acierto —que, de paso, alude a Un toro bien bonito, uno de los cuentos—. Pero el verdadero triunfo de este libro, a mi modo de ver, radica en el estilo. La prosa de Sofoco se encuentra en un lugar intermedio entre lo sintético y lo recargado, entre la sobriedad y la abundancia. Lo que quiero decir es que las palabras van al punto, desarrollan las historias y jamás las abandonan, pero eso sucede lírica y poéticamente, lo cual es mérito de la autora. La ganancia para el lector es doble: tramas bien hechas que al mismo tiempo son una experiencia estética. Los nueve cuentos que conforman este volumen se desarrollan en una geografía que se intuye que es Colombia, salvo por uno que sucede parcialmente en Argentina. Pero incluso en ese también están presentes el calor, los zancudos, la vegetación abundante y la humedad; el sofoco, en suma, como un hilo que los amarra y los convierte en una sola obra. 

Esteban Duperly

4 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio