Los mejores libros ilustrados de 2021

Desde una historia de amor entre dos jóvenes hasta vivencias de ciudadanos en medio del caos, estas son los mejores libros ilustrados de 2021.

Basuras

Gusanillo
Cohete Cómics
96 páginas

Basuras es la historia de una basura en particular: Gerardo, un habitante de calle con extraordinarias habilidades para esquivar balas y solucionar problemas, siempre y cuando no se trate de sus asuntos domésticos. Gerardo intenta resolver un misterio encerrado en un maletín que robó en un supuesto acto de reciprocidad. De ahí en adelante se desarrolla una historia de suspenso con trasfondo ético, una alegoría sobre la “limpieza social”. Por ser entretenida y ligeramente fantasiosa, uno perdona la inverosímil trama llena de cabos sueltos. Con su trazo desprolijo y dinámico, el autor nos conduce por una escenografía exterior llena de guiños que capta el grotesco atractivo del centro bogotano y sus habitantes, entre los que me incluyo. La escenografía en interiores está también atareada de easter eggs, como si Gusanillo hubiera recurrido a ellos para no aburrirse cuando debía dibujar paredes, repisas y mesitas de centro: los objetos se trastocan, adquieren rostros, y por todos lados cuelgan cuadros que se transforman constantemente. Se agradecen esos detalles, lo mismo que los del libro físico, curado con el buen gusto de Laguna/Cohete Cómics, en su cómodo y sugestivo formato cuadrado.

Karim Ganem Maloof

Le puede interesar: Los mejores libros infantiles de 2021

Nuez de Brasil

Gidalti Jr
Planeta Cómic
202 páginas

Los niños perdidos de Latinoamérica se pasean como buitres, asoleando sus plumas sucias entre la gente que los desprecia, o en el mejor de los casos los ignora. Escudriñan la basura que se acumula en las esquinas de las ciudades, buscando comida, vomitando frutas podridas, o simplemente pasando el rato entre una lágrima y un mal viaje de bóxer. Vuelan frente a nosotros y preferimos no hacer preguntas, porque realmente ¿Quién podría responderlas? Luego, para sentirnos bien, les regalamos monedas y con eso los olvidamos para siempre. Y así se convierten en una cara más que se desvanece en un aguacero, hasta que un día, movido por quién sabe qué pena, un artista los recuerda, y mancha con acuarela el triste libro de sus vidas, queriendo dejar el testimonio de sus breves vuelos de buitre sobre el aire puerco de las ciudades. Por un instante, cuando nosotros, los pájaros afortunados enfrentamos este libro, entendemos que la vida, más allá de nuestras frágiles comodidades, también se manifiesta en las alas desplumadas y los zapatos rotos de las aves desdichadas.

David Rios

Todo esto era nuestro

Paula Carvajal
Planeta Cómic
128 páginas

En Todo esto era nuestro, obra debut de la bogotana Paula Carvajal, se narra la historia de Luisa y Mónica, una pareja que se encuentra en ese punto en que una relación se debilita pese a la conexión aún existente, y todo lo que han construido y vivido juntas. Lo que las ha llevado a esta crisis y el desenlace es lo que Carvajal nos cuenta con su trazo delicado y cuidado, y una paleta de tonos pastel que acompaña no solo los momentos más cálidos, sino también los más fríos de la pareja. Esta es una historia de amor y desamor contada con un tono calmo donde se muestra la dificultad de comprender y convivir con otro y sus condiciones. Lejos de romantizar o patologizar los conflictos de pareja y los trastornos mentales, Carvajal los muestra como una cara más de la convivencia en pareja y, por supuesto, de lo que implica amar a otro. Un libro, como delata su título, para ahondar en aquello que construimos con nuestras parejas, por todo lo que queda de ese ‘nosotros’ aún después de la ruptura.

Estefanía Henao Barrera

Le puede interesar: Las mejores reediciones de 2021

Y fue entonces

Texto: Helena Iriarte
Ilustraciones: Iván Rickenmann
Babel Libros, colección Frontera ilustrada
78 páginas

Helena Iriarte ve la llovizna menudita de las emociones atascadas en los espejos de su habitación de la infancia, y ve recuerdos como fantasmas prisioneros entre los ladrillos de una casona en el viejo barrio de La Candelaria. Pero ella no sólo escribe sobre lo que su ojo le señala: en cada página teje lo que fue con lo que no. Su reciente libro es un átomo de maestría, un reflejo de quien se conoce y como escritora le apuesta a develar los silencios obligados de una sociedad tan culposa y llena de rencor como bastarda. ¿Puede la memoria ver lo ausente o reparar el desprecio? ¡Vaya misterio! La autora lo resuelve con la crudeza del destino de sus personajes: insinúa que la escritura es imaginación que exorciza, y los pedazos de historia “deben arrancarse de la realidad y convertirse en palabras para que comiencen a vivir otra vida, la que perdura transformada en ficción”. Los impactantes carboncillos de Iván Rickenmann son un relato propio que juegan con el texto y rescatan el paso del tiempo desde adentro: un mantel a cuadros, el reloj de péndulo, las calles empedradas y el boquerón del río San Francisco, ese rincón olvidado donde nació Bogotá.

Diana Castro Benetti

6 Comentarios

  1. Debieron nombrar la sección como “Los mejores cómics de 2021”. La mayoría de la lista son eso, cómics, no otra denominación más “sofisticada”.

Deja un comentario

Diario Criterio