Los músicos de Jorge Mario Múnera

Hay un símil que relaciona al artista popular con la botánica. Donde hay vitalidad cultural, ellos brotan como las flores. A la manera de los árboles y las plantas, recogen la savia del suelo, la luminosidad y el aire que flota en el espacio. Toman, mejor dicho, la larga tradición de un saber que ha permanecido en el tiempo. Por ello verlos, y oírlos cuando se trata de músicos, es asistir a una especie de milagro. 

Los hombres y mujeres fotografiados por Jorge Mario Múnera, sus vidas dedicadas a la música, semejan flores. Con sus rostros que muestran la humilde grandeza de la humanidad, con sus instrumentos prodigiosos, con sus atavíos sencillos pero magníficos, son los emisarios privilegiados de los sonidos.

Más de Pablo Montoya: El ‘Leviatán’ de Pablo Mora

Jorge Mario Múnera ha salido de su estudio con su cámara a recorrer el afuera. Lo ha hecho porque lo empuja una pregunta fundamental: ¿cuál es su lugar en el mundo? Él sabe que no es un solo lugar, sino muchos habitados por seres humanos y una naturaleza merecedores de su más absoluto respeto. Y desde ellos –coordenadas que son plurales, dignas y vitales– ha tomado ese tipo de fotografías que cuando se miran se convierten de inmediato en compañías primordiales. Porque mirarlas significa entender cómo se confabulan en ellas el sueño y la realidad. 

Los músicos de Jorge Mario Múnera 1
Los músicos de Jorge Mario Múnera

Múnera ha fotografiado, como pocos, los territorios de Colombia. Ha recorrido sus ríos inmensos y fronterizos. Ha observado los poblados lejanos e invisibles. Ha mirado los ritos y los oficios de esas comunidades que son el rostro ancestral de una geografía marginada. Se ha detenido con la minucia y el asombro de un naturalista antiguo en las orquídeas para reflejarlas en la que es tal vez una de las colecciones más hermosas de la fotografía universal. En fin, ha ido y venido, con una curiosidad insaciable y un compromiso estético encomiable, durante más de 40 años, por lugares y personas que su cámara ha sabido rescatar del olvido.

Los músicos de Jorge Mario Múnera 3
Los músicos de Jorge Mario Múnera

En este deambular, Múnera ha buscado a los músicos y, felizmente, los ha encontrado. Desde que los vi y los escuché por primera vez, siempre he pensado que los músicos son seres singulares. Están conectados con el mundo y con los otros de un modo que solo ellos saben manejar. Son los miembros elegidos de cualquier colectividad porque lo suyo es consolar en medio del sufrimiento, celebrar los actos fraternos, acompañar la muerte, definir al amor y moldear la perplejidad y el misterio con meros sonidos. Y todo esto lo efectúan con esa prolongación de su cuerpo y su ánima que es el instrumento que interpretan.

Puede leer: Jaime Barbini, ‘in memoriam’

Cada uno de los músicos que ha fotografiado Jorge Mario Múnera se ubican ante nuestros ojos como un paradigma único. Aunque se vuelvan ahí mismo inevitablemente gregarios. Mirarlos es confrontar al individuo e imaginarlo –con la trompeta, el violín, el tambor o la voz– ante el auditorio de un pueblo que los escucha sabiendo que en ellos se condensan generaciones que han sido capaces de transmitir una épica, una poética y una fascinante red de mitos. 

El del músico, eso lo define Múnera con sapiencia, es un oficio de la soledad y la solidaridad. Y en el que el tiempo logra desaparecer por unos instantes para tornarse festejo de las alegrías y conmemoración de las penas. 

Los músicos de Jorge Mario Múnera 2
Los músicos de Jorge Mario Múnera

Estos músicos han sido retratados con tanto acierto que una belleza sobria se desprende de cada imagen con la precisión requerida. Resultando que entre ellos y quien los mira se instala adecuadamente un silencio. Aquel mágico silencio que resuena en toda música y que Múnera ha sabido escuchar y expresar en sus imágenes.

Sí, estos músicos son bellos. Y la belleza acaso más perenne en el campo de la cultura y el arte es la que está anclada en esa tradición que no es testimonio de un ayer ya transcurrido, sino, como bien lo decía Stravinski, “una fuerza viviente que anima e informa el presente”.

Los músicos de Jorge Mario Múnera 4
Los músicos de Jorge Mario Múnera
* Vestigio del mar y agua dulce es la exposición de fotografías sobre músicos de Jorge Mario Múnera. Se inaugura el 11 de mayo en La Pascasia, en Medellín. 

6 Comentarios

  1. Elizabeth MORALES VILLALOBOS

    Quien eres Pablo?
    ROSARIO tiene r
    Fuiste a buscar a Cuba a Carpentier y encontrates trompetas.
    Tu que comprendes el frances

  2. Elizabeth MORALES VILLALOBOS

    Quien eres Pablo?
    ROSARIO tiene razon.
    Fuiste a buscar a Cuba a Carpentier y encontrates trompetas.
    Tu que comprendes el frances, en este centenario, mejor dicho en los ultimos 100 anos has escuchado “Trompettes de la renomée”.
    Camille Claudel, no necesito lapida en su tumba par ser una mujer sublime. Es esa la inmortalidad de la que habla Kundera. Tu no sanbes que es el sonar de los tambores, ese son se lleva en la sangre en la sangre de los nadies.

  3. Je suis très heureux de retrouver ces magnifiques musiciens que tu m’avais présenté. C’est touchant comme ils portent leur instrument comme des amoureux. Jorge Mario, tu sais si bien révéler l’humanité. Hasta pronto !

Deja un comentario

Diario Criterio