Recuperar a Medellín como el sitio donde habitamos y la revocatoria

Nosotros no vivimos en Medellín, nosotros HABITAMOS la vida desde Medellín. Ese detalle es el que no tuvo el alcalde Daniel Quintero en sus “cálculos” políticos, fueran los que fueran. 

Es imposible eludir la necesidad de escribir sobre lo que pasa en Medellín, mi ciudad; nos ha tocado profundamente en nuestra ESPERANZA, en lo que es importante y valoramos profundamente, en lo que le da sentido a nuestra vida. Nos afecta como personas, como familias, como comunidades, como empresas y como sociedad. 

Una característica especial de los habitantes de Medellín es que para nosotros vivir la vida en nuestra ciudad NO ES un mero accidente circunstancial, o una casualidad geográfica. Vivir en Medellín es una decisión de vida que nos conecta con lo que le da forma a nuestra existencia y es trascendental para nosotros: nuestra familia: hijos, padres, cónyuges, hermanos, nuestros amigos, que al fin y al cabo son la familia que elegimos.

Lea también: ¿En qué van las revocatorias de alcaldes en Colombia?

Nuestro trabajo. Nuestra sociedad. Indudablemente, con muchos problemas, pero al fin y al cabo es la que hemos construido. Nuestro propósito de vida. Nuestra FELICIDAD está íntimamente conectada con nuestro proyecto de ciudad.

Haber crecido en Medellín en los 80 y 90 significó crecer en medio de una ciudad sacudida por la más brutal violencia, epicentro de operaciones de la mafia y de Pablo Escobar. Y confluencia de violencias políticas que se entremezclaban dejando ríos de sangre y lágrimas. Me tocó vivir en el Medellín del NO FUTURO, que de hecho dio pie para que Colombia fuera declarada como una nación inviable en el escenario mundial de ese entonces. 

Haber sido testigo y haber vivido la transformación de Medellín de la no esperanza en los 90 a ser un referente mundial hoy me ha permitido entender que esta nefasta alcaldía de Daniel Quintero Calle no es más que una coyuntura, un bache en la vida de nuestra ciudad, que aunque ha sido triste y duro, nos ha unido como nunca alrededor de un enemigo común que encarna la corrupción, el clientelismo, la mentira y la destrucción de un propósito común sembrando desconfianza entre las partes.

Daniel Quintero Calle ha usado Hidroituango como caballito de batalla
Daniel Quintero, alcalde de Medellín

La gente de Medellín tiene unas características particulares que nos han llevado a extremos tan diferentes como ser la ciudad más violenta del mundo a ser la ciudad más innovadora del mundo. La capacidad de trabajar, la hospitalidad y “queridura” de la gente, el hecho de que todo es posible y nada es imposible, sumado a la extraña fascinación por el riesgo, hacen de la gente de Medellín y Antioquia una fuerza que no se resigna, que lucha cada día por lo que quiere, que levanta la voz, que transforma la vida. Eso es lo que está pasando hoy en Medellín. La vida se levanta.  

Ser un servidor público es un privilegio. Ser alcalde, ministro o presidente es una oportunidad que pocas personas tienen en la vida; y es la gracia de servir a los ciudadanos, a las causas nobles, a la posibilidad de imaginarnos un futuro increíble y prometedor, y construirlo entre todos, como un legado para las generaciones futuras. Es la posibilidad de hacer de nuestra ciudad, sector o país, uno de los mejores del mundo, caracterizado por la calidad de vida y el bienestar de las personas en armonía con la naturaleza.

Desaprovechar esa oportunidad en favor del clientelismo y los intereses personales es un pecado contra la vida, contra el universo, contra el orden natural de las cosas. 

Escribiendo estas notas recordaba el juramento a la bandera en mi colegio: Colegio Benedictino de Santa María: “Juro por Dios fidelidad a mi bandera y a mi Patria, Colombia, de la cual es símbolo, una Nación soberana e indivisible, regida por principios de libertad, orden y justicia para todos. ¡Sí, juramos! Si así lo hiciéramos, que Dios y la patria nos premien, y si no, Él y ella nos lo demanden”.

(Qué miedo: Si no, él y ella nos lo demanden)

PD: Hoy la revocatoria del alcalde es una realidad; contra todo pronóstico, las firmas necesarias fueron conseguidas: tan sólo se requerían 92.000 firmas y 133.000 firmas de las 310.000 recogidas fueron avaladas por la registraduría. Hoy la ciudadanía de Medellín reacciona para revocar al alcalde, NO POR SU MALA GESTIÓN, sino por su actuar para dividir a los medellinenses con mentiras y engaños. Por sembrar el odio y la lucha entre clases y grupos en una ciudad que ya ha pagado con mucho dolor y lágrimas el coro de quienes incitan a la violencia.

Lea más de Gabriel Mesa Nicholls: Qué hacer si se contagia de ómicron y más preguntas sobre el futuro de la pandemia

8 Comentarios

  1. Pinturita es un cabrón bastardo satánico miserable e hijo del pobre diablo lucifer. Si daniel quintero calle no se deja intimidar de grupos de corridos mx: Entonces que se suicide como los tipos cabrones bastardos satanicos miserables e hijos del pobre diablo lucifer que no tienen miedo a nadie, así son los diabólicos del NOM, agenda 2030, los. Fanáticos del talmud. Judíos religiosos ortodoxos. Caníbales iluminates y otros sádicos psicópatas, engañadores homicidas

    1. Álvaro Uribe velez

      Gracias a la gestión de pinturita, el proyecto de hidrohituango pudo recuperar 200 Millones de Dólares, dinero invertido de las pensiones de los colombianos, muchas gracias Alcalde.

  2. Carlos Emiro Santiago Jacome

    Pinturitas, es un falso, es un traidor de la ciudad que lo vio nacer, todo lo ha hecho por la ambición, el ego y el odio que le
    tiene a Medellín, secundado por sus padrinos, Luis Pérez alias Luis XV, Julio César Gaviria alias neceser, Petro alias petrocacas entre otros nefastos. Debemos hechar esa rata de Medellín.

  3. Edison león Preciado florez

    Quintero les daño la robadera en EPM,si él alcalde no hubiece hecho escandalo con él cobro de los seguros la junta directiva de EPM hubiecen cobrado la comisión por no cobrar los 4billones,y al pueblo nos hubieran cobrado en alza de los servicios públicos,razonen alguna vez,dejen de ser uribestias,p\d,él famoso guri esta de mensajero de la inrevocatoria porque le quitaron él contrato de Hitroituango,AMEN.

    1. Esa ha sido precisamente su estrategia… vender ese discurso de salvador… ignorando que nos ha costado muchos muertos, mucho dolor construir una visión esperanzadora de ciudad entre todos…

Deja un comentario

Diario Criterio