Mientras Sinovac ya cumplió su contrato con Colombia, no hay noticias de Moderna ni Janssen

Aunque en principio el Gobierno se mostró reticente a negociar con la farmacéutica china, esta ha sido parte fundamental en el proceso de inmunización del país. Sinovac ya cumplió con las más de 7 millones de dosis negociadas con Colombia; entre tanto, no se conoce la suerte de unas 19 millones de dosis prometidas por Moderna y Janssen.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, celebró este domingo la llegada de un millón de vacunas de la empresa Sinovac. Con este lote, el país completó más de 13,8 millones de dosis recibidas, gracias a los convenios con Pfizer, AstraZeneca, la farmacéutica china y el mecanismo Covax.

Al lote de vacunas chinas se sumó otro con 534.390 dosis de Pfizer, que arribó al país este lunes 25 de mayo a través de Covax. En total, el país ha recibido más de 13,8 millones de vacunas, de las que se han aplicado 8’304.265, entre primeras y segundas dosis.

Lea también:  Colombia empieza a vacunar a los menores de 60 años sin terminar la etapa 2

Las nuevas vacunas, según confirmó el Ministerio de Salud, se usarán para completar el esquema de segundas dosis de la población que se encuentra entre los 60 y 65 años, quienes recibieron su primera dosis en el transcurso del mes de mayo. 

Con el millón de dosis, Sinovac se convierte en la farmacéutica que más vacunas ha enviado Colombia, con más de 7,5 millones. Detrás están Pfizer, con 5,1 millones y AstraZeneca, con solo 1,1 millones. Asimismo, con este envío, la empresa china completa el contrato pactado con este país. 

Este hecho demuestra que la vacuna china se ha convertido en una base para sostener el proceso de inmunización en Colombia e incluso Latinoamérica. Los estudios demuestran que, por ejemplo, el 58 por ciento de los vacunados en Brasil recibieron Sinovac, en Chile la cifra es de 81,1 por ciento y en Uruguay del 85 por ciento.

Lea también: Las UCI de Bogotá están en alerta roja: hay menos de 100 camas disponibles

Para el caso de Colombia, Claudia Vaca, farmacoepidemióloga y profesora de la Universidad Nacional, asegura: “Cuando las autoridades se dieron cuenta de que no están recibiendo vacunas, a pesar de haber negociado con los europeos y estadounidenses, tuvieron que buscar la vacuna china, que finalmente está resolviendo la poca cobertura que tenemos”.

Vacunas recibidas en Colombia
Vacunas recibidas en Colombia

En los planes del Gobierno está presupuestado vacunar a 35 millones de colombianos antes de terminar 2021, por lo que se espera la llegada de más dosis y, especialmente, de las vacunas de otras farmacéuticas.

Colombia debería recibir 10 millones de vacunas compradas a Moderna y otras 9 millones de Janssen. Sin embargo, es muy poco lo que se conoce de estos dos convenios, pues a la fecha, las dos farmacéuticas y el Gobierno solo han presentado los compromisos.

De ninguna de las dos se conoce una fecha exacta de llegada; incluso, de la vacuna de Moderna aún no se tiene noticia sobre la aprobación de emergencia que debería otorgarle el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima). 

El caso Janssen 

El 31 de diciembre de 2020, el ministro Ruiz anunció las buenas nuevas sobre la vacuna de Janssen. El funcionario aseguró en entrevista con W Radio que: “Tenemos una reserva de nueve millones de vacunas con la empresa Janssen, que es una filial de Johnson & Johnson (…) vamos a tener, probablemente en abril y mayo, las primeras dosis”.

Por otra parte, el pasado 25 de marzo de 2021, el Invima le dio a Janssen la aprobación de emergencia. El propio director de la entidad, Julio César Aldana, destacó la noticia y dijo: ‘’Es una vacuna que en sus condiciones de almacenamiento no es muy exigente, su cadena de frío requiere temperaturas entre 2 y 8 grados centígrados’’

Además, manifestó que “no pasaron más de 24 horas desde la solicitud por parte de la compañía hasta que se le expidió la autorización de uso de emergencia’’

Pese a los anuncios de Ruiz y Aldana, claramente las fechas dadas inicialmente parecen quedar atrás, pues desde hace varias semanas ninguno de los funcionarios del Gobierno ha dado información sobre el avance de los procesos con cada farmacéutica. 

Contar con el biológico de Janssen representa la oportunidad de impulsar el lento plan de vacunación que hoy tiene a Colombia en desventaja frente a otros países latinoamericanos. Esta vacuna sería un gran aliado del proceso de inmunización en las regiones, pues sus condiciones de almacenamiento y el hecho de que solo se necesite de una dosis facilitan la llegada a territorios apartados. 

El caso Moderna

La farmacéutica estadounidense aseguró, en febrero de este año, que firmó un acuerdo con Colombia para entregar 10 millones de dosis. La empresa, sin embargo, no anunció una fecha exacta para la llegada de los biológicos y solo adelantó que sería a mediados de 2021.

Cabe resaltar que esta vacuna fue aprobada por la OMS el 30 de abril de 2020, por la Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense (FDA) el 18 de diciembre de 2020 y por la Unión Europea el 6 de enero de 2021. 

Aun así, el Invima no se ha pronunciado al respecto, algo que causa bastante curiosidad si se tiene en cuenta que esa entidad, como lo señaló su director, tramitó de manera ágil los permisos necesarios de Janssen y de la misma Sinovac. 

Aún no es claro si el Gobierno negociará más dosis con Sinovac. En el mes de febrero, desde el Ministerio se habló de comprar otro lote de 5 millones de dosis; sin embargo, no se tiene más información al respecto.

Además de Moderna y Janssen, también son claras las demoras de AstraZeneca, pues si bien el país ya cuenta con más de un millón de esas vacunas, estas llegaron mediante el mecanismo Covax y no forman parte de los 10 millones de biológicos comprados a esta empresa británica. 

Así avanza la llegada de vacunas a Colombia: 

Vacunas contra el Covid-19 adquiridas por Colombia
Vacunas contra el Covid-19 adquiridas por Colombia

Algunos expertos aseguran que el Gobierno se la jugó por las farmacéuticas occidentales, dejando a un lado los beneficios, hoy comprobados, de Sinovac o Sputnik V, esta última desarrollada desde Rusia por el Instituto Gamaleya. 

Al respecto, Vaca asegura que la apuesta del Gobierno por establecer un portafolio de vacunas “desechó desde el año pasado los biológicos asiáticos, en una postura que va más allá del encantamiento con la tecnología nueva, sino que también es política”. Pero resulta que la realidad ha tenido que cambiar la política.

6 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio