Miguel Ceballos sale del Gobierno incómodo con Uribe

Ceballos, que era el vocero en las negociaciones con el Comité del Paro, aseguró que el expresidente tuvo contactos con el ELN para iniciar un diálogo y que no le consultó.

Miguel Ceballos confirmó que desde el próximo martes renuncia al cargo de alto comisionado para la paz del gobierno del presidente Iván Duque. Según Ceballos, no se trata de una decisión apresurada, sino que se la informó a Duque el 22 de diciembre del año pasado.

“Le reiteré esa voluntad el día 3 de mayo de este año, fecha en la cual formalicé esa decisión de irme a partir del 26 de mayo, mencionándole al presidente oficialmente que mi último día en Palacio sería el 25 de mayo”, dijo el funcionario en entrevista con El Tiempo.

En contexto: Los tres fusibles que se le quemaron al Gobierno en menos de un mes

La incomodidad con Álvaro Uribe

Ceballos se va en medio del anuncio de que se estaban adelantando diálogos exploratorios con el ELN, con intermediación del Vaticano y la ONU, después de que las conversaciones se habían detenido por el atentado a la Escuela General Santander. Precisamente, este es el punto de discordia con el expresidente Uribe.

El comisionado, en la entrevista con El Tiempo, reveló que se sintió incómodo con el exmandatario al no haber sido consultado sobre “un par de contactos” que Uribe y “representantes suyos” tuvieron con el ELN:

“Un primer contacto se produjo en un viaje a Cuba a través de uno de sus representantes, sin que yo fuese consultado, y hubo un segundo momento en el cual él se reunió en su casa, como él mismo lo ha expresado en la revista Semana, con el señor Juan Carlos Cuéllar”.

Cuéllar, cabe resaltarlo, es un excombatiente preso que el pasado 16 de mayo fue designado como gestor de paz. El propio Ceballos anunció la decisión.

Pero ahora el comisionado dice que Uribe tampoco lo consultó para el contacto con Cuéllar:

“Siento que él tenía la confianza, pero, además, el deber de consultar al Alto Comisionado para la Paz sobre contactos con el ELN, y no lo hizo”, dijo Ceballos a El Tiempo.

Uribe, por su parte, prefirió no ahondar en la polémica y aseguró que prefería no responderle al comisionado:

Las negociaciones del paro

Llama la atención que, a pesar de que el comisionado dice que en diciembre había anunciado su salida, el presidente lo haya designado como vocero de los diálogos que se adelantan con el Comité Nacional del Paro desde el pasado 10 de mayo, en medio de las protestas que ya casi completan un mes. De hecho, Ceballos anunció este viernes que, luego de tres reuniones, por fin se había avanzado “en la construcción de puntos de acuerdo para fortalecer las garantías al ejercicio de la movilización pacífica”. Hay que tener en cuenta que uno de los inamovibles del comité para negociar era, precisamente, cesar la represión de las protestas.

Aunque aún no se ha llegado a un acuerdo concreto, Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), confirmó que en efecto sí se estaba avanzando en el punto de las garantías para la protesta pacífica.

Lea también: La salida de Claudia Blum y el aislamiento internacional de Colombia

El cuarto funcionario que sale en medio del paro

Ceballos se suma a los tres altos funcionarios que han salido en esta coyuntura. El primero fue Alberto Carrasquilla, el ministro de Hacienda promotor de la reforma tributaria, quien confirmó su renuncia el pasado 3 de mayo, un día después del retiro del proyecto que generó las protestas.

Le siguió la cancillera Claudia Blum, cuestionada por no contener las críticas que desde el exterior le han caído al gobierno por el manejo de las protestas. Finalmente, el turno fue para Felipe Buitrago, ministro de Cultura, uno de los funcionarios de la entraña de Duque, pues trabajaron juntos en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y ambos escribieron un libro sobre la economía naranja, una de las grandes apuestas del presidente.

Miguel Ceballos asumió como comisionado de paz en agosto de 2018, con la llegada de Duque al Gobierno. Así como otros funcionarios cercanos al primer mandatario, también tiene vínculos con la Universidad Sergio Arboleda: fue decano de la Escuela de Política y director del Instituto de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario. Tiene un doctorado de la Sergio Arboleda.

Otros funcionarios que han sonado para salir en los próximos días son la ministra de Ciencia, Mabel Torres, y el de Minas y Energía, Diego Mesa.

3 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio