El turismo se recuperará hasta 2023: las millonarias pérdidas del sector durante la pandemia

Sin duda, el sector turístico es uno de los más afectados por la pandemia. Los confinamientos y restricciones han afectado directamente su funcionamiento. Y todavía, con el virus haciendo estragos en América Latina y ante el temor de nuevos brotes en el resto del mundo, el turismo no se reactiva del todo.

Prueba del golpe son las cifras que ofrece un informe de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD). El documento asegura que el hundimiento del turismo internacional a causa de la pandemia podría provocar una pérdida de más de 4 billones de dólares a la economía mundial en los años 2020 y 2021. Pérdidas que afectan directamente al PIB.

Puede leer: Vuelven las restricciones: variante Delta obliga a tomar medidas en todo el mundo

La UNCTAD presentó conjuntamente el informe con la Organización Mundial de Turismo (OMT). El turismo internacional y los sectores que dependen de él sufrieron una pérdida estimada de 2,4 billones de dólares en 2020. La causa fue el impacto directo e indirecto del fuerte descenso de las llegadas de turistas internacionales.

El informe advierte que una pérdida similar podría producirse este año. Y agrega que la recuperación del turismo dependerá en gran parte de la distribución masiva de vacunas contra el covid-19 a escala mundial.

Lejos de la recuperación

Isabelle Durant, secretaria general temporal de la UNCTAD, se refirió acerca de los resultados. Durant señala que “el mundo necesita un esfuerzo global en favor de la vacunación que permitirá proteger a los trabajadores, atenuar los daños sociales y tomar decisiones estratégicas respecto al turismo“.

Pero el escenario ideal está lejos de lograrse. Los porcentajes de vacunación son muy desiguales, con menos de un 1 por ciento de población inoculada en algunos países, y más del 60 por ciento en otros. Además, y como consecuencia, las pérdidas turísticas son más importantes en los países en vías de desarrollo.

Países como Australia han sufrido una disminución dramática del número de turistas extranjeros en el último año, a pesar de reducir las restricciones sanitarias. Foto: William West / AFP

De los tres escenarios contemplados para 2021, el más optimista en cuanto a la reducción de las llegadas de turistas sitúa esta cifra en un 63 por ciento de media.

Según la OMT, los expertos del sector no creen que se vaya a recuperar el flujo habitual de turistas antes de 2023, “o incluso más tarde“, ya que los principales obstáculos son las restricciones de viajes, la lentitud para frenar el virus, la escasa confianza de los viajeros y un clima económico desfavorable.

Entre 100 y 120 millones de empleos amenazados

Además de las restricciones y cierres impuestos por los gobiernos y que merman el turismo, los consumidores han optado por limitar sus viajes durante la pandemia.

El número de llegadas de turistas internacionales disminuyó en un 74 por ciento en 2021 respecto a 2019. El inicio de 2021 fue más sombrío si cabe para la mayoría de destinos, con un descenso mundial del 88 por ciento de media respecto al periodo prepandémico.

Las regiones más afectadas son Asia, especialmente el nordeste y el sur, Oceanía y el norte de África. Los menos afectados son Norteamérica, Europa occidental y el Caribe.

Actualmente el turismo internacional se parece al de hace 30 años. Es como si estuviéramos en los años 1980 en términos de flujo”, describió Zoritsa Urosevic, de la OMT.

El informe también alerta que “los trabajadores no cualificados que se quedaron sin empleo a causa de la caída de turistas no hallarán probablemente empleo en ninguna otra parte“. La OMT estima que entre 100 y 120 millones de empleos directos relacionados con el turismo están amenazados.

Colombia, en estado crítico

La situación también ha golpeado al turismo nacional durante la pandemia. Según Anato, el número de empleados del sector se redujo en un 36 por ciento. Nada más comenzar la pandemia, el sector hotelero alcanzó una ocupación de apenas 2,1 por ciento, un mínimo histórico desde que se tienen datos.

Puede leer: Cascos Azules y misiones de paz de la ONU, al borde del abismo

De acuerdo con el MinCit, el descenso de visitantes no residentes cayó en un 69 por ciento entre enero y octubre de 2020, en comparación con el mismo periodo del año pasado. Todo esto le dio un freno en seco al turismo colombiano, que había registrado un incremento del 2,7 por ciento de visitantes no residentes en 2019.

4 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio