Molnupiravir: lo que tiene que saber sobre el tratamiento contra el covid-19 aprobado por Reino Unido

La primera medicina contra el covid-19 llegó al mercado del Reino Unido, que se convirtió en el primer país del mundo en autorizar el molnupiravir. El tratamiento, elaborado por el laboratorio estadounidense Merck, es considerado una herramienta crucial en la lucha contra la pandemia.

La aprobación de estas pastillas, que brindan una esperanza considerable para descongestionar los servicios hospitalarios durante el invierno, se da en el mismo momento en que la Unión Europea las evalúa frente a una ola masiva de contaminaciones.

Este es un día histórico para nuestro país, ya que el Reino Unido es ahora el primer país del mundo en aprobar un antiviral contra el covid-19 que se puede tomar en casa“, dijo Sajid Javid, ministro de Salud británico, en un comunicado. “Cambiará la situación de los más vulnerables y de los inmunodeprimidos, que podrán recibir pronto el revolucionario tratamiento“, añadió.

Puede leer: Cinco preguntas para entender el momento de la pandemia en Colombia

Comercializado con el nombre de Lagevrio, molnupiravir fue autorizado por la Agencia de medicamentos del Reino Unido (MHRA), para su uso en personas con covid leve a moderado y que tienen al menos un factor de riesgo de desarrollar una enfermedad grave (obesidad, más de 60 años, diabetes, enfermedades cardiacas).

Las autoridades sanitarias recomiendan que se tome “lo antes posible después de una prueba positiva“, dijo el Ministerio de Salud, ya que así se reduce a la mitad el riesgo de hospitalización, según un ensayo clínico realizado por Merck, también llamado MSD fuera de los Estados Unidos.

Los antivirales como el molnupiravir actúan disminuyendo la capacidad de un virus para replicarse, lo cual frena la enfermedad.

Su aplicación puede ser doble: por un lado, para que las personas ya afectadas no padezcan síntomas graves, y también para que no desarrollen la enfermedad quienes han estado en contacto cercano.

Presión en los hospitales

Ante las tasas de contaminación por covid-19, consideradas unas de las más altas del mundo, el gobierno británico ordenó en octubre 480.000 tratamientos de molnupiravir. También firmó un contrato por 250.000 tratamientos de ritonavir, otro antiviral del laboratorio estadounidense Pfizer ya utilizado contra el VIH. Su eficacia contra el coronavirus se estudia en ensayos clínicos.

Estos tratamientos están destinados a los pacientes considerados de alto riesgo, con el fin de reducir la presión constante y en aumento sobre los hospitales del Reino Unido, donde ya se produjeron más de 140.000 muertes.

El país registra 1.000 hospitalizaciones por día y más de 9.000 pacientes se encuentran actualmente hospitalizados con covid-19. Aunque estas cifras se encuentran lejos de los picos de las últimas olas, no dejan de generar temores por una difícil situación que se puede producir en este invierno.

La aprobación del molnupiravir representa un gran avance ya que este tipo de tratamiento se ha buscado desde el inicio de la pandemia. De ahí que el anuncio de Merck de los resultados de los ensayos clínicos a principios de octubre haya sido aclamado como un paso importante en la fácil reducción de las formas graves de la enfermedad.

En todo caso, los expertos han advertido que este tratamiento no es una solución milagrosa y que si bien complementa las vacunas, no las reemplaza.

Las autoridades reguladoras de medicamentos en Estados Unidos y la Unión Europea han iniciado una evaluación de este medicamento.

Merck ya comenzó la producción a gran escala de molnupiravir y tiene previsto fabricar las dosis necesarias para 10 millones de tratamientos antes de fin de año. Además, el grupo ya llegó a acuerdos con algunos gobiernos, entre ellos Estados Unidos (1,7 millones de tratamientos) y Francia (50.000 dosis).

Coronavirus Reino Unido
Las autoridades sanitarias británicas recomiendan que el molnupiravir se tome “lo antes posible después de una prueba positiva“. Foto: Agencia Anadolu

Su precio es elevado: el pedido realizado por Estados Unidos asciende a 700 dólares por dosis.

Merck también está realizando un ensayo clínico por aparte para un segundo uso del tratamiento, como medida preventiva para que las personas que han estado en contacto cercano con el virus, no lo desarrollen.

La biotecnológica Atea Pharmaceuticals y el laboratorio Roche evalúan la eficacia de un tratamiento comparable. Por último, Pfizer está desarrollando un medicamento que combina dos moléculas, incluido el ritonavir.

Unión Europea es optimista

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) declaró que es favorable a recomendar a los Estados miembros de la Unión el uso, en casos de urgencia, del tratamiento contra el covid-19 desarrollado por Merck.

La EMA busca, por otro lado, acelerar el estudio que lanzó la semana pasada sobre este medicamento, de cara a poder autorizar su comercialización, en un momento en que Europa conoce un aumento de los contagios por coronavirus.

Intentaremos acelerar nuestra evaluación para conseguir la autorización en el plazo más breve“, declaró durante una rueda de prensa Marco Cavaleri, responsable de la estrategia de vacunación de la EMA. No puede, por ahora, dar una fecha exacta. “Somos favorables a recomendar a los Estados miembros de la Unión Europea para que pongan este nuevo antiviral oral a disposición de los casos urgentes, antes de su autorización“, añadió Cavaleri.

Este regulador europeo, con sede en Ámsterdam, no tiene el poder para tomar una decisión centralizada sobre el uso de un medicamente en caso de urgencia en toda la UE. Solo puede recomendar a los Estados individualmente, explicó Cavaleri.

Puede leer: La cuarta ola: por qué Europa vuelve a ser el epicentro de la pandemia

La EMA pidió a su vez a la población que se vacunen lo antes posible para luchar contra la “cuarta ola” de la pandemia, que afecta con fuerza a Europa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó el jueves del ritmo “muy preocupante” de los niveles de propagación del virus en Europa. Alemania batió ese mismo día su récord diario de contagios.

La situación epidemiológica en Europa actualmente es muy preocupante“, declaró Fergus Sweeney, jefe del grupo de ensayos clínicos de la EMA. “Es muy importante que estemos todos vacunados, porque no estaremos protegidos hasta que todo el mundo lo esté“, añadió.

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio