Murió el actor colombiano Edgardo Román

Falleció, a los 71 años, Edgardo Román, uno de los más grandes actores de la televisión colombiana. Interpretó a Jorge Eliécer Gaitán y participó en producciones como ‘Amar y Vivir’, ‘Los Victorinos’ o ‘Pura sangre’.

Edgardo Román, uno de los actores más reconocidos de Colombia, falleció este viernes, 7 de enero, luego de una carrera artística de más de cuatro décadas en la que participó en producciones de televisión, cine y teatro.

En los últimos meses se supo que Román llevaba varios años luchando contra un cáncer y que debido a la pandemia, tuvo que reprogramar varias sesiones de su tratamiento de quimioterapias. Aún así, su familia no ha confirmado las razones de su muerte.

Puede leer: “En Colombia hace falta más literatura que cuestione a la realidad”

Román (nacido el 4 de agosto de 1950) era reconocido por su gran capacidad escénica, por sus facciones fuertes y por el carácter que les imprimía a sus personajes. Por ese motivo, tuvo muchos papeles de villano y lo escogieron para interpretar a Jorge Eliécer Gaitán en la miniserie sobre el Bogotazo, que presentó Revivamos nuestra historia en 1984. Ese papel pasó a la historia y es uno de los que más recuerdan los colombianos.

También fue reconocido como un gran maestro de la actuación. Incluso tenía una escuela (un laboratorio teatral, lo llamaba él) conocida como Actuemos, fundada por él en 1993, y en donde formaba a nuevas generaciones de actores.

La carrera de Edgardo Román

Su carrera comenzó mucho antes, en su adolescencia, cuando una obra de teatro sobre un naufragio lo enamoró para siempre de la actuación. No fue sino hasta los años setenta, sin embargo, cuando llegó a la televisión en el papel de Oreste Rodríguez para la novela Recordarás mi nombre (1978).

Luego, Edgardo Román pasó por más de 70 producciones entre televisión y cine. En la pantalla chica estuvo en La abuela, Don Chinche, Pero sigo siendo el rey, Amar y vivir, Romeo y buseta, Caballo viejo, La vorágine, Los Victorinos, La baby sister, Pura sangre y La gloria de Lucho (su última producción).

Le puede interesar: “Como artista, tengo la responsabilidad de expresar lo que otros no pueden”: Daniela Zambrano

A la pantalla grande llegó gracias a Gustavo Nieto Roa, en la película Colombia conection (1979). Luego estuvo en otras como Ayer me echaron del pueblo (1982), Cóndores no entierran todos los días (1984), Tiempo de morir (1985), El embajador de la India (1986), Crónica de una muerte anunciada (1987), La estrategia del caracol (1993) y La historia del baúl rosado (2005), entre otras.

Su primer amor, no obstante, siempre fue el teatro, al que casi nunca abandonó a pesar de sus éxitos en la televisión.

Su muerte no solo llena de luto a varias generaciones de colombianos, sino también a su familia, incluyendo a su hijo, el también actor Julián Román.

5 Comentarios

  1. No has muerto ni morisas gracias por tan fiel amor al teatro y la. Actuacion mis mas grande respeto a un actor que lo dio todo en cada papel feliz viaje.

Deja un comentario

Diario Criterio