Arde Canadá: ola de calor, incendios forestales e iglesias en llamas azotan al país

Canadá está en llamas. Una ola de calor en el oeste del país que ya deja cientos de muertos. Los incendios forestales consumen hectáreas y generan evacuaciones. Y aparecen más tumbas en internados de indígenas, un hecho que generó el ataque a iglesias en todo el país.

Ola de calor

Millones de personas siguen bajo alerta de calor en el oeste de Canadá, donde los termómetros marcan máximos históricos. La policía reportó decenas de muertes probablemente relacionadas con las infernales temperaturas.

La ola de calor desbordó a los servicios de emergencia: al menos 134 personas murieron repentinamente desde el viernes en el área de Vancouver. Cientos más fallecieron en la provincia de Columbia Británica, según la policía canadiense y el servicio forense local.

Las temperaturas registradas esta semana no tienen precedentes, se han perdido vidas y el riesgo de incendios forestales está en un nivel peligrosamente alto“, dijo el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Columbia Británica registró 62 incendios en 24 horas y unas mil personas debieron ser evacuadas, dijo el primer ministro de la provincia, John Horgan.

Solo puedo enfatizar que el riesgo de incendio es actualmente extremo en casi toda la Columbia Británica“, dijo Horgan. También instó “a escuchar atentamente a las autoridades y seguir las instrucciones“.

Incendios forestales

Decenas de incendios asolaban el viernes el oeste de Canadá, obligando a evacuar a miles de personas. El hecho reduce las esperanzas de que remita la letal ola de calor que castiga a la región.

Un millar de personas fueron evacuadas en la provincia canadiense de Columbia Británica. Allí, el incendio forestal hizo arder una pequeña localidad que llevaba tres días batiendo récords nacionales de máximas temperaturas.

La zona forestal en Sparks Lake obligó a evacuar la cimunidad de Lytton. La región registró cifras de temperatura récord, de 49,5 grados. Foto: BC Wildfire Service / AFP

La canícula, que expertos dicen que se ha visto atizada por el cambio climático, ha causado centenares de muertes en Canadá y Estados Unidos. Lytton, 250 kilómetros al noreste de Vancouver, “ha sufrido daños estructurales y el 90 por ciento del poblado está incendiado, incluido el centro de la localidad“, señaló el parlamentario local Brad Vis.

Se emitieron avisos de evacuación para grandes áreas de un condado de California donde un gigantesco incendio arrasó más de 8.000 hectáreas y del que el viernes estaba controlada solo una quinta parte, de acuerdo con autoridades locales.

El fuego, que se inició por un rayo, cumple ya una semana activo. Columbia Británica ha registrado 62 nuevos focos en las últimas 24 horas, reportó el primer ministro de esta provincia, John Horgan, en una conferencia de prensa.

Holocausto de nativos

Esta semana, otras 182 tumbas sin nombre fueron halladas en un antiguo internado de indígenas de Canadá. Tras la revelación, dos iglesias fueron incendiadas por la ira desbordada por el escándalo de los abusos en estos centros.

Un grupo de expertos descubrieron, gracias a radares de penetración terrestre, lo que se cree que son los restos de niños de entre cinco y 13 años. El crudo descubrimiento tiene lugar en la antigua Escuela de la Misión San Eugene, cerca de Crankbrook, en la provincia de Columbia Británica. La comunidad indígena de Lower Kootenay informó sobre las tumbas encontradas.

Puede leer: Qué ha hecho realmente Biden con el ‘legado’ de Trump

Se cree que se trata de los restos de miembros de varios grupos de la nación Ktunaxa, que incluye a Lower Kootenay y otras comunidades indígenas vecinas. Algunas de las tumbas estaban apenas a un metro de profundidad.

La comunidad indígena de Lower Kootenay dijo que el año pasado se inició una búsqueda en los terrenos de Cranbrook. Allí, la Iglesia católica gestionó una escuela en nombre del Gobierno federal desde 1912 hasta principios de la década de 1970.

182 tumbas sin nombre fueron halladas en un antiguo internado de indígenas de Canadá. Ya se habían encontrado casi mil más en otros internados del país. Foto: Cole Burston / AFP

El nuevo hallazgo se produce después de que se descubrieran en mayo los restos de 215 niños en tumbas sin nombre en la antigua Escuela Residencial Indígena Kamloops, en Columbia Británica. La semana pasada se encontraron otras 751 tumbas, también sin nombre, en otro internado, la Escuela Residencial Indígena de Marieval, en Saskatchewan.

Trudeau se refirió en rueda de prensa a los aterradores descubrimientos. Dijo que los “horribles descubrimientos” de tumbas sin nombre han obligado a los canadienses “a reflexionar sobre las injusticias históricas y continuas que han enfrentado los pueblos indígenas“.

Arden iglesias: ¿se pronunciará el papa?

El miércoles, dos iglesias ardieron en Canadá en medio de pedidos para que el papa pida perdón por los abusos cometidos en internados indígenas.

La policía dijo que los incendios en las iglesias de Morinville, al norte de Edmonton (Alberta), y la de San Kateri Tekakwitha, cerca de Halifax (Nueva Escocia), están siendo investigados como posibles ataques.

Puede leer: ‘La sociedad secreta más grande del mundo’: entre críticas y una historia oscura, el Partido Comunista Chino celebra su centenario

Estos dos incendios elevan a ocho el número de iglesias en todo Canadá destruidas o dañadas en los últimos días por fuegos sospechosos, la mayoría de ellos en comunidades indígenas.

Trudeau instó a todos a participar en la reconciliación, a la vez que denunciaba el vandalismo y el incendio de iglesias en todo el país. “La destrucción de lugares de culto no es aceptable y debe detenerse“, dijo. “Debemos trabajar juntos para corregir los errores del pasado. Todos tienen un papel que desempeñar“.

Genocidio cultural

A pesar de que aún no se ha establecido oficialmente relación directa entre los incendios de iglesias y el descubrimiento de las tumbas sin nombre, las especulaciones aumentan en medio de una intensa ira y tristeza que provocan estos hallazgos.

Hasta la década de 1990, unos 150.000 jóvenes indígenas, inuit y mestizos fueron matriculados por la fuerza en 139 de estas escuelas residenciales. Allí, los estudiantes fueron abusados física y sexualmente por directores y maestros, que los despojaron de su cultura e idioma.

Hasta la década de 1990, unos 150.000 jóvenes indígenas, inuit y mestizos fueron matriculados por la fuerza en 139 de estas escuelas residenciales. Cientos de estos niños conforman las tumbas que hasta ahora se están encontrando. Foto: Geoff Robins / AFP

Más de 4.000 murieron por enfermedades y negligencia en esos internados, según una comisión de investigación. El informe concluyó que Canadá había cometido un “genocidio cultural“.

Trudeau se disculpó el viernes pasado por la “política dañina del Gobierno” y se unió a las llamadas de líderes indígenas para que el papa Francisco vaya a Canadá para disculparse por estos abusos.

Puede leer: Certificado sanitario, vacunas y nueva ola de casos: ¿Podrá Europa ganarle a la pandemia?

La Federación de Naciones Indígenas Soberanas (FSIN), que representa a 74 pueblos indígenas en Saskatchewan, presionó a la Iglesia para que cumpliera su promesa de indemnizar con 25 millones de dólares canadienses (20 millones de dólares estadounidenses) a los exalumnos. La Iglesia ha recaudado y entregado solo 34.650 dólares canadienses (27.950 dólares estadounidenses), dijo en un comunicado.

Que los católicos recauden millones para construir catedrales multimillonarias y recauden sólo 34.650 dólares o 0,30 dólares por sobreviviente es vergonzoso“, dijo el FSIN en un comunicado.

*Con información de AFP

4 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio