Las razones de expertos para ser optimistas ante la variante ómicron

Cada vez son más las autoridades y profesionales de la salud que llaman a la calma sobre la situación de la variante ómicron en el mundo. Incluso, creen que puede ser una buena noticia para contener la pandemia.

En conversación con el medio francés LCI, el médico y cronista francés Gérald Kierzek aseguró: “He escuchado a colegas decir que [ómicron] es ‘devastador’. Pero no es devastador en absoluto”. Según el experto, el aumento en el número de casos no es necesariamente una mala noticia, ya que “un aumento de casos no necesariamente ocasiona un aumento de hospitalizaciones“.

Puede leer: ¿Tres dosis de vacunas podrán resistir a la variante ómicron del coronavirus?

En la misma línea están las autoridades sanitarias europeas, como el ministro de Salud británico, Olivier Véran, quien ha señalado que la variante ómicron es “claramente más contagiosa pero no más peligrosa” que la variante delta. Reino Unido ya supera de nuevo los 100.000 casos diarios de covid-19.

Jean-François Delfraissy, presidente del consejo científico que asesora al gobierno de Francia, también afirmó que, en comparación con la variante delta, la transmisión de ómicron “es mucho más elevada pero es probablemente menos grave, aunque no sabemos hasta qué punto“.

Una variante “benigna

Virólogos como Yves Van Laethem van aún más allá. Para Van Laethem, la variante es incluso “un buen regalo de San Nicolás“. En conversación con el medio belga DH, explicó que podría ser bueno que una “variante menos virulenta esté reemplazando a delta, permitiendo que las personas no vacunadas obtengan inmunidad de manera benigna“.

Los primeros estudios, realizados esta semana en Sudáfrica, Escocia y Inglaterra, muestran que ómicron provoca menos ingresos hospitalarios que delta. Aunque se trata de datos incompletos que hay que mirar con prudencia, ómicron podría ser entre un 35 y un 80 por ciento menos grave.

Este planteamiento aún está por demostrarse. Una de las razones es que, a pesar de que hasta ahora las pruebas indican que la variante ómicron ocasiona síntomas más leves, el simple hecho de ser más contagiosa podría ocasionar por sí mismo un peligroso aumento de las hospitalizaciones si no se controla. Ante la situación, muchos países han optado por restringir los viajes desde territorios en donde los casos están en alza, como Estados Unidos, Reino Unido y varios del sur de África.

Reino Unido presenta casi 120.000 casos de coronavirus diarios debido a la variante ómicron. Foto: Hasan Esen/Anadolu
Reino Unido presenta casi 120.000 casos de coronavirus diarios debido a la variante ómicron. Foto: Hasan Esen/Anadolu

La situación deja sobre la mesa una pregunta importante: no se sabe si el hecho de que ómicron sea menos violenta se debe a las mutaciones propias de la variante o al hecho de que infecte a personas que ya estaban parcialmente inmunizadas, gracias a la vacuna o por un contagio anterior.

Las estimaciones, en todo caso, indican que la ola de ómicron se debería poder controlar. Fabien Lacols, fundador del sitio Météo-Covid, que hace seguimiento al comportamiento del virus en el mundo, ha extrapolado los datos disponibles de ómicron hasta la fecha. Según sus estimaciones, si ómicron continúa con una tasa de incidencia como la actual, “causaría un 40 por ciento menos de hospitalizaciones que delta, un 80 por ciento menos de ingresos en cuidados intensivos y hasta un 92 por ciento menos muertes“.

Puede leer: 500 millones de pruebas gratis de covid: el plan de Joe Biden para luchar contra ómicron sin volver al confinamiento

Los balances de otras plataformas de seguimiento del coronavirus como ZOE Covid también invitan a la calma. En entrevista con Sky News,el profesor Tim Spector, científico jefe de ZOE Covid, indicó que los síntomas leves se podrían comparar con “una condición más leve que se parece a un resfriado severo”.

Spector agregó que los infectados ya no están presentando lo que llama la “tríada clásica” de síntomas: tos, fiebre y pérdida o cambio en el sentido del olfato y el gusto. Ahora, los principales síntomas que presentan estas personas son estornudos, dolores de cabeza, secreción nasal y dolor de garganta.

¿Qué se sabe de ómicron?

Ómicron avanza de forma muy rápida en numerosos países y los casos se duplican cada dos o tres días, algo nunca visto hasta ahora. Ya es la variante dominante en Dinamarca y en Reino Unido y pronto lo será en otros países donde hasta ahora predominaba delta.

Las mutaciones de ómicron parecen reducir la inmunidad de los anticuerpos contra el virus, por lo que puede propagarse entre muchas de las personas vacunadas, e incluso reinfectar a algunas.

Varios estudios realizados en laboratorio muestran que la tasa de anticuerpos cae frente a ómicron entre las personas que recibieron las vacunas de Pfizer/BioNTech, Moderna y, en menor medida, AstraZeneca o Sinovac. 

Datos preliminares sugieren que ómicron podría ser más infecciosa y tener posiblemente mayor resistencia a las vacunas, pese a las indicaciones de que no es más severa que la variante delta. Foto: AFP
Datos preliminares sugieren que ómicron podría ser más infecciosa y tener posiblemente mayor resistencia a las vacunas, pese a las indicaciones de que no es más severa que la variante delta. Foto: AFP

Una dosis de refuerzo parece mejorar claramente la inmunidad por anticuerpos. Al menos es lo que anunciaron durante esta semana diferentes laboratorios: Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca. Pero falta un dato crucial: se desconoce cuánto tiempo dura este efecto.

Y al revés, un estudio de investigadores de Hong Kong publicado el jueves muestra que incluso con el refuerzo, la vacuna de Sinovac no provoca suficientes anticuerpos.

Pero eso no significa que las vacunas no sean eficaces, porque los anticuerpos solo son una de las herramientas de la respuesta inmunitaria, que se apoya también en las células llamadas linfocitos T.

7 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio