La ‘petite’ guerra de las estatuas y los murales en Cali

Aun cuando en la ciudad de Cali ya no hay puntos bloqueados, continúa una “guerra” de estatuas y murales que, mal manejada, podría darle combustible al estallido social recientemente superado.

El 28 de abril, el día que empezó el estallido, los indígenas Misak -y no la primera línea- le madrugaron a todo el mundo, cogieron dormida la policía nacional y desplomaron la estatua pedestre de Sebastián de Belalcázar, misma que dominara durante 83 años el paisaje de un costado occidental de la capital del Valle.

Este derribamiento simboliza el derrumbe de un mundo viejo, momificado en la inequidad, en la exclusión y en el racismo solapado. Belalcázar es la quinta esencia del exterminio físico y cultural de la población indígena.

Puede leer: Por quién hablan las estatuas, en especial las caídas en desgracia

La rancia sociedad caleña y palmirana se expresó con fuerza contra ese derribamiento, hasta el punto de que el excontralor nacional Manuel Francisco Becerra Barney, está organizándole un acto de desagravio al feroz fundador, don Sebastián Moyano, para el próximo 25 de julio, día del cumpleaños de la ciudad, porque dizque el alcalde de Cali tiene secuestrada la estatua.

Pero, al menos, Becerra Barney, ha mostrado un viso infinitesimal de generosidad, pues admitió que se debe colocar “alguna” estatua del cacique Petecuy, o de su esposa, no sin antes acusarlo de antropófago. ¡Qué horror! Es decir, del chisme perfecto con que los españoles legalizaron los asesinatos de muchos indígenas; y que sirve, en estas épocas, para satanizar que se les haga un reconocimiento.

Fuente: Twitter @SusanaBoreal

En verdad, el derribamiento de estatuas es parte de un proceso, del nuevo sentimiento mundial, que arrancó cuando un policía asesinó al afroamericano George Floyd el año pasado. A partir de ese día, en el mundo entero, se han derribado, decapitado o pintarrajeado más de un centenar de monumentos que están con contravía con una naciente sensibilidad social, una nueva época más acorde con el proceso civilizador.

Acá en Cali, las estatuas y los murales han sido regidos por la elite, que no ha visto con buenos ojos la entronización de ídolos con tintes más oscuros. Como pasó con la pequeña estatua de Alexander Petión, que ocasionó 5 años de discusiones hasta que al fin se pudo colocar en el Boulevard del Río.

Foto: Twitter @JosWilmerPache1

O lo que ocurrió con la “Negra del Chontaduro,” la estatua de Alicia Tafur, alegórica a nuestra cercanía y dependencia con el océano pacifico, que pasó más de 20 años prisionera, tapiada en un centro penitenciario de estatuas, cercano a la galería santa Elena, después de que unos directivos infiltrados en el Club San Fernando se la malvendieran, con club y todo, a la mafia.

Como hecho insólito, a fines de la semana pasada, apareció vestida de negro, de rígido luto, la estatua de “Jovita” que el maestro Pombo entronizara en el Parque de los Estudiantes con vestido de colorines.  y muchos pusieron el grito en el cielo. Sacrilegio, clamaban. Vandalismo, decían.

Pero no hubo tal.  La estatua, en realidad, fue resignificada por los estudiantes (¿de la primera línea?) en acuerdo con su escultor. No se puede olvidar que Jovita es la eterna reina de los estudiantes y tiene todo su derecho a expresar su dolor por el asesinato de tantos durante el estallido. Pombo sólo dijo que hubo “exceso de entusiasmo” por parte de los alegres resignificadores.  En resumen, la estatua de Pombo fue actualizada, puesta a tono. Se convirtió en vanguardia del arte moderno caleño. Con toda seguridad se tornará en un faro que anuncie como se siente la ciudad. Si está triste, desesperanzada o tiene   motivos para sentirse incontenible. Los colores de su vestido nos lo dirán.

Le puede interesar: Matar, secuestrar, exterminar… gajes del trabajo

Por el lado de los murales la cosa ha sido muy agresiva, pero es, en el fondo, una pelea de toche con guayaba madura: los señorones cubren, o mejor, mandan a cubrir de gris los multicolores mensajes que expresan el dolor de los pelados, y por la noche, estos los vuelven a pintar. En lo de los murales nunca les ganarán a los pelados, pues estos tienen la creatividad y saben hacer vaca.

Pero hay una fórmula en la que podríamos ganar todos. La ciudad es un inmenso lienzo donde caben todas las expresiones de arte, las cuales, encauzadas y estimuladas por concursos promovidos desde la Secretaría de Cultura de Cali y la empresa privada, pudieran alegrar y embellecer la ciudad. Hay tantos artistas y talentos desperdiciado, hay tantas culatas de edificios herrumbrosas en la ciudad, y son tantas las estaciones del SITM MIO grises, aburridas y uniformes.

No podemos olvidar, que sigue vigente la consigna de los pelados y que se canta en las redes: “¡Pintura es lo que hay! ¡Grafiti es lo que viene!” 

19 Comentarios

  1. Caballero Pedro como siempre sus artículos son una exquisitez para nostros los lectores

    Caballero Pedro como siempre sus artículos son una exquisitez para nostros los lectores

  2. Completamente de acuerdo Pedro! El gris estérilde los autores de la iniciativa contra la explosión colorida de la creatividad. Perderán siempre. Completamente de acuerdo!

  3. Me conmueve su interpretación de estás expresiones creativas. Cali que es cuna de otra vanguardia artística y cultural, gracias a los pinceles, rodillos y tintas de primera línea en las manos de jóvenes soñadores.

  4. Leerle es una exquisitez. Cali con sus jóvenes convertida en un inmenso lienzo que expresa sentimientos y pensamientos de una realidad innegable que vive nuestro país. Bravo por esa.

  5. Cali siempre ha sido una ciudad de diversidad cultural, además los pueblos han ido despertando , no podemos seguir haciéndole homenaje a criminales españoles, que violaron, mataron y dañaron una cultura ya establecida, por otra parte, a los riquitos de este país les duele que una juventud con un pensamiento abierto, demuestres su inconformidad de este narco estado en sus expresiones culturales. Por una Colombia Nueva, llena de amor y paz.

  6. CALI ES MULTICOLOR ESO HACE PARTE DE NUESTRA ESENCIA DE ALLI QUE LOS JOVENES CON SU EXPLOSION DE EMOCIONES ENCUENTRAN EN EL ARTE COMO EXPRESARLE A UNA SOCIEDAD COMO LA DE CALI, QUE VAMOS MAL ENCAMINADOS SI ANULAMOS LO QUE EXPRESAMOS COMO PARTE DE NUESTRO LIBRE ALBEDRIO.USTED REFLEJA CON SU ESCRITO LO QUE HA SIDO MI SENTIR Y PENSAR.

  7. La historia es la historia

    Colombia meztiza, multicultural, se lo debemos al pasado, el cual no podemos cambiar y sin el cual no fuéramos lo que somos hoy.
    Por los españoles somos lo que somos , sin olvidar y respetar el pueblo indígena, tristemente es muy poco que los libros historicos enseñan y menos en las aulas .
    Ambos hacen parte de nuestra historia y está en nuestra sangre y nuestra genética . Un error muy grave emprenderla contra los símbolos históricos, por qué irremediablemente hacen parte de nuestro ADN. Más inteligente, menos racista (somos, criollos, somos indígenas, somos negros africanos , somos árabes , etc…somos a la fecha una mezcla de todo, y a la final todos somos COLOMBIANOS), en Conclusión si el punto es que la historia de Colombia nos la han contado mal por décadas, pues que se haga la corrección que se tenga que hacer y académicamente nos enseñen la verdad histórica.

    Pero acá lo que se hizo fue un acto violento , un acto que disgrega a unos colombianos con otros colombianos, un acto antidemocrático, si falta otra estatua histórica , representando a nuestros ancestros históricos,en este caso los caciques indigenas , pues listo, que se ponga con toda POMPA, y por hay derecho que quede escrito en los anaqueles históricos para la posteridad con toda su referencia biografía e importancia .

    Pero no vengan de visita a nuestras ciudades y pueblos y vayan haciendo destrozos de esto o aquello, porque a UD no le gusta o no le parece. Definitivamente no es la manera . Suena muy bonito el artículo, pero los acontecimientos del 28 de abril , son algo penoso , inexcusables, que la mayoría de colombianos nunca aprobaremos como forma de hacer valer los derechos , nada raro que históricamente no hayamos cambiado .

  8. El.arte y la cultura son cosas q se demuestran y trasegan de una manera muy distinta a lo que quieren imponer en la ciudad, con sus mensajes de odio y anarquía q denotan el grado caótico de destrucción interior en la que vive está juventud que la única solución que encontraron en la vida fue destruirse como personas y ampararse en eso para destruir el resto de la sociedad cobrándole el fracaso y el descuido de sus padres y familias que hoy día lo patrocinan sin importar a quienes o a cuántos se llevan por delante atropellandoles sus derechos, e incluyendo en sus tesis áridas y necroticas sin fundamento donde no les participaron en su crianza una parte de la historia y donde encuentran figuras que desde un pasquín mal intencionado e incendiario como es este, donde les dan rienda suelta a que sigan por la misma vía sin importar el costo de destrucción y caos al que quieren obligar y someter a la población de la ciudad , el arte se expresa no se impone a la fuerza, no se cuestiona a las demás personas y menos se les trata de infundir temor de la manera tan agresiva como han querido hacerlo.
    Los indígenas q defiendan las culturas nativas del país y nuestra ciudad no imponen mentiras , no como esas culturas desplazadas de otros territorios q hoy día ni siquiera pertenecen al territorio nacional, y quieran venir a pedir restitución de tierras de un territorio q los acogío pero q no les pertenece en su totalidad como así quieren hacercelo creer a la fuerza a los demás para continuar con sus cultivos ilícitos en contravia para lo que lo han pedido.
    Este pasquín denota su procedencia y su falta de pertenencia con la ciudad y sus habitantes y no hablo por nadie , lo hago por mi, no me eh autoproclamado la voz del pueblo o el defensor acérrimo de una población multiétnica, que salieron desplazados de sus territorios y llegan a esta ciudad a implementar la destrucción de la cual fueron participes y que nunca serán capaces de construir tejido social , sino crear caos y desolación como lo hace usted con su artículo mediocre y ofensivo defendiendo a una minoría, dominada y consumida en el humo de sus vicios y degenero. Lo invito a que se tardee un fin de semana por el boulevard del río, Centenario, San Antonio etc etc etc….para q despierte y vea la realidad del consumo exagerado al que tienen sometido a la ciudad y sus habitantes, a no ser que usted sea de los que aprovechar.n el entorno para hacer lo mismo.

  9. Mezclar peras con papas y voltear los polos o los puntos cardinales, para validar un argumento, es muy común entre personas con poca sindéresis.

    Me atrevo a comentar (preguntar) acá, porque usted lo hace en un muro público, lo hace mal, de una persona que conozco muy bien y lo hace tan torpemente, que tal vez le quepa un poco de análisis, el que espero llegue a través de mis preguntas. También por que sé que a la persona que usted insulta en su diatriba, le resbala. Tal vez ni lo haya leído.

    No hace falta que responda y menos, con groserías, improperios o con falacias ad hominem intentando desacreditar a la persona que habla, sin atacar el argumento en sí. Lo cual, para nada nada desmiente la veracidad de lo dicho por la persona).

    Primero, ¿están mejores las paredes “gris plomo”, que coloridas?
    Segundo, ¿todo emigrante (o inmigrante, en este caso) llega para “tirarse” todo?
    Tercero, ¿Todo mensaje que no alabe al estamento o que no sea cursi y anodino, suscita odio y caos?
    Cuarto, ¿Quiénes no tuvimos la fortuna, que tal vez usted sí, de educarnos mejor; vivimos destruidos y queremos destruir? y por ahí ¿Todo nos sucedió por el fracaso o descuido de nuestros padres?
    Quinto, ¿Todo texto o medio de comunicación que denuncie, opine, cuestione o diga algo diferente a lo que su privilegiada mente piense, es un pasquín? y por ahí ¿Todo texto en anterior tenor, es incendiario?
    Sexto, de veras cree que en su perorata, está exponiendo las características de las víctimas del conflicto y del delito estatal, que reclamas sus posesiones? (de esta si me gustaría ver su respuesta).
    Sétimo, (Ésta también pero por mero interés socio cultural) ¿Todo indígena es cultivador “ilícito”?
    Octavo, ¿La procedencia (notoria o no) de un opinador, puede invalidarlo para dar su opinión, sobre un tema específico?
    Noveno, ¿Los que hemos sufrido violencia y destrucción en nuestras vidas (sobre todo, provocadas por el estado), no podemos construir tejido social y progresar, solo destruir y crear caos y desolación? y por ahí ¿Sólo los privilegiados, que no tuvieron ni siquiera gripa en su vida, si son capaces?
    Décimo (y último interrogante), ¿todo escrito es un “artículo mediocre y ofensivo” cuando defiende a una minoría? y por ahí, ¿Toda minoría está dominada y consumida en el humo de sus vicios y el degenero?

    Repito, no hace falta que responda, en su comentario están implícitas las respuestas. Escribo esto, también a nombre propio, sin autoproclamarme nada de nada ni de nadie, solo un opinador casual, que opina con preguntas, ya que si le digo lo que pienso, se puede sentir ofendido por mi mediocre, inválida, incendiaria, caótica, pasquinezca, fracasada, descuidada, huérfana, atropelladora de derechos, desplazada, minoritaria, viciosa, pero eso sí, colorida opinión.

    Le dejo la tarea.

    ¡Ah! Mucho me gustaría ver cómo sería esa invitación a tardear, aunque Pedro no se fume nada, pero de pronto sí lo sorprenda con elegantes, jocosos, coloridos y sesudos puntos de vista que, al final, no lo van a despertar a usted como lo que Pedro vea, según usted, si lo despertaría a él.

    Con un saludo, me despido.

  10. La vandalización se disfrazó de arte, aunque para algunos el arte adquirió una nueva forma, de transformar y resignificar. Lamentable que desde el mismo gabinete se promueva pintar a Cali de mil colores, pero las imágenes y frases, distan mucho de eso. Un caleño de cepa, con sentido de pertenencia, entendería la tristeza de ver sus monumentos destruidos -aunque los derriben, no cambia la historia- y los otros como el de Jovita, por estar ubicada en la plazoleta de los estudiantes, Estos mismos se autoproclamaron artistas para vandalizarla ; aunque ellos expresen lo contrario. El artista respeta la inspiración de otro, que Cali no sea más el mural para manifestaciones políticas y de pinceladas que desdibuja nuestra caleñidad.