Los términos clave en el escándalo los Pandora Papers

La investigación de los Pandora Papers revela la existencia de miles de sociedades offshore que les han servido a empresarios, políticos, deportistas y artistas de renombre para mover sus fortunas.

¿Qué es una sociedad offshore? Eso es lo primero que se debe saber para entender el entramado de los Pandora Papers.

Offshore, traducido al español, significa “costa afuera”. En ese sentido, una sociedad offshore es una empresa que se constituye en un país diferente a donde vive el verdadero titular. Algunos también las llaman empresas de papel, pues no tienen una labor específica más allá que la de mover el dinero.

En contexto: Pandora Papers: los movimientos sospechosos que involucran al Kremlin y ayudantes de Putin

Constituir una sociedad offshore, per se, no es delito, siempre y cuando se declaren esos recursos en el país de origen. El problema empieza a crecer cuando eso sucede en paraísos fiscales, territorios con sistemas tributarios laxos que los vuelven atractivos para evadir impuestos. Además, en muchos casos, protegen el secreto financiero. Su legislación no los obliga a compartir con las autoridades datos sobre los titulares de cuentas bancarias o sociedades offshore.

Los paraísos fiscales (1)

Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los paraísos fiscales reúnen cuatro características clave:

  1. Impuestos bajos o nulos sobre los ingresos
  2. Falta de acuerdos para intercambiar información tributaria con otros países
  3. Falta de transparencia
  4. Ausencia de un requisito de que la actividad sea sustancial

El cuarto punto quiere decir que no es obligatorio hacer una inversión que agregue “valor”, de modo que “hay poca actividad real” en el paraíso fiscal, explica la Ocde. En otras palabras, esos territorios se vuelven atractivos para los extranjeros, pues no es necesario que creen una empresa con una actividad económica definida, sino que les sirve solo para mover el dinero.

En el año 2000, la Ocde clasificó a más de 40 jurisdicciones como paraísos fiscales, entre las que estaban Andorra, Bahamas, Baréin, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Panamá, Islas Caimán, Chipre y las Antillas Neerlandesas. La mayoría de estas (38) suscribieron acuerdos con la Organización para implementar medidas por la “transparencia y el intercambio efectivo de información para efectos fiscales”, y fueron eliminadas de la lista.

Sin embargo, otras organizaciones las siguen considerando paraísos fiscales. Por ejemplo, la Unión Europea tiene en su lista negra a:

  • Samoa Americana
  • Anguila
  • Dominica
  • Fiyi
  • Guam
  • Palaos
  • Panamá
  • Samoa
  • Trinidad y Tobago
  • Islas Vírgenes de los Estados Unidos
  • Vanuatu
  • Seychelles

De hecho, el caso de Panamá ha sido el más sonado en los últimos años gracias al escándalo de los Panamá Papers, revelado en 2016. Por ese caso se conoció que la firma de abogados Mossack Fonseca ayudó a crear cientos de empresas de papel en ese país para ocultar los patrimonios de celebridades, deportistas y políticos de renombre.

Uno de los atractivos que tenía Panamá para constituir sociedades offshore era la figura de las acciones al portador. Esta permitía mantener ocultos los nombres de los accionistas de las empresas, lo que facilitaba, además, las transacciones. La situación, sin embargo, cambió en 2016, cuando la legislación panameña empezó a exigir que las acciones al portador se cambiaran por acciones nominales, para las que sí es obligatorio registrar el nombre del tenedor. Precisamente, gracias a esa modificación se conoció que Andrés Pastrana hacía parte de Vanguard Investment Inc, una sociedad creada en 2005.

Le puede interesar: Se abre la caja de Pandora de Pastrana y Gaviria en paraísos fiscales
Andrés Pastrana
Andrés Pastrana Arango, uno de los salpicados por los Pandora Papers.

Los paraísos fiscales (2)

La ONG Oxfam va más allá que la Unión Europea y tiene una lista de “los 15 peores paraísos fiscales”, en la que están Países Bajos, Singapur, Luxemburgo, Hong Kong, Suiza, Irlanda, Jersey y Chipre, entre otros.

La Red para la Justicia Fiscal, por su parte, cuenta con una clasificación de los “10 mayores facilitadores del abuso fiscal corporativo a nivel mundial”, en la que incluye a Emiratos Árabes Unidos:

  1. Islas Vírgenes Británicas
  2. Islas Caimán
  3. Bermudas
  4. Países Bajos
  5. Suiza
  6. Luxemburgo
  7. Hong Kong
  8. Jersey (dependencia de la Corona británica)
  9. Singapur
  10. Emiratos Árabes Unidos

La Red llama la atención por el caso de Reino Unido, al que califica como el mayor responsable “de permitir el abuso fiscal corporativo mundial entre el grupo de países de la Ocde”, debido a sus territorios de ultramar: Islas Vírgenes, Caimán y Bermudas. De acuerdo con la Red para la Justicia Fiscal, el centro de ese “entramado de paraísos fiscales” está en la City de Londres, como se conoce a esa pequeña área del Gran Londres donde opera el segundo centro financiero más importante del mundo.

Otros casos que vale la pena resaltar son los de Chipre y Andorra. Este último se ha vuelto el destino predilecto de algunos famosos youtubers españoles, como el Rubius, que ha confesado que allí paga menos impuestos, y algunos países están considerando clasificarlo como paraíso fiscal.

Chipre también ha ganado notoriedad en los últimos años. De hecho, los Pandora Papers revelaron que el director de la Dian, Lisandro Junco, tiene una cuenta allí.

Lea más en Diario Criterio: Director de la Dian, en la cuerda floja por escándalo de Pandora Papers

0 Comentarios

Deja un comentario