Procurador solicita suspender el cobro de un peaje en Colombia

La medida provisional invocada por el funcionario surge en medio de una acción popular que instauró la comunidad para eliminar la polémica caseta de peaje, que lleva 19 años cobrando por una obra vial entre Valle del Cauca y Risaralda.

Aunque parezca increíble, cerca de un millón de personas que viven en los municipios limítrofes entre los departamentos del Valle del Cauca y Risaralda podrían ver cumplir el sueño de no pagar el costoso peaje que los separa.

Se trata de la caseta de cobro conocida como Cerritos II, ubicada entre la ciudad de Pereira (Risaralda) y el municipio de Cartago (Valle) y considerada como uno de los diez peajes más costosos del país.

En la actualidad, la tarifa más baja que se paga al transitar por esa vía que une a dos departamentos es de 13.400 pesos para automóviles, camperos y camionetas, y la más alta, de 56.800 pesos para los camiones de seis ejes.

Diario Criterio conoció el concepto emitido por el Ministerio Público dentro del proceso administrativo que se adelanta tras una acción popular que instauraron líderes cívicos de Cartago (Valle) y con el que pretenden eliminar, levantar o trasladar esa polémica caseta de peaje, argumentando protección a los derechos colectivos de los ciudadanos invocando la moralidad administrativa.

Le sugerimos: Los tres capos del Clan del Golfo que aterrorizan a Colombia

El documento al que accedió este portal tiene fecha del 3 de mayo de 2022, está identificado como concepto No. 033-22 y firmado por Carlos Alfonso Zuluaga Arango, procurador 38 judicial II Administrativo de Pereira.

El concepto está dirigido a los magistrados del Tribunal Contencioso Administrativo de Risaralda, que es el competente para atender la acción popular que instauraron dos abogados (Álvaro Hernán Mejía, Jairo Andrés Macías), un empresario (Carlos Alzate) y un concejal (Marcel Vargas Peñafiel), todos de Cartago.

Peaje Pereira - Cartago. Concepto Procuraduría.
Peaje Pereira – Cartago. Concepto Procuraduría.

En síntesis, el procurador les da la razón a los demandantes, en el sentido de que el cobro actual en esa caseta de peaje está calculado sobre la base de una concesión de infraestructura cuya obra ya se hizo, y el plazo de 16 años que se pactó para recuperar la inversión ya se terminó.

Así las cosas, el funcionario del Ministerio Público aseguró que hoy no existen estudios previos que determinen el cálculo de la tarifa que se debe cobrar para el mantenimiento de esa misma obra.

“Se cae de su peso y es asunto que no requiere prueba más allá del sentido común, así sea el menos común de los sentidos, que no puede costar lo mismo mantener que hacer”, argumentó el funcionario de la Procuraduría.

Precisó que, si bien lo que existe hoy es una concesión solo para el recaudo del peaje y que el mantenimiento de esa obra de infraestructura está a cargo del Instituto Nacional de Vías (Invías), la tarifa cobrada no se compadece con la realidad de un proyecto que ya se ejecutó y se pagó.

“El Ministerio de Transporte prorrogó la vigencia de las tarifas que se recaudan en el Peaje Cerritos II en el tránsito de concesiones de la de infraestructura a la de servicios, sin los estudios de rigor que permitieran adoptar la decisión reglada que la ley le confía a ese ministerio”, explicó el funcionario.

Hizo un llamado a los gobernantes y funcionarios públicos encargados de la ejecución de obras públicas y de impacto social para que los costos sean aterrizados, justos y dentro del marco legal.

“En consecuencia, los costos que se trasladan a los ciudadanos a través de las tasas o contribuciones deben responder al justiprecio de lo que con ellas se pretende enjugar y principalmente con sujeción a las reglas que determinan el ejercicio de esa competencia”.

En ese sentido, el procurador judicial hizo un llamado al Invías para que cumpla con la obligación legal de presentar los estudios requeridos ante el Ministerio de Transporte, donde se justifiquen los costos y tarifas diferenciales que están regladas en la ley, impidiendo que se continúe en la práctica de mudar una concesión de infraestructura a una de servicios en perjuicio de las comunidades afectadas.

“De todo lo anterior fluye que se deberá declarar la violación del derecho colectivo invocado a la moralidad administrativa y en consecuencia decretar la suspensión del recaudo del peaje Cerritos II en las condiciones expresadas”, concluyó el funcionario del Ministerio Público.

El peaje de la discordia

Peaje Cerritos II. Pereira - Cartago. Foto: cortesía El Diario.
Peaje Cerritos II. Pereira – Cartago. Foto: cortesía El Diario.

La caseta de peaje Cerritos II ha sido tan polémica y odiada que, durante las protestas dentro del paro nacional de 2021, en varias oportunidades los manifestantes y encapuchados la emprendieron contra ese puesto de cobro para vandalizarlo.

Sumado a ello, es el único peaje en todo el país que motivó la creación de un comité cívico denominado ‘No Más Peaje Pereira–Cartago’, pero que estaba integrado por gente pudiente de la zona y que viven en las casas campestres construidas en el sector rural que separa a las dos ciudades.

El problema con ese peaje ha sido tan candente, que fue tema de campaña entre los candidatos a la Gobernación tanto del Valle como de Risaralda en 2019. Aún hoy ese peaje sigue motivando reuniones de alto nivel entre ministros del ramo y la clase dirigente, gremial y empresarial de esa región del país.

Las intrigas y descontento general arrancaron desde 2019, cuando culminó la concesión (duró 16 años, 2004-2019) y con la que se construyó la doble calzada de 54,5 kilómetros entre Pereira (Risaralda) y La Victoria (Valle).

Para financiar esa obra de infraestructura que está en funcionamiento desde hace una década, se le entregó a la Concesionaria de Occidente (firma ejecutora de proyecto vial) el cobro y recaudo del peaje Cerritos II.

¿Gato por liebre?

Sin embargo, la comunidad de esa región del país se molestó cuando se enteró de que el Gobierno nacional pretende extender por otros 30 años más esa misma concesión, como mecanismo para financiar otra doble calzada, pero que en esta ocasión solo beneficiaría al departamento de Risaralda.

Esa jugada fue vista como un “tumbado” a través del cual el Ministerio de Transporte y el Invías, pretenden financiar un proyecto de infraestructura vial para los risaraldenses, pero con el dinero de los vallecaucanos.

Específicamente, el nuevo proyecto vial, y que por ahora está congelado, consiste en ampliar a dos calzadas el tramo de 10,5 kilómetros existentes entre el sector conocido como Cerritos y La Virginia (Risaralda).

Pero como el peaje de Cerritos está ubicado en una vía que usan más los vallecaucanos, de ahí la idea de que ese proyecto de infraestructura se pagaría con el dinero que sale del bolsillo de los vallunos.

Sumado a lo anterior, en el extinto comité cívico No Más Peaje Pereira-Cartago, veían con suspicacias los costos del nuevo proyecto.

“La concesión actual fue de 16 años, por valor de 367.000 millones de pesos para construir y mantener 54,5 kilómetros; mientras que la nueva sería a 30 años, por valor de 380.000 millones de pesos, para construir 10,5 kilómetros y obras complementarias, pero todas en Risaralda”, explicó en su momento Javier González, para entonces directivo del desaparecido comité cívico.

Puede leer: Este es Alecito, supuesto narco que fue candidato a una alcaldía en el Valle

14 Comentarios

  1. Jesus Maria Alzate Alzate

    No es menos que un descardo abuso del derecho. Una abusiva interpretación de lo que es un contrato, para este caso, de concesión, en el cual venció el plazo, pero invias abusivamente pretende prorrogar un plazo ya vencido. Aberrante!!!

  2. Guillermo León Castro Nieto

    Claro que es un sabido tumbado, cuando de convino el saqueo a los bolsillos del pueblo por 16 años y el departamento vecino pretende que el valiente pueblo le costee las obras públicas.
    Que bellezura, que tan parecido a lo que ocurrió con el 4 por mil, que sólo era para salvar los bancos, se salvaron pero el impuesto hace muchísimos años se siguió cobrando y con sus respectivos reajustes.
    Los crímenes que cometen con el sufrido pueblo colombiano; pero quien nos defiende?.
    Manos a la obra gobierno del valle.

    1. Y digo yo… para que sirve pagar un impuesto tan alto como es el impuesto de circulación de vehículos,??? Ese impuestos tan altísimo que nos cobran ya nos debe dar derecho a circular por todas las vías sin pagar peajes…. Este país colombiano es el mundo alreves.

  3. Lo mismo pasa con la famosa autopista del café la única autopista de 1 solo carril. En la vía pereira Manizales.con el cobro descarado de 2 peajes, en un trayecto de 54 kilómetros ente las 2 ciudades
    No hay derecho

  4. Gloria Patricia Antia

    Como siempre, nos tumbaron. Y siii, nos metieron gato por liebre esta catramandada de bandidos. 😡😡😡😡😡😡

  5. Jorge Eliécer Serna Muñoz

    Es el peaje más arbitrario que conozco, donde los habitantes de Puerto Caldas que es un corregimiento de Pereira, deben pagar peaje para llegar a Pereira por el solo hecho de colindar con Cartago…debe ser desmontado porque ya cumplió su objetivo.

  6. Sara Cristina Chávez

    No lo van a retirar porque es el segundo peaje más transitado del país, después de Cajamarca. Un negocio de esos no lo van a dejar acabar. La vía a la Virginia. Luego de inventan pavimentar el río la vieja o cualquier cosa, pero no lo van a acabar. Al menos rebajen un 50%. Nos afectan a Cartago y puerto Caldas, una cita médica en Pereira vale mucho debido al peaje

Deja un comentario

Diario Criterio