Peajes del Invías, el nuevo contrato que busca Thomas Greg & Sons

La empresa que acaba de quedarse con el manejo de las elecciones de 2022 ahora le apuesta a ganar la concesión para operar, durante 10 años, los 35 peajes que están a cargo del Invías. Tal y como pasó en el anterior proceso, la licitación está bajo la lupa por el supuesto diseño de un pliego de condiciones a la medida de la compañía.

Desde el pasado 26 julio, el Instituto Nacional de Vías (Invías) viene adelantando un proceso de licitación para buscar el próximo operador del recaudo de 35 estaciones de peaje y 13 de pesaje. Se trata de un contrato que supera los 948.000 millones de pesos y que, hasta el momento, ha despertado el interés de 84 empresas.

El proceso ha estado lleno de tropiezos y cuestionamientos, a tal punto que hoy se encuentra suspendido por algunos requerimientos de la Procuraduría. Cabe resaltar que el pasado 20 de septiembre, luego de una audiencia pública en la que los interesados expusieron sus preocupaciones, el Invías extendió el plazo de participación hasta el 4 de octubre.

Lea también: Después de MinTic, ahora la Registraduría está en entredicho por un contrato de 1,2 billones para las elecciones

Esta decisión se tomó tras críticas como la de la empresa KMA Construcciones S.A.S, que le manifestó al Invías que, al publicar los pliegos definitivos el 1 de septiembre, solo dejaba 12 días hábiles para la presentación de la propuesta. “Consideramos que el plazo otorgado es extremadamente corto para realizar el análisis del proyecto. Solicitamos comedidamente a la entidad suspender el proceso por al menos un mes”, dijo la firma.

Una muestra de la complejidad de la licitación es la cantidad de cuestionamientos o comentarios que realizaron los interesados. Tan solo en la etapa de prepliegos, el Invías recibió más de 1.000 observaciones y cerca de 500 en la etapa de pliegos definitivos. Una buena parte de los comentarios son críticas a los requisitos de experiencia, que para algunos estarían beneficiando a una sola empresa.

Se trata de Thomas Instruments, una firma que hace parte del grupo Thomas Greg & Sons, empresa que ha ganado contratos con el Estado como el del manejo logístico de las elecciones o la impresión de pasaportes. Cabe recordar que, como lo reveló Diario Criterio, esta compañía tiene en sus filas a algunas caras conocidas de la política, como la exministra Noemí Sanín y el exembajador Ricardo Lozano.

Recomendado: Denuncian que millonario contrato para alimentación en cárceles estaría amañado

Thomas Instruments, según su propio sitio web, es una empresa dedicada a la operación y administración de peajes, estaciones de pesaje, recaudo electrónico y diseño de tecnología para este tipo de operaciones. Entre sus clientes se encuentran varias concesionarias del país, gobernaciones y el mismo Invías.  

Clientes de Thomas Instruments
Clientes de Thomas Instruments

El recaudo estimado de los 35 peajes y estaciones de pesaje es aproximadamente de 5 billones de pesos, durante los 10 años de la concesión. De este monto, el ganador de la licitación tendría una retribución que está entre el 15 y el 18 por ciento. Los peajes en cuestión están ubicados en 15 departamentos.

Lista de peajes que hacen parte de la licitación
Lista de peajes que hacen parte de la licitación

Los cuestionamientos

Además de las críticas por los plazos, que dejarían a muchas empresas sin tiempo para participar, la licitación enfrenta acusaciones de estar “amañada” a favor de Thomas Instruments. Una de estas hace referencia al tiempo de ejecución por diez años, pues para muchos es un periodo muy extenso, ya que regularmente el Invías entrega las concesiones por cinco años.

Otro de los cuestionamientos más fuertes tiene que ver con el aparente veto a empresas que trabajan en el recaudo de transporte masivo. Según algunos comentarios hechos a los pliegos de condiciones, limitar el proceso solamente a empresas que tengan experiencia en peajes favorece a Thomas Greg, que lleva varios años en el sector.

Observación sobre requisitos de experiencia
Observación sobre requisitos de experiencia
Le puede interesar: Cinco años de paz, esperanza, desencuentros y polarización

Comentarios depositados en la plataforma Secop evidencian el reclamo que hizo una empresa al respecto; sin embargo, el Invías rechazó la petición argumentando la normatividad de una resolución del 11 de agosto de 2021. Lo curioso de esto es que la fecha de dicha resolución demuestra que fue expedida después de la apertura del proceso.

Según la fundación Paz y Reconciliación, que ha seguido de cerca el caso, existe otra pista sobre las irregularidades de la licitación. Se trata del requisito de tener experiencia en suministro de tecnología para el recaudo de peaje, algo que no estaba incluido en las anteriores licitaciones.

Por último, existen otros comentarios sobre las condiciones para acreditar experiencia, que para algunos dejan por fuera a varios competidores. Se trata del numeral 3.5.3 del pliego de condiciones que limita dicha experiencia solo a consorcios o uniones temporales, dejando por fuera a los miembros de una sociedad.

El 95 por ciento de los miembros de los concesionarios viales del país y del mundo no podrían participar en este proceso, por cuanto los concesionarios son sociedades y el pliego de condiciones únicamente permite acreditar la experiencia en consorcio o uniones temporales”, dice el reclamo de una de las empresas interesadas.

No se pierda: Los desconocidos falsos positivos de Ciénaga que ahora persiguen al general Montoya

La respuesta del Invías

Ante los reclamos, Juan Esteban Gil, director del Invías, anunció una serie de medidas para garantizar que la licitación se desarrolle con total transparencia. Una de estas fue la audiencia pública en la que todos los oferentes, organismos de control y medios de comunicación expusieron sus reparos.  

Según explicó Gil, al final de la audiencia “ninguno expresó dudas sobre algún direccionamiento del proceso”. Frente a la crítica sobre el plazo de ejecución, el director señaló que se planteó a diez años no con el fin de favorecer a una empresa, sino a partir de “una estructuración financiera que genera la más alta rentabilidad a la inversión de los colombianos”.

Además, dijo que en el pasado se diseñaron licitaciones a nueve años, por lo que negó que antes se haya pasado de cinco a diez años de ejecución. Asimismo, dijo que atendió los reclamos sobre los plazos de participación y que ahora los contratistas tendrán más de dos meses para estudiar su participación y ofertas.

Juan Esteban Gil, director del Invías
Juan Esteban Gil, director del Invías

Gil hizo hincapié en que el contrato incluye más servicios que el simple recaudo de los peajes. El funcionario dijo que el contratista también tendrá que ofrecer los servicios de vigilancia, mantenimiento de estaciones y accesos, señalización, categorización vehicular, expedición de tarjetas de identificación electrónica, entre otros.

Por último, dijo que el Invías realizó un estudio de mercado en el que se encontró que por lo menos 15 empresas cuentan con los requisitos para ganar y que esta cifra podría aumentar con las modificaciones a los pliegos.

Por ahora, la licitación sigue suspendida mientras el Invías logra responder las preguntas de la Procuraduría. Lo más probable es que este martes 28 de septiembre se reactive con un nuevo cronograma. Desde el próximo 4 de octubre el Invías planea iniciar las evaluaciones de las propuestas para adjudicar en el mismo mes.

Cabe resaltar que el contrato haría parte del proyecto de titularización de peajes, que busca entregar los dineros recaudados a bancos que le den avances al Invías para la inversión en diferentes vías del país. 

Puede leer: Escándalo MinTic: capturas, delaciones y rumores de este novelón costeño

0 Comentarios

Deja un comentario