El personal de la salud pide prioridad para recibir tercera dosis de la vacuna contra el covid-19

El personal de la salud pide al ministerio que los priorice con la dosis de refuerzo de vacunas contra el covid-19. Según datos del INS, hasta el 17 de noviembre tenían registro de 337 personas del sector salud que habían muerto por covid, 135 de ellos en la prestación del servicio.

El personal de salud recibió las primeras dosis de la vacuna contra el coronavirus entre finales de febrero y marzo pasados. El argumento se centró en que ellos le estaban –y aún lo hacen– haciendo frente al virus y por ello estaban más expuestos a los contagios.

Bajo este argumento se aplicó la primera vacuna en Colombia el pasado 17 de febrero a la enfermera Verónica Machado, en Sincelejo.

Ahora que toma fuerza la necesidad de una tercera dosis de la vacuna para reforzar la inmunidad, la comunidad científica y médica del país ha ido sumando voces para pedirle al Gobierno nacional que los priorice, pues ellos aún siguen en la primera línea haciendo frente al virus.

En Colombia, la dosis de refuerzo empezó a aplicarse el pasado primero de octubre en mayores de 70 años y personas con riesgos en su salud. La semana que terminó, desde el Ministerio de Salud se anunció que esta se ampliaba para los mayores de 50 años.

En esa dinámica, son varias las voces científicas y médicas que han pedido la priorización del personal de la salud, pues continúan en un riesgo constante al estar en contacto permanente con pacientes infectados.

También puede leer: Las preguntas sin responder sobre la tercera dosis en Colombia

El pedido de las asociaciones

La Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo (AMCI) le envió una carta al ministro de Salud, Fernando Ruiz, el pasado 20 de octubre en la que piden estar entre los primeros grupos priorizados para recibir el refuerzo. Dicen en el documento, “no queremos que más personas de la salud, quienes se han comprometido de manera desinteresada desde el primer momento a soportar la carga laboral que conlleve la pandemia, sufran más pérdidas en el ejercicio de su profesión”.

Los argumentos de la asociación se fundamentan en la “alta exposición a pacientes con infección”, lo que los pone en “riesgo elevado de contraer la enfermedad”.

El pedido también llegó por parte de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas (ACSC), que a través de un hilo de Twitter y un pedido por parte de su presidenta, Lina Triana, pidió estar entre los primeros grupos para recibir la vacuna de refuerzo.

En su llamado, la ACSC, además de invitar a los colombianos a continuar con la vacunación, pidió al Gobierno que la tercera dosis para el “talento humano en salud en general sea considerada una prioridad a nivel nacional”.

Le puede interesar: Ministerio de Salud confirma tercera dosis, pero solo para inmunosuprimidos

Ante la poca respuesta frente a esta solicitud, algunas agremiaciones médicas regionales están buscando caminos que los lleven a ser escuchados por el Gobierno. Por lo menos, así lo asumió el Colegio Médico de Norte de Santander, que le pidió al gobernador del departamento, Silvano Serrano, que medie para que el personal sea priorizado con la dosis de refuerzo.

Estando ‘ad portas’ de la cuarta ola de contagios consideramos que de nuevo debe ser tenido en cuenta todo el personal de salud para ser priorizado en la administración de la tercera dosis de la vacuna”, pidieron a través de una carta.

Habla el Ministerio de Salud

Desde el Ministerio de Salud, se refirió al tema Leonardo Arregocés, director de medicamentos y tecnologías, quien el pasado miércoles informó que en los próximos días se tomaría una decisión.

Durante un conversatorio organizado por la ACSC detalló que “el personal de salud ya fue priorizado por delante de quienes tenían más riesgo de morir, lo que queremos es tener la evidencia de saber que el beneficio supera el riesgo”.

En ese mismo conversatorio, Arregocés reconoció que el esquema completo de vacunación del personal de salud bajó el riesgo de contraer la enfermedad un 54,4 por ciento y el riesgo de hospitalización un 75 por ciento.

Para el funcionario, sin embargo, una preocupación son las más de 210.000 personas del sector salud que no han recibido ni una sola dosis de la vacuna, sin que se conozcan las razones. La intranquilidad radica en que esto representa alrededor de un 20 por ciento del personal que atiende pacientes.

Según los datos del Instituto Nacional de Salud (INS), hasta el 17 de noviembre 337 personas del área de la salud habían fallecido por coronavirus. De ellos, 135 estuvieron asociados directamente con la prestación del servicio médico.

El llamado desde las asociaciones toma más fuerza, pues ya se ve un aumento en los contagios, por lo que el personal médico tendrá que estar dispuesto nuevamente en caso de que siga subiendo el número de infectados, lo que los pondría de nuevo en en la primera línea de atención.

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio