Petro y sus polémicos acompañantes en Cartagena

Poco tiempo después de la manifestación política que realizó el viernes en el corregimiento de La Boquilla (Cartagena), donde arremetió contra la familia del senador Fernando Araujo, Petro se reunió con varios figuras políticas y empresariales que desataron todo tipo de críticas y especulaciones, ¿por qué?

Una imagen vale más que mil palabras, dice el adagio popular. Aunque, en política puede prestarse para todo tipo de palabras e interpretaciones, en especial una imagen que circuló este fin de semana en el que se ve a Gustavo Petro, precandidato presidencial del Pacto Histórico, reunido en una sala con un grupo de personas, algunos cercanos a políticos la senadora Daira Galvis, el exsenador y condenado, Javier Cáceres, o del polémico empresario, Alfonso el turco Hilsaca.

Lea también: El pecado de Petro: la alianza con un líder cristiano homofóbico y antiaborto

De pie, se ve a la única mujer: Adelina Covo de Guerrero, la actual suegra del senador e integrante del Pacto Histórico Armando Benedetti. Ella fue concejal de Cartagena en los años 80 y directora nacional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar durante los cuatro años del gobierno de Ernesto Samper Pizano. Covo de Guerrero es, entre otros, muy amiga del exconcejal y exsenador Javier Cáceres Leal, condenado por parapolítica.

Sentados, sin arrimarse mucho a Petro, están el relacionista público de Alfonso Hilsaca y Reinaldo Burgos, quien acompañaba al empresario en una reunión en Barranquilla en el restaurante Bufalo Grill, cuando el fiscal de justicia y paz, José Alfredo Jaramillo Matiz, le exigió 500 millones de pesos para impedir que alias Juancho Dique y los otros postulados del Frente Canal del Dique, no se refirieran al homicidio de las cuatro mujeres asesinadas en una banca en las afueras de la Torre del Reloj en el año 2003.

A la derecha de Burgos, está el exgerente de la liquidada Electrificadora de Bolívar y exinterventor de la Concesión de Alumbrado Publico de Cartagena, William Mourra Babum, un empresario cercano al denominado Partido único del Concejo de Cartagena y a la senadora Galvis, que tiene a Cartagena como uno de sus fortines políticos.

Recomendado: Las graves denuncias de cómo el Turco Hilsaca obtuvo su libertad y las evidencias del cartel de la toga en Barranquilla
Imágenes del evento que Gustavo Petro realizó en el Corregimiento La Boquilla, en Cartagena,
con varios pescadores y habitantes de la zona.
Recomendado: “El único competidor político que tengo en los barrios populares es el uribismo”

Al lado de Mourra, de camisa roja, está el abogado Wilson Toncel, padre del concejal Wilson Toncel y suegro de Luz Estela Cáceres, casada con Johan Toncel, exsecretario del interior de la gobernación durante el gobierno del exgobernador Juan Carlos Gossain y secretario general durante la administración de Dumek Turbay Paz, y actual asesor de la administración de Vicente Blel.

Wilson Toncel ha sido asesor jurídico y abogado de confianza de Javier Cáceres en sus líos con la justicia. Un conocedor de la rama judicial, donde el exsenador Cáceres tiene muchos amigos.

Y a la izquierda de la suegra de Benedetti, está Germán González Porto, familia con muchas casas en el centro histórico, algunas de las cueles están arrendadas al distrito de Cartagena desde hace años.

Lo curioso es que, de los personajes que protagonizan la foto, los únicos que tienen votos no estuvieron en la reunión, como Javier Cáceres y Galvis. Sin embargo, queda la duda de si lo hicieron en cuerpo ajeno. Ahora, la pregunta es: ¿se cocinan nuevas alianzas en favor de Gustavo Petro en el corralito de piedra?

Le puede interesar: Gustavo Bolívar: “No me quiero convertir en otro héroe de la política en el cementerio”

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio