Gustavo Petro en problemas: alianza con Luis Pérez divide al Pacto Histórico

La reunión entre el exgobernador de Antioquia e Isabel Cristina Zuleta, ambientalista y candidata al Senado por la coalición de izquierda, ha generado rechazo hasta en los escuderos más fieles de Gustavo Petro. Para muchos seguidores del candidato, ese encuentro selló una unión que no están dispuestos a respaldar.

La alianza Petro-Pérez fue, por varias semanas, un rumor al que no se le dio crédito en el Pacto Histórico. Sin embargo, las declaraciones del propio Luis Pérez sobre su intención de acercar el liberalismo al pacto fueron calentando el trato. La noticia terminó confirmándose este lunes, cuando se conoció que Pérez y varias fichas cercanas a Gustavo Petro se encontraron para almorzar en Medellín.

Lea también: El descrédito de la inesperada alianza del Pacto Histórico con Luis Pérez

Al final del día, el encuentro no dejó contentos a muchos. Uno de los primeros en reaccionar fue Sergio Fajardo, quien publicó la foto de la reunión y lanzó una pulla contra la ambientalista Zuleta, dura opositora de Hidroituango desde el Movimiento Ríos Vivos y quien en el pasado criticó, entre otros, a Pérez y Fajardo por su papel en el proyecto hidroeléctrico.

A su turno, Petro le respondió a Fajardo y salió en defensa de Zuleta, lo que confirmó aún más la intención de respaldar la alianza con Luis Pérez. “Al final él se reunió con las comunidades de Hidroituango y tú no”, dijo Petro en un trino. Por su parte, Fajardo aseguró que sí visitó a los habitantes de Ituango y que Zuleta no los representa a todos.

Recomendado: El zaperoco que armó la transición energética propuesta por Petro

Petro, nadando contra corriente

La polémica para Petro y Zuleta no terminó ahí, pues han tenido que capotear los reclamos de sus compañeros del Pacto Histórico que consideran la llegada de Pérez como una traición a sus principios. El panorama es complejo: dos de los principales aliados de esta coalición, el Polo Democrático y los verdes, ya sentaron una dura posición en contra.

El senador Iván Cépeda recordó que el Pacto Histórico se planteó alejado del uribismo y aprovechó para revivir una frase de Carlos Gaviria: “Sin sectarismos, pero sin ambigüedades”. Por su parte, Camilo Romero, representante de los intereses de un sector del Verde en el Pacto Histórico, dijo que Luis Pérez “representa uribismo, continuismo, politiquería y no cambio”.

En la misma línea, el representante Inti Asprilla dio a entender que la alianza desconoce la pelea que él y varios de sus compañeros dieron en el interior de la Alianza Verde para aterrizar junto con Petro. “Si la inmensa mayoría no estamos de acuerdo por razones más que evidentes, no hay razón alguna para insistir en meterlo”, agregó.

Lea también: Las listas al Congreso, el nuevo culebrón del centro político

Francia Márquez, una de las precandidatas presidenciales del Pacto Histórico, se sumó en las últimas horas a las críticas. “Hay agentes políticos, como Luis Pérez, que por acción u omisión han propiciado momentos dolorosos, que se miden en pérdidas de vidas humanas”, dijo Márquez a través de Twitter.

El problema para Petro sigue creciendo. A los cuestionamientos de sus compañeros de coalición se vienen sumando los de sus seguidores, muchos de los cuales lo apoyan activamente en redes. “Jamás he votado ni votaré por sujetos que apoyen abiertamente el paramilitarismo así tenga un caudal político que asegure la Presidencia”, dijo el activista Julián Jara.

Para el escritor Pablo Montoya, quien ha confesado simpatía por Gustavo Petro, la llegada de Pérez derrumba los principios éticos sobre los que se estructuró el Pacto Histórico. “¿No se trata de que, a través de esta nueva forma de hacer política propuesta por ellos, se pueda superar la pesadilla de una democracia enraizada en el narcotráfico y el paramilitarismo?“, se pregunta al respecto Montoya, en su artículo publicado en Diario Criterio.

En medio de la tormenta que vive en el interior de su propia coalición, Petro se ha quedado con unos pocos aliados que defienden el tema de Pérez con argumentos que no terminan de convencer, como la misma Zuleta o Gustavo Bolívar. Este último aseguró que no están pidiendo votar por ‘Lupe’, sino pactar algunos temas. “Solos no podemos”, dijo Bolívar.

Por ahora, Petro insiste en que se trata de una unión entre el liberalismo y el progresismo y que la alianza hace parte de un diálogo similar a otros en la historia del país, como el de Álvaro Gómez y Antonio Navarro o Juan Manuel Santos y las Farc. Para muchos en el Pacto Histórico, se trata de defender lo indefendible y reclaman coherencia en el propósito de vencer al uribismo. 

No se pierda: Se ‘calentó’ Sergio Fajardo

¿Cuál es el problema con Luis Pérez?

El nombre de este político antioqueño ha sido cuestionado en los últimos días por cuenta de su cercanía con el expresidente Álvaro Uribe y su pasado en la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia. A raíz de la noticia de su alianza con Petro, una de las primeras acusaciones que revivieron sus críticos es la de su papel en la Operación Orión.

Este operativo militar, ordenado en 2002 por el gobierno Uribe, tenía como objetivo mermar el poder de las guerrillas en la comuna 13 de Medellín. Sin embargo, para varias organizaciones sociales y de derechos humanos, Orión dejó varias desapariciones y ejecuciones extrajudiciales, hoy investigadas por la JEP. Para muchos, el exalcalde fue determinante en la planeación y ejecución de la operación.

Ante las críticas, Pérez ha defendido lo conseguido en esa ocasión por las Fuerzas Militares y lo ha llamado “pacificación de la comuna 13”. Pérez también asegura que, si hubo violaciones a los derechos humanos, estas deben ser investigadas y castigadas por el Estado.

Sobre él también pesan otras polémicas de su paso por la Gobernación de Antioquia. En 2017, por ejemplo, desvirtuó las denuncias de los pobladores del corregimiento de San José de Apartadó sobre el plan de un grupo de paramilitares para asesinar a su líder, Germán Graciano.

Pérez dijo que esa comunidad actuaba como el pastorcito mentiroso y que, a pesar de que fueron capturados dos hombres armados del presunto grupo paramilitar, se trataba de dos jóvenes inocentes, uno de los cuales era el peluquero del pueblo. Para la comunidad, las declaraciones de Pérez le dieron aire a la persecución contra los defensores de derechos humanos en la región.

Por último, a Pérez se le critica su amistad con Álvaro Uribe, que estaría probada, para algunos, en el libro que publicó en 2018 bajo el título de Uribe, un soldado de la argumentación. En ese texto, Pérez se refiere al expresidente como un obsesivo en la búsqueda de la paz y le declara en varias oportunidades su admiración.

Le puede interesar: Así está el partidor presidencial, a seis meses de la primera vuelta

5 Comentarios

  1. Humberto Venegas

    Ni por el más ni por el menos…si con el argumento de Petro de que el pacto es con diferentes vamos buscando rio arriba. Así no es¡¡¡ El exgobernador López, montó un Contralor de bolsillo el cual tiene casaxcárcel, gracias a las gestiones de López. La.prwgunta es no debería Lupe también estar guardado? Ahora López es el mentor político de Julián Bedoya que equivale a Clan del Golfo. Entonces? No Petro hasta aquí llegamos como amigos. Chao

Deja un comentario

Diario Criterio