Policías vestidos de nazis: el vergonzoso acto en Tuluá

Estudiantes de la Escuela de Policía Simón Bolívar supuestamente querían fortalecer los lazos internacionales de la institución, pero terminaron haciendo apología al régimen nazi. Las embajadas de Alemania e Israel, de forma conjunta, rechazaron lo ocurrido y pidieron respeto por las víctimas del Holocausto.|

Este jueves, en redes sociales, se hicieron virales las fotos de unos policías en una fiesta ‘temática’: supuestamente era un homenaje a Alemania, pero terminó siendo un acto de apología al nazismo, con esvásticas y un uniformado disfrazado como Adolf Hitler.

Policías disfrazados de nazis
Policías disfrazados de nazis

Las fotos, además, habían sido publicadas en la cuenta oficial de Facebook de la Policía, que describió el evento como un intercambio cultural. Sin embargo, después de que se armó la polémica, la institución las borró.

Policía Nacional
Policía Nacional

El asunto escaló a tal punto, que las embajadas de Israel y Alemania en Colombia emitieron un comunicado conjunto en el que rechazaron lo ocurrido. “Eventos como este son indignantes y ofenden de manera directa no solo a los judíos, sino también a todas las víctimas del régimen nazi y sus criminales”.

Así mismo, pidieron hacer las investigaciones pertinentes y sancionar a los responsables.

Además, invitaron al Gobierno colombiano a “reforzar la pedagogía en las instituciones oficiales y el sistema educativo sobre el Holocausto”.

La Policía Nacional también reaccionó y destituyó al director de la Escuela Simón Bolívar, el teniente coronel Jorge Ferney Bayona Sánchez. La brigadier general Yackeline Navarro Ordóñez, directora Nacional de Escuelas de Policía, hizo el anuncio y rechazó el acto: “Se trata de hechos que van en contravía de la política institucional de absoluto respeto por los derechos humanos” y enfatizó que “el uso del emblema nazi y la caricaturización del uniforme institucional son inaceptables”.

Navarro Ordóñez también pidió perdón, en nombre de la institución, “a la comunidad judía y a todas aquellas personas ofendidas por los desafortunados sucesos ocurridos en Tuluá”.

Rechazo presidencial y repercusiones internacionales

El presidente Iván Duque, este viernes en la mañana, rechazó el acto y a través de su cuenta en Twitter dijo que “cualquier apología al nazismo es inaceptable”.

También puede leer: Casos de abuso policial en protestas de septiembre de 2020 siguen impunes: comisión del Concejo de Bogotá

El senador Iván Cepeda fue más allá de condenar el hecho y aseveró que un homenaje de estos por parte de la Policía “habla claramente de cómo van la institución y su ideología”.

El embajador de Estados Unidos en Colombia, Philip Goldberg, también se manifestó al respecto, dejando en claro que las explicaciones del presidente Duque no son suficientes. “Estoy consternado y profundamente decepcionado por el uso de símbolos y uniformes nazis en las instalaciones de entrenamiento de la Policía de Colombia. Ninguna explicación es suficiente”, dijo Goldberg.

Más allá de la anécdota

La polémica no se ha detenido. Por eso, el Gobierno nacional y la Policía deben revisar los procesos de formación que se adelantan en el interior de la institución. Más allá de la posible anécdota, tienen que adelantar una investigación, como lo piden las embajadas alemana e israelí, no solo para tener más claridad sobre lo ocurrido sino para evitar que se presenten situaciones similares.

De hecho, las dos entidades diplomáticas le aconsejan al Gobierno “adherirse a la alianza internacional de la conmemoración del Holocausto IHRA para educar y evitar este tipo de casos en el futuro”. Este llamado es clave porque lo ocurrido en Tuluá pareciera dar la idea de que miembros de la Policía desconocen hechos que han marcado la historia del mundo.

Le puede interesar: Fallo revive debate sobre el voto de militares y policías en Colombia

3 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio