POT de Bogotá, expedido por decreto

El Concejo de Bogotá vivió unas semanas difíciles, pues la aprobación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT)  se dilató luego de que se echara a andar una estrategia para obstaculizar la discusión del proyecto, a través de recusaciones, tutelas e impedimentos. 

Dichas dificultades, sin embargo, fueron sorteadas por la administración de Claudia López, pues lo que por días pareció una posibilidad, hoy es una realidad: el POT será expedido vía decreto. Esta opción comenzó a ser explorada por el Gobierno Distrital con la asesoría de juristas, cuando al Concejo se le acababan los días para lograr un acuerdo. 

Si bien en un principio se decía que si el POT se aprobaba por decreto la ciudad se regiría los próximos años con el proyecto originalmente presentado por la administración, es decir, sin ningún tipo de modificación, los abogados le habrían manifestado a la alcaldesa que jurídicamente puede decretar el POT y luego realizarle los cambios necesarios—también por decreto—para darle solución a las preocupaciones e inconformidades de la ciudadanía.

Esta movida, que desde un inició se alzó como la mejor opción desde el Palacio Liévano, fue rechazada por parte de distintos concejales y políticos que la califican de “antidemocrática” e “injusta con la ciudad”. De hecho, a inicios de este mes, 15 concejales le enviaron una carta a la alcaldesa en la que le pidieron que radicara el POT el año entrante. 

“No es conveniente expedir el POT por Decreto: la ciudadanía exige y merece una discusión amplia y responsable. Aunque el proyecto presentado por la administración es una buena primera propuesta, tiene problemas de fondo, de forma y errores que, si se expide por decreto y sin mayor discusión, no podrán ser corregidos”, se indicó en la comunicación. 

Recomendado: Bogotá, 17 años con el mismo POT

POT: ¿Qué pasó con las otras opciones?

Al gobierno de Claudia López le quedan dos años. Ella podría, en un acto responsable con la ciudad, completar este POT, que está incompleto, concertar con las comunidades, llegar a acuerdos y volverlo a presentar el otro año”, le expresó a Diario criterio el concejal Carlos Carrillo (Polo Democrático) hace unos días, cuando el proyecto se quedaba sin tiempo en el  Concejo. 

Esta posibilidad, sin embargo, parece haber sido descartada por tres razones principales. La primera, es que en el 2022 se llevarán a cabo las elecciones presidenciales, lo que podría dificultar y retrasar el debate y consenso. La segunda tendría que ver con el hecho de que todo el trabajo adelantado por la administración (El acuerdo con los interesados, la escucha de las comunidades, la lectura de los conceptos emitidos por el Consejo Territorial de Planeación, entre otros) tendría que empezar desde cero. 

Finalmente, los cambios en el recinto podrían jugarle en contra a la administración. Actualmente, la presidenta del Concejo es María Fernanda Rojas, concejala de la Alianza Verde, quien insistió continuamente en que el debate se llevara a cabo y quien podría considerarse como una persona ‘cercana’ a la alcaldesa. Sin embargo, como pinta el panorama, el próximo año a la cabeza del cabildo y de la Comisión del POT estarían personas distanciadas de la administración, incluso de la oposición, pues la presidencia de la comisión del proyecto quedaría en un miembro de la Colombia Humana.

La decisión de decretar el POT le ha generado múltiples criticas a Claudia López y desde ya muchos le cobran que en el pasado haya rechazado la misma medida, cuando el exalcalde Enrique Peñalosa la consideró.

Es oficial: POT de Bogotá, expedido por decreto
Puede leer: Los artículos del POT que dividen aún más a la administración distrital y al Concejo

4 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio