Providencia sigue sin hospital, un año después del huracán Iota

Solo está funcionando el hospital de campaña y los pacientes graves deben ser trasladados a San Andrés. Los estudios para construir el nuevo centro médico ni siquiera están listos.

La meta de reconstruir Providencia en 100 días no se cumplió. De hecho, el Gobierno dice que el objetivo se cumplirá en marzo de 2022. Aunque ya hay avances.

Hasta el momento, se han entregado 992 viviendas, entre nuevas y reparadas, “lo que equivale a un 54 por ciento de avance”, dijo Susana Correa, directora del Departamento de Prosperidad Social y gerente para la reconstrucción de Providencia.

“Nuestra meta es llegar a entregar 1.090 viviendas al finalizar noviembre y las 1.787 en marzo de 2022”, agregó Correa.

Lea más: ¿Por qué el presidente Iván Duque negó su promesa de reconstruir Providencia en 100 días?

Para darles credibilidad a sus palabras, la funcionaria publicó una serie de fotos de las viviendas que se han entregado.

Pero mientras el Gobierno saca pecho de esos avances, a los raizales les preocupa que, un año después del paso del huracán Iota, Providencia sigue sin hospital.

Si bien las cifras oficiales muestran un 50 por ciento de avance en viviendas y otras inversiones estructurales, la carencia, un año después, de un hospital es una omisión que agrava la crisis de derechos humanos durante el cuarto pico de la pandemia”, afirma el Campamento por la Dignidad Raizal en su cuenta de Facebook.

El pasado domingo 15 de noviembre, el archipiélago de San Andrés registró 29 casos nuevos de coronavirus, una cifra preocupante si se tiene en cuenta que las islas apenas superan los 60.000 habitantes.

Además, según datos oficiales, San Andrés tiene en este momento diez pacientes hospitalizados por covid-19 y 191 casos activos.

Colombia podría estar cerca de un cuarto pico de contagios y la posible llegada de turistas, con carta abierta para reabrir todos los sectores, es un factor de riesgo para los habitantes de Providencia.

Un hospital que sigue en promesas

El huracán Iota golpeó Providencia entre la noche del 15 y la madrugada del 16 de noviembre de 2020. La isla quedó incomunicada y solo hasta la mañana del martes 17 de noviembre el país continental conoció la noticia de la destrucción del hospital. La situación era de máxima preocupación. No había dónde atender a los heridos.

El presidente Iván Duque viajó a Providencia ese 17 de noviembre. Hizo un recorrido por la isla, anunció la entrega de ayudas humanitarias y empezó a hacer algunas promesas. Además, aprovechó para visitar una imagen de la Virgen María, en Santa Catalina, que no sufrió ningún daño durante el paso del huracán. “Es una imagen poderosa”, dijo Duque en su ya desaparecido programa Prevención y Acción.

Y el 20 de noviembre, tres días después de haber llegado a la isla, el presidente anunció la instalación del hospital de campaña.

Y ese hospital de campaña, que supuestamente sería provisional, es el que aún opera sin que haya siquiera un contrato definido para construir un hospital de verdad.

Railie Hawkins, habitante de Providencia, le contó a Diario Criterio que antes del huracán Iota también tenían una situación difícil en la atención de salud, “con equipamientos y personal limitados”.

“Ahora la cuestión es peor porque es que los médicos y el personal del hospital están incómodos, están pasando dificultades, se están mojando. Eso se inunda“, precisó Hawkins.

Y ahora la preocupación es mayor por las lluvias. El hospital de campaña, de acuerdo con Hawkins, está en riesgo porque cerca hay “un arroyo que se ha desbordado en diferentes ocasiones”.

Le puede interesar: Providencia: entre el despojo, el huracán inmarcesible y la dignidad de un pueblo insular

La situación es tan crítica, que la Procuraduría General de la Nación está pidiendo celeridad en el traslado del hospital de campaña y en la reconstrucción del hospital de Providencia. Sobre este último punto, el Ministerio Público dice que “no se ha iniciado la obra a pesar de que cuenta con los recursos para su ejecución (50.000 millones de pesos)”. Tampoco se ha establecido el cronograma de la obra.

Al respecto, Susana Correa aseguró que se invertirán 8.800 millones de pesos para construir el hospital. Sin embargo, como ella misma confirmó, ni siquiera están listos los estudios para iniciar la obra. “Ya está en estudios y diseños. Esperamos que nos los entreguen en enero. Estamos haciendo toda la fuerza para que sea en diciembre que entreguen los estudios y diseños e inmediatamente podamos empezar”, dijo la funcionaria, citada por Noticias Caracol. También afirmó que se va a construir otro “en el lote que nos dio la Gobernación (de San Andrés) en Pueblo Viejo”. “Es un hospital que tiene un presupuesto de recursos público entre 40.000 y 50.000 millones de pesos”, añadió.

Pero lo ideal es que ya hubiera un hospital en pie o al menos que las obras ya estuvieran avanzadas para tener la certeza de que pronto habrá un sitio para atender a los pacientes graves, quienes deben ser trasladados a San Andrés en un avión ambulancia de la Armada, según Hawkins.

Hace poco, de hecho, sucedió un caso que ejemplifica lo delicado que es no tener un centro médico de verdad en Providencia. “Llegó supuestamente la avioneta, pero llegó sin personal médico a bordo, sin los equipamientos. Entonces, no pudieron trasladar al paciente. Este paciente, lastimosamente, falleció”, aseguró Hawkins.

Lea más: “Raizales están sin protección si llega otro huracán a Providencia”

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio