¿Qué celebran los ateos el 25 de diciembre?

Como alternativa a la Navidad, los ateos han creado una celebración basada en un hito científico. Con el pasar de los años su popularidad ha aumentado.

Manzana vs Navidad

Hay muchas versiones de las historia. Una de ellas dice que en 1665 o 1666, posiblemente en primavera, Isaac Newton se encontraba bajo un manzano leyendo cuando una manzana se desprendió y cayó en su cabeza. El pequeño accidente le permitió reflexionar sobre la gravedad.

El episodio, que relaciona una de las leyes del funcionamiento del universo con el azar y con la genialidad de Newton, tiene más tintes de leyenda que de realidad. El científico inglés nunca se refirió al suceso, fueron sus amigos y colegas que lo mencionaron luego de su muerte. Aun así, se ha convertido en una de las anécdotas científicas más populares de la actualidad, en la misma línea del ¡Eureka! de Arquímedes.

Puede leer: Cómo sobrellevar la muerte de un ser querido durante las fiestas decembrinas 

En las escuelas, la historia sirve para explicarle a los niños la ley de la gravedad o gravitación universal enunciada por el científico inglés en 1687 y se ha convertido en referente para el el cine y la televisión. También hace parte de una celebración alternativa a la Navidad llevada a cabo por los ateos: la Newtonmas. En distintas partes del mundo personas que no creen en Dios y su hijo Jesús se reúnen cada 25 de diciembre al rededor de un árbol decorado con manzanas para intercambiar regalos.

Una ironía ya que Newton era un fervoroso creyente y estudioso de la Biblia. De hecho, basado en las sagradas escrituras, pronosticó que el fin del mundo sería 1.260 años de la fundación del Sacro Imperio Romano. Es decir, en 2060.

Isaac Newton

Los ateos y su culto a Newton

¿Por qué los ateos celebran el 25 de diciembre? Porque ese día, en 1642, nació este científico. Sin embargo, su natalicio también se conmemora el 4 de enero de 1643. ¿Cómo una persona puede tener dos fechas de nacimiento? ¿Será que no hay certeza sobre ese día? La explicación es sencilla. En la época en que vivió Newton el mundo occidental hacia la transición del calendario juliano al gregoriano, promulgado en 1582 por el papa Gregorio III. Por eso, el 25 de diciembre corresponde a la fecha en el calendario juliano y el 4 de enero al gregoriano.

No se tiene certeza cuando fue la primera celebración del la Newtonmas, pero en la revista Nature (número 46 de 1892) apareció un artículo titulado ‘Una nueva secta de adoradores de héroes’ en el que se relata cómo científicos japoneses se reunían cada 25 de diciembre para conmemorar el nacimiento del científico inglés.

Según la noticia, que recoge un artículo publicado en el Japan Mail, el grupo de seguidores se denominaba Newtonkai, y su primera reunión se llevó a cabo el 25 de diciembre 1890. “En la Navidad de 1890, los miembros de la Newtonkai, o Asociación de Newton, se reunieron por primera vez en el Laboratorio de Física de la Universidad Imperial, para hablar y distribuir obsequios“, relata el artículo.

Nadie presidía la reunión. El objeto de culto era un cuadro de Newton colgado en el salón y cada profesor asistente daba un pequeño discurso. El acontecimiento resultaba tan particular que el redactor del artículo consideraba que ese tipo de cosas solo sucedían en el imperio del sol naciente: “Sólo a los japoneses que adoran a los héroes se les ha ocurrido así honrar la memoria del mayor sabio matemático de todos los tiempos“.

Le recomendamos: Cómo hacer más llevadera la Navidad para quienes padecen enfermedades mentales

También el autor desconocido decía que soñar con celebración de la Newtonmas fuera de la isla era imposible “a menos que Japón influya en el instinto de adoración de héroes de los occidentales tan profundamente como ha influido en su gusto estético“. Sin embargo, luego de más de un siglo de haber surgido esta simpática secta, los ateos del mundo se congregan para conmemorar el nacimiento del físico y científico que revolucionó la ciencia.

Parece curioso que esta conmoración, que año a año hace algunos ateos, tenga como ícono de culto a un científico protestante apocalíptico y amante de la alquimia y no a una persona como el filósofo Baruch Spinoza, quién sentó las bases del ateísmo moderno. Es seguro que la fecha de nacimiento de Newton explica por qué los ateos lo escogieron como objeto de culto Para hacerle contrapeso a la Navidad es mas poderoso él símbolo de alguien que nació en la misma fecha en la que se celebra el natalicio de Jesús, que el de Spinoza que nació el 24 de noviembre de 1632.

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio