¿Qué está pasando en la Franja de Gaza?

Las hostilidades entre israelíes y palestinos alcanzaron unas cotas de violencia que no se veían desde 2014.

Las razones de la tensión

En medio del mes santo del Ramadan, el gobierno israelí estableció un límite de 10.000 personas en la Explanada de las Mezquitas, el tercer lugar santo del islam y el más sagrado del judaísmo, situado en la parte de la Ciudad Santa que Israel se anexionó y que ocupa ilegalmente, según la ONU.

El lugar es sumamente sensible tanto para musulmanes como judíos. Pero, como consecuencia de las restricciones tomadas por el gobierno israelí, miles de musulmanes no pudieron entrar, una acción condenada por israelíes moderados y palestinos.

Puede leer: Sigue el asedio: Israel da luz verde a nuevos ataques contra la Franja de Gaza

El hecho coincidió con la amenaza de desalojar familias palestinas del distrito de Sheikh Jarrah, en donde grupos judíos han reclamado a la Corte Suprema la propiedad sobre ese lugar, al este de Jerusalén. La amenazada ha sido rechazada por la Unión Europea y la ONU, pero las reformas más ortodoxas cada vez cobran más fuerza en Israel.

El 8 de mayo, el día más santo del Ramadan, miles de musulmanes se reunieron en la Explanada, cuyo recinto bordea el Muro de las Lamentaciones, donde rezan los judíos. La policía bloqueó las caravanas de musulmanes, generando disturbios en el barrio Sheikh Jarrah. Y el diez de mayo, la policía israelí usó gases y granadas de estruendo contra los musulmanes. Todos estos asuntos sumaron, en definitiva, la irritación de los grupos palestinos.

Fuego en la Franja de Gaza

Los enfrentamientos entre Israel y Hamás empezaron el lunes, tras semanas de tensiones entre israelíes y palestinos tras el choque en la Explanada de las Mezquitas.

Portavoces militares israelíes dijeron que han bombardeado Gaza más de 600 veces desde el lunes y desde la Franja los movimientos armados palestinos han lanzado más de 1.600 cohetes en dirección a Israel. 

La fuerza aérea israelí atacó posiciones de Hamás en la Franja de Gaza, enclave palestino con dos millones de habitantes bajo bloqueo israelí, entre ellas los locales relacionados con operaciones de “contraespionaje” de Hamás y la residencia de Iyad Tayeb, un comandante del movimiento.

Las tensiones en Jerusalén, y la intención de desalojar familias musulmanas en Israel, desataron la violencia entre israelíes y palestinos.

Según Hamás, el ejército también bombardeó tres edificios, incluyendo bloques de viviendas y locales de medios de comunicación.

La virulencia de las hostilidades entre Israel y los grupos armados de Gaza ha alcanzado sus peores niveles en siete años..

El miércoles por la noche, grupos de extrema derecha israelíes bajaron a las calles de todo el país, enfrentándose con las fuerzas de seguridad y con árabes israelíes. En varias ciudades mixtas se registraron choques e intercambios de disparos, según la policía.

Según Rosenfeld, unos mil efectivos de la guardia fronteriza fueron desplegados para frenar la violencia, y más de 400 personas fueron detenidas.

El saldo de la violencia

El número total de palestinos fallecidos en los bombardeos israelíes en los últimos días en Gaza ya llega a 100 muertos, según los últimos reportes del ministerio de Salud de la Franja, gobernada por el movimiento islamista Hamás. Entre los fallecidos hay 17 niños y además se contabilizan 487 personas heridas, según las mismas fuentes.

Por su parte, siete personas, entre ellas un menor de edad, han muerto en Israel tras el masivo lanzamiento de cohetes por parte de Hamás, según funcionarios médicos en terreno.

Puede leer: Mientras Estados Unidos retira sus tropas, Afganistán vive la peor ola de terrorismo en años

En cuanto a la reacción internacional, Estados Unidos anunció el envío de un emisario a Israel y a los Territorios Palestinos para reclamar de nuevo una “desescalada” de la violencia, en tanto Moscú pidió una reunión de urgencia del Cuarteto para Oriente Medio, que agrupa a Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y la ONU.

Ante el recrudecimiento de la violencia, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunirá de nuevo el viernes, por tercera vez en la semana.

No obstante, durante las dos primeras videoconferencias, Estados Unidos se opuso a una declaración conjunta para detener los enfrentamientos, al considerarla “contraproducente” de momento, según diplomáticos.

1 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio