Regular armas de fogueo: el debate se dispara tras la violencia en Cali

La Policía Nacional anunció que ya investiga el caso de civiles que el viernes pasado, en el barrio Ciudad Jardín, de Cali, estaban disparando a la vista de uniformados que, presuntamente, no hicieron nada para detenerlos.

Este hecho dejó tres personas heridas y se estudia si recibieron impactos de armas de fogueo o traumáticas, cuya venta no tiene las mismas restricciones que las de fuego. Incluso, se pueden adquirir fácilmente en páginas de venta en línea que ofrecen entregas a domicilio para el mismo día, como pudo comprobar Diario Criterio.

El debate por las armas de fogueo 

Lo sucedido en Ciudad Jardín, que quedó registrado en videos y fotos, abre de nuevo el debate sobre si es necesario regular e incluso prohibir de las armas de fogueo. Rafael Guarín, consejero presidencial para la seguridad nacional, dice que “es indispensable” regularlas. Por esa razón, le ha pedido al Ministerio de Defensa que considere a las armas traumáticas como armas de fuego y, en consecuencia “se prohíba su libre venta y comercialización“.

En efecto, el decreto que fija las normas sobre el porte de armas, municiones y explosivos (2535 de 1993) define a las de fuego como “las que emplean como agente impulsor del proyectil la fuerza creada por la expansión de los gases producidos por la combustión de una sustancia química”. Para Guarín, esa definición se ajusta a las traumáticas.

Las armas de fuego y las armas traumáticas son similares en sus características físicas. Además, el funcionamiento físico y químico de ambas emplean el mismo principio, el cual consta de la combustión de una sustancia química para expulsar el proyectil”, dijo Guarín en Twitter.

Al respecto, Alberto Sánchez, experto en seguridad ciudadana, asuntos estratégicos, crimen organizado y reducción de violencia, le dijo a Diario Criterio que la regulación actual, que se deriva del decreto mencionado, está “en mora de ser actualizada” porque no brinda los elementos necesarios “para hacer un control de ese tipo de mercancías”. Sánchez las denomina mercancías porque asegura que en la normatividad existente las armas de fogueo ni siquiera se consideran armas

Puede leer: Uribismo pide declarar estado de conmoción interior ¿Es posible?

“Que sean menos letales que una bala no las hace menos peligrosas”

La fabricación del proyectil, explica Sánchez, puede variar. Algunos son de goma, otros de plástico. Sin embargo, para él, lo importante es que estas “pueden generar daños permanentes”, aunque se considera que tienen un bajo nivel de riesgo. 

Por citar algunos casos, en marzo de este año una adolescente de 17 años murió en Santa Marta tras recibir un disparo con arma traumática. En abril, un hombre murió tras resultar herido con un arma traumática cuando trató de impedir que lo robaran. El año pasado, en Cali, el actor Mauricio Bastidas fue atacado por delincuentes en moto que le dispararon con un arma de fogueo, lo que le causó una fractura maxilofacial.

Según las cifras de la Secretaría de Seguridad de Bogotá, en 2019 se cometieron 139 delitos en los que se utilizaron este tipo de armas, mientras que en 2020 se registraron 116 casos.

“Que sean menos letales que una bala de verdad no quita que sean peligrosas si se utilizan de manera indiscriminada, como lo hemos visto en los últimos días”, afirma el experto.

El problema, para Sánchez, no se limita al tipo de armas que se ven en los videos difundidos por redes sociales el 9 de mayo, cuando civiles armados bloquearon el paso de indígenas en Cali, o el viernes pasado, sino que se suman elementos como el taser, “de los que no hay claridad sobre el alcance normativo para restringir la venta” y que también son peligrosos. 

Puede leer: Asistencia militar, ¿un paso previo a la conmoción interior?

Por su parte, el consejero presidencial recordó que la política de Convivencia y Seguridad Ciudadana ordena “el desarme general”, con el fin de garantizar el monopolio de las armas en cabeza del Estado y el principio de exclusividad del uso de la fuerza, cumpliendo así con la Constitución.

“La reglamentación a través de decreto debe no solo prohibir la libre venta y comercialización de las armas traumáticas, sino también su porte y tenencia”, manifestó Guarín.

Frente a estas declaraciones, Sánchez asegura que es una propuesta viable a corto plazo, pues a largo plazo se hace necesario actualizar por completo el decreto “para tener un mejor marco normativo que también les permita actuar a las ciudades”, ya que actualmente todo depende del  Ministerio de Defensa. 

El experto asegura que, así como es necesario avanzar en la regulación de las armas que actualmente usa el Esmad y la descripción de los procedimientos que puede realizar la Policía, también debe estar sobre la mesa el debate de qué armas de letalidad reducida pueden usar los ciudadanos. De lo contrario, es probable que se sigan repitiendo casos como los antes mencionados. 

Puede leer: Abuso policial durante protestas abre de nuevo el debate de quién los debe investigar

La mejor salida, para Sánchez, es que los proyectos que se han presentado en el Congreso se articulen para lograr la reformulación del decreto ley.

3 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio