Vuelven las restricciones: variante Delta obliga a tomar medidas en todo el mundo

La variante Delta del coronavirus está provocando una expansión o reimposición de restricciones en países como Rusia, Tailandia, Malasia, Australia e Israel. Las decisiones se toman para contener nuevos brotes de la variante más contagiosa hasta el momento.

En el horizonte, los países que vuelven a la normalidad en Europa, a los que se suma, entre otros, Estados Unidos, corren una carrera contrarreloj con sus sistemas de vacunación para no correr la misma suerte.

Puede leer: Qué ha hecho realmente Biden para borrar el ‘legado’ de Trump

La pandemia deja ya casi 4 millones de fallecidos en el mundo y casi 181 millones de contagiados. Mientras tanto, las campañas de vacunación están permitiendo reducir el número de infecciones, especialmente en países desarrollados.

Esta mejora se ve amenazada por la expansión de la variante Delta, considerada la más contagiosa de las detectadas hasta ahora y presente en al menos 85 países, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Rusia, de nuevo con restricciones

Esta cepa detectada inicialmente en India está causando la tercera ola que asola desde mediados de junio a Rusia, el sexto país con más muertes por covid-19 tras Estados Unidos, Brasil, India, México y Perú.

Moscú registró en las últimas 24 horas 144 decesos por esta enfermedad, el balance más mortífero en una urbe rusa. El sábado, la segunda ciudad del país, San Petersburgo, había batido el récord con 107 muertes.

Los efectos de esta variante, especialmente contagiosa entre personas no inmunizadas, hacen redoblar los esfuerzos de las autoridades rusas para convencer a sus escépticos ciudadanos de vacunarse. 

El gobierno de Vladímir Putin impuso nuevas restricciones en las principales ciudades de Rusia. Foto: Sergei Ilyin / Sputnik / AFP

“Para frenar la pandemia se necesita una cosa: vacunaciones rápidas y a gran escala. Nadie ha inventado otra solución”, aseguró el sábado el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin.

Por eso, el Gobierno ruso impuso nuevas restricciones para detener el furioso avance del coronavirus.

Tanto Moscú, con 124 decesos en las últimas horas, como San Petersburgo, con 110, superaron este lunes sus respectivas marcas diarias de fallecidos por el covid que habían alcanzado durante el fin de semana (114 y 107 respectivamente).

Situación crítica para el Kremlin

Impactada por la llegada de la variante Delta, Rusia sufre una aceleración de la pandemia desde hace semanas. Con casi 134.000 fallecidos y más de 5,4 millones de contagios según el balance oficial, es el país europeo más enlutado. La agencia de estadísticas Rosstat, por su parte, contabiliza 270.000 muertos hasta fines de abril.

La capital es epicentro de esta nueva ola: alrededor de 2.000 personas son hospitalizadas a diario por covid-19 y casi el 75 % de sus camas disponibles están ocupadas, según explicó su alcalde Serguéi Sobianin.

Puede leer: Guerra con China, desplomes y huella ambiental: la mala hora del bitcóin

Esto a pesar de la aplicación progresiva de medidas restrictivas, como la vuelta al teletrabajo obligatorio para una parte de la población, la vacunación obligatoria para empleados del sector de servicios o la creación de un pase sanitario para ir a restaurantes a partir del lunes.

Pero un confinamiento general, como el que se aplicó a inicios de 2020, no está contemplado actualmente en esta ciudad de 12 millones de habitantes.

Esta ola en Rusia coincide con la celebración de la Eurocopa de fútbol, que tiene en San Petersburgo una de sus sedes. El viernes se disputa el último partido previsto allí, un cruce de cuartos de final, que en principio se mantiene pese al récord de contagios, indicaron sus organizadores.

Sudáfrica: nuevas medidas

La variante Delta, identificada por primera vez en India, es más contagiosa y está presente en al menos 85 países, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), desatando temores de nuevas olas pandémicas pese a las campañas de vacunación.

La variante obligó a algunos países a revisar sus estrategias, con medidas reforzadas o el aplazamiento del levantamiento de restricciones.

En Sudáfrica, el presidente Cyril Ramaphosa anunció este domingo nuevas medidas en el país, el más afectado de África, que registra 1,9 millones de contagios y 59.500 muertes.

“Nos enfrentamos a una ola devastadora y todo indica que será peor que las anteriores”, alertó el presidente, al anunciar la prohibición de todas las reuniones, tanto en lugares cerrados como al aire libre, con excepción de entierros, que tendrán un límite de 50 asistentes.

La venta de alcohol también fue prohibida, el toque de queda se extendió una hora y las escuelas estarán cerradas de lunes a viernes.

Millones confinados en Australia

El aumento de los contagios de coronavirus en diferentes ciudades de Australia obligó a las autoridades a imponer nuestras restricciones en algunas regiones de esta inmensa isla.

Australia había hasta ahora controlado bien la propagación del covid-19, pero vive ahora un aumento del número de personas infectadas, sobre todo en cuatro grandes ciudades: Brisbane, Darwin, Sídney y Perth. 

Puede leer: Normas homófobas del gobierno de Hungría desatan rechazo de la Unión Europea y el mundo del fútbol

En las cuatro se registraron casos de la variante Delta del coronavirus, aparecida por primera vez en India y muy contagiosa.

El virus se propagó debido a fallos en las cuarentenas de unas 40 personas procedentes del extranjero, que extendieron el patógeno.

El foco más importante se registra en Sídney en este momento. El origen sería un conductor que trabaja para las tripulaciones de aerolíneas, que dio positivo a mediados de junio. Los habitantes de la ciudad más poblada de Australia iniciaron el domingo un confinamiento de dos semanas.

Alerta en todo el país

El confinamiento de 48 horas de la ciudad de Darwin y su periferia, en el norte, fue prolongado este lunes hasta el viernes ya que el número de contagios vinculados a una mina de oro aislada pasó a siete.

“El riesgo aumentó en las últimas 24 horas. Ahora entramos en un periodo extremadamente crítico. Tenemos que seguir confinados el tiempo de cercar el virus”, declaró el responsable del gobierno en la región norte de Australia, Michael Gunner. 

Moscú sufre una escalada de casos por cuenta de la variante Delta. Foto: Dimitar Dilkoff / AFP

Las autoridades también instaron a la población aborigen, que sería más vulnerable al virus, a no viajar a Darwin. En las ciudades de Perth y Brisbane también se reforzaron las medidas de restricción el lunes. 

En Brisbane y sus alrededores, el uso de mascarilla es obligatorio y se ha limitado el número de personas que pueden reunirse.

Desde el inicio de la pandemia, Australia contabiliza cerca de 30.000 casos de covid-19 y 910 decesos, en una población de 25 millones de personas.

Alerta en Sídney, la capital

La variante Delta está provocando nuevos brotes en países del sureste asiático y en Australia, que parecía haber dejado atrás la pandemia con su política de cierre de fronteras y máxima prevención ante el virus.

Más de 5 millones de residentes de Sídney empezaban este domingo dos semanas de estricto confinamiento tras la detección de más de 110 casos de covid-19 vinculados a la tripulación de un vuelo internacional.

Restaurantes, bares y cafés cerraron y los ciudadanos fueron llamados a quedarse en casa, lo que dejó el centro de la ciudad prácticamente desierto.

Sureste asiático, bajo precaución

Medidas similares se tomaron en países del sureste asiático, también expuestos a esta cepa que causó desolación entre abril y mayo en India.

Puede leer: Condena ejemplar: la sentencia que recibió Dereck Chauvin por el asesinato de George Floyd

Tailandia reinstauró restricciones en el sector de restaurantes, la construcción y las reuniones en su capital Bangkok, mientras el gobierno de la vecina Malasia anunció la prórroga del confinamiento decretado hace un mes.

En esa misma zona, Bangladés empezó un severo confinamiento para evitar “una situación parecida a la de India”, con la que comparten frontera. Así lo anunció el portavoz del Ministerio de Salud, Robed Amin.

*Con información de AFP

6 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio