Proceso contra Richard Aguilar seguirá en la Corte Suprema de Justicia

Richard Aguilar se enfrenta a una investigación por presuntas irregularidades en contratos cuando fue gobernador de Santander. Fue capturado en julio y en octubre su defensa solicitó la nulidad del proceso ante la Corte Suprema de Justicia.

El caso que se adelanta contra Richard Aguilar Villa, exgobernador de Santander y exsenador, seguirá su curso en la Corte Suprema de Justicia. La decisión fue ratificada este lunes, luego de que el alto tribunal negara el pedido de nulidad del proceso, presentado por el abogado del excongresista, Iván Cancino, el pasado 27 de octubre durante la audiencia de acusación.

Aguilar Villa fue detenido en julio pasado por orden de la Corte Suprema de Justicia, “como presunto determinador de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, autor de interés indebido en la celebración de contratos y coautor de concierto para delinquir agravado y peculado por apropiación a favor propio y de terceros”.

Le puede interesar: Parapolítica, lavado de activos y contratos irregulares: los líos del clan Aguilar
Corte Suprema de Justicia niega nulidad a Richard Aguilar
Corte Suprema de Justicia niega nulidad a Richard Aguilar

Después de ser detenido, Aguilar Villa renunció a su curul de senador con el aparente propósito de que su caso pasara a la Fiscalía General de la Nación. Sin embargo, en la decisión de este lunes, la Corte Suprema de Justicia indicó que eso no podría aplicarse al exgobernador: “(…) como bien refieren la Fiscalía, la víctima y el Ministerio Público, no puede admitirse una especie de nulidad sobreviniente que partiría, no de vulneración alguna a garantías ni de la ilegalidad de lo actuado, sino de la libre voluntad del señor Aguilar Villa que ejerció su derecho de escoger el procedimiento de la Ley 906 de 2004″.

Así las cosas, el proceso contra Richard Aguilar continuará con la acusación por parte de la Fiscalía y será la Corte Suprema la que se encargará del juzgamiento.

Las presuntas irregularidades en las que habría incurrido el exgobernador están relacionadas con contratos en el Estadio en la Villa Olímpica de Bucaramanga (2015), obras de mejoramiento en la carretera San Gil–Charalá (2014) y en el corredor vial Agroforestal y Energético (2014), así como labores de mejoramiento en la vía Bucaramanga–Floridablanca (2014), indica la Corte Suprema de Justicia.

También puede leer: Los líos del clan Aguilar golpean la confianza en la Gobernación de Santander

Por este escándalo también renunció Edwin Ballesteros, representante a la Cámara del Centro Democrático por Santander. Además, la Procuraduría General abrió investigación contra el actual gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado –hermano de Richard Aguilar–, pues documentos claves del proceso habrían desaparecido.

En el caso de las irregularidades contractuales que se sigue en contra de Aguilar Villa, los dos testigos claves son la exsecretaria de Infraestructura de Santander Claudia Yaneth Toledo, y su esposo, Lenin Darío Pardo, quien fue contratista de la Gobernación de Santander. Ambos firmaron un principio de oportunidad con la Fiscalía que les permitirá reducir su pena, siempre y cuando brinden información y pruebas que permitan avanzar en la investigación.

El caso de Richard Aguilar ha levantado una estela de críticas en varios sectores santandereanos y, especialmente, al hablar de la familia Aguilar, que ha tenido tres gobernadores en Santander y que de varias formas han terminado enredados con la justicia. Algo que podría empatar al clan con miras a las elecciones parlamentarias del año próximo, en las que aspiran custodiar una curul.

Le puede interesar: De nuevo niegan libertad condicional al exgobernador Hugo Aguilar

0 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio